Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Del azul al cielo (••)
Por Sam Colop - Guatemala, 3 de septiembre de 2005

Las personas que presentan su testimonio no son actores, sino víctimas de la guerra.

Hace unos días tuve la oportunidad de ver de nuevo y comentar la película Del azul al cielo, en Sophos de la zona 10. En esa ocasión participaron la joven actriz Enma Apén Sanic, así como las productoras del filme.

El diálogo posterior fue muy instructivo porque allí nos enteramos que las personas que presentan su testimonio en la película no son actores, sino víctimas de la guerra. La misma actriz, que aparece como huérfana y busca conocer la verdad sobre su madre, en la vida real perdió a su padre cuando era muy niña.

Al volver a ver la película, me percaté mejor de la historia paralela, es decir, la historia de dolor y muerte que sufrieron los habitantes del municipio de Comalapa. Esto se destaca en la verdad que poco a poco va descubriendo la protagonista. Se la cuentan las sobrevivientes y la anciana que le enseña a tejer.

Sin ser experto en la materia, reitero lo dicho la primera vez y aunque la película es corta, está muy bien lograda. La musicalización por parte de Paulo Alvarado va con el ritmo de la historia.

Las y los actores hicieron un excelente trabajo.

Con relación al uso del idioma kaqchikel, me emocionó nuevamente escucharlo en voz de las protagonistas, aun y cuando es obvio que el guión fue escrito en español y traducido al kaqchikel.

Sin embargo, cuando la pintora sueña y llama a su mamá: nute’, nute’ (mamá, mamá), quien le contesta: takanuj ri tzij wal, takanuj (busca la verdad hija mía, búscala), expresa una manera del discurso ceremonial maya.

Luego, cuando se desarrolla el diálogo entre anciana y pintora, el discurso es fluido, hablan con toda normalidad que casi hace innecesario los subtítulos; aunque por supuesto, para los que no entienden ese idioma, la traducción es importante.

Como dije antes, esta es una de las películas donde creo que por primera se escucha un idioma maya hablado por mayas. Felicito nuevamente a los productores Del azul al cielo, por dejar escuchar el idioma kaqchikel.

Lo único que lamento, como se lo comenté a Ana Carlos, es que la verdad que la protagonista busca talvez no queda muy claro para los que no conocen Comalapa, y ojalá me equivoque.

Ella lleva flores y va camino al cementerio donde probablemente reposan los restos de la madre desaparecida.

Por último, comparto con mis lectores la broma que hice en esa ocasión en Sophos: Quisiera creer que Mel Gibson leyó mi primer comentario sobre esta película y ha decidido dirigir otra donde también se escuche un idioma maya.

KIKOTEMAL CHUXO’L RI BISOBAL. E ka’ib lo uk’utunik ri tixbachin wachibal ri’. Ri nabe are uk’aslemal jun ali ajtz’ib chi wakamik kabix chike, ajtz’aj. Ri jun chik, are ri kamisanik xban pa Chixot.

Fuente: www.prensalibre.com - 310805


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.