Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El racismo de Monsanto
Por Enrique Sam Colop - Guatemala, 5 de septiembre de 2007

Qué bueno que el objetivo no es un gobierno por él dirigido, porque si no, estaríamos condenados al fracaso.

Por un lado es bueno que la “fiesta” electoral, y en ciertos lugares “batalla campal”, está por terminar, pero es una lástima, porque usando a la inversa una expresión guatemalteca, a varios candidatos les ha salido lo ladino, y sirve para conocerlos mejor.

En este caso, me refiero a Pablo Monsanto, de quien ya conté que estando en un municipio de Xela preguntó con qué lo iban a seguir engordando, y los wachalales lo mandaron a... No, no se piense mal, porque ese individuo terminó comiendo en un conocido restaurante de Xela.

En la entrevista publicada el domingo recién pasado en elPeriódico, dijo que Rigoberta Menchú llegó a ser premio Nobel porque él y Rodrigo Asturias la propusieron, y lo más descarado es que sus socios esperaban obtener financiamiento de aquel premio.

¡Simple negocio, pues! Lo otro es que Monsanto dijo: “Es que hablando en general, a todos los indígenas les brota el resentimiento contra el ladino... Es una característica que también tiene Rigoberto Quemé; todos ellos”.

¡Bueno! A mí también me sale ese supuesto resentimiento, como a Monsanto, que sólo le faltó decir que Nineth Montenegro es una “india” resentida y fundamentalista. El resentido es él, porque Rigoberto Quemé no se dejó mangonear, como hizo con los que llevó a la muerte mientras era comandante de las FAR.

En una aberración histórica, Monsanto asegura que gracias a ellos ahora hay más de 250 ONG mayas. ¡Aleluya, hermanos!, como dirían sus socios del Patriota y del FRG. Yo no sabía que el brazo de la guerrilla por él comandado tuvo la capacidad de organizar wachalales que provocaron los “motines de indios”, como escribió Severo Martínez, los que se opusieron a Justo Rufino Barrios, los que echaron al Ejército en Cantel, etcétera.

El racista Monsanto dijo que los indígenas en Guatemala “no saben lo que quieren”, y cita a un fallecido. Esto ya suena a lo escrito por el padre del también fallecido Gaspar. Si esto fuera así, la guerrilla no habría fracasado y tampoco habrían surgido voces disidentes que dieron origen a otros grupos dentro de la guerrilla, mayas y ladinos incluidos.

Para colmo, dice que “ellos -los indígenas en su vocabulario desfasado- tienen que tener objetivos claros”. Qué bueno que ese objetivo no sea un gobierno por él dirigido, porque si no, los wachalales estaríamos condenados al fracaso. Por falta de espacio y antes de que Félix venga, dejo aquí el tema, no sin antes decir que mi voto va a ir por la mazorca, o como diría un amigo: en mi pueblo, voy a votar por el comité cívico; para diputados, por EG, y para presidente, por Miguel Ángel Sandoval.

WACHALALIB: k’ixibal ba lo we kitzaq itzij chi rij ri ajmich’ol, ajyoq’onel, ajk’axtokinel, Pablo Monsanto. Nimalaj itzelal kibanom ri ujunamital, a Ríos Montt ruk’ ri a Pérez Molina che qatzaqik jumul chik.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.