Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La protesta de Toto
Por Sam Colop - Guatemala, 10 de septiembre de 2005

Una manifestante dijo: “Nos dicen envueltitas, como si también tuviéramos amarrado el cerebro”.

Si algún departamento tiene una organización comunitaria fuerte, es seguramente Totonicapán.

El departamento literalmente se ha levantado en contra de la iniciativa de ley que regularía el uso del agua. Como siempre, el Estado “shute”, “metiche”, se entromete en asuntos comunitarios sin averiguar antes, cómo los pueblos indígenas manejan sus recursos hídricos.

El Estado no sólo no ayuda, sino llega a estorbar en estos casos. Al tema del agua, se agregan los impuestos, el proyecto de concesiones y la explotación minera.

Las manifestaciones del martes y de ayer viernes en Cuatro Caminos y la cabecera departamental fueron multitudinarias. La de ayer, incluso, abarcó varios kilómetros lo que indica que la asistencia fue extraordinaria.

Con desinformación se ha dicho que los manifestantes fueron representantes de los 48 cantones de Toto, pero la realidad es que fue todo el departamento el que se ha levantado. A ellos se unieron mis wachalales de Cantel y Zunil que bloquearon la salida a la Costa Sur.

Y es que la diputada capitalina que promueve esa iniciativa de ley, no entiende cómo se administran esos recursos y con típica visión ladina, pretende imponer reglas que vulneran la autoridad local.

No sabe que los habitantes de aquellos lugares pagan una cuota mensual o anual a las municipalidades y en su caso a los Comités locales que a su vez son fiscalizados por los mismos usuarios. Muy aparte, fueron los hechos delictivos cometidos el miércoles en Momostenango y esto tiene relación con el alcalde municipal.

Para bien o para mal, esta es la única manera que los pueblos tienen para demostrar su inconformidad ante las políticas mercantilistas de este gobierno que está más interesado en beneficiar a sus socios comerciales.

Otro asunto de esta manifestación es que varias mujeres tomaron la palabra y al igual que los varones se expresaron en k'iche' y en español. Se hizo ver que si los ladinos no entienden lo que ocurre en el país es por su desidia para aprender algún idioma maya.

Que esas manifestaciones violan el derecho de libre locomoción de otros, de plano. Pero a la larga, la mayoría se beneficia porque no debe dejarse que una partida de diputados ineptos y prejuiciosos, decidan sobre la vida de los demás.

Y hablando de prejuicios, ayer un columnista ladino con aspiración presidencial, escribió que los manifestantes fueron manipulados. ¿Cómo lo sabe? ¿él es acaso parte de ese negocio para fundamentar lo escrito? Para él cae muy bien lo dicho por una de las mujeres de Chuwi Meq'ena' que expresó y mejor lo traduzco de una vez: “nos dicen envueltitas, como si también tuviéramos amarrado el cerebro”.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.