Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

País del asombro
Por Sam Colop - Guatemala,19 de noviembre de 2005

Queda demostrado que tiene que ser en un tribunal extranjero donde se ventilen ciertos delitos.

La semana pasada escribí un texto titulado “País del desánimo” en referencia a que vamos de mal en peor y que los políticos son una maldición que andan más ocupados en negocios personales y partidarios antes que velar por el bienestar de los ciudadanos.

El miércoles, en otro artículo hablé sobre la necesidad que la justicia extranjera actúe en los delitos que aquí no se persiguen. Sin embargo, ahora debo agregar que este país también es del asombro porque no hay día que un nuevo escándalo se descubra. Un locutor, en su programa matinal de radio, dijo el jueves pasado que este es un paraíso periodístico porque los medios siempre tienen de qué informar y comentar.

Si hace pocos días el nombre de Guatemala sonaba en el extranjero, era por la noticia sobre kaibiles o ex kaibiles capturados en México que trabajaban para el narcotráfico. Ahora lo es la captura de tres jefes del Saia en Estados Unidos. Para realizar esas capturas las autoridades estadounidenses contaron con el apoyo del ministerio de Gobernación.

Si bien a los capturados les fue tendida una trampa haciéndoles creer que iban a un curso de capacitación, también implica un reconocimiento gubernamental a la debilidad de las leyes guatemaltecas para procesarlos aquí. Lo más seguro es que sólo hubieran sido destituidos.

Así que tiene que ser un tribunal extranjero el indicado para este tipo de delitos porque según lo dicho por el ministro de Gobernación, la figura por la cual van a ser enjuiciados no está tipificado en la legislación guatemalteca.

El genocidio, sí lo está; pero como siempre, es más escandaloso robar que matar en masa. Así que si para lo que todavía no es figura delictiva en el país, se acepta la jurisdicción de un tribunal extranjero ¿por qué no aceptarlo en lo que constituye un delito de lesa humanidad?

Por aparte y conforme a información de elPeriódico (18/11/05), también se señala ahora que la remoción del ministro de la Defensa no fue por falta de colaboración en la seguridad perimetral de El Infiernito, sino otro tipo de negocios donde aparece un acusado de narcotráfico.

Esto por supuesto no ha sido aclarado por Berger quien mejor buscó una excusa antes que destapar otro escándalo que pudiera embarrar de nuevo al Ejército. Así que como hemos perdido la capacidad de asombro ante los hechos delictivos, las autoridades del país se encargan, algunas veces, de recordárnoslo.

MAJ NE LO CHIK RI QAKAJMAJ. Man kape ta qoyowal aretaq keyoq’ik, kekamisax ajtinamital winaq. Ri qachalal man kikajmaj ta ne ri itzelal banom chi ke kinan kitat; xaq kok’ow qak’aslemal chi qawach, necher man qach’ojij, man qacha’ ta utzilal. Jas kabix pa kaxlan tzij, wene’ maj qakik’el chik.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.