Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Negociaciones con UE empiezan a esclarecerse
Por Stephen F. Jackson - Guatemala, 20 de julio de 2007

• Pláticas formales para un Acuerdo de Asociación entre CA y la UE comenzarán entre septiembre y octubre

• Promotores del Acuerdo dicen que impulsará estabilidad, progreso y desarrollo económico

• Oxfam: el Acuerdo amenaza con negar a la región una posición favorable en la economía mundial

Otro paso será tomado hacia el camino de una larga propuesta, y acuerdo final que incrementará la cooperación entre la Unión Europea (UE) y Centroamérica (CA). El nuevo impulso es un acuerdo comprehensivo que cubre un gran espectro de las relaciones multifacéticas entre Europa y Centroamérica. Los objetivos incluyen mejoramiento en diálogos políticos entre las dos regiones, un incremento y mejoramiento en varias áreas de cooperación, y una realización de los vínculos económicos bi-regionales, incluyendo intercambio e inversiones. La Comisión Europea recientemente aprobó un paquete de ayuda de aproximadamente 840 millones de euros para los años de 2007 a 2013 para ayudar a Centroamérica a enfrentar sus desafíos más importantes.

NEGOCIACIONES INMINENTES. « El comienzo de las negociaciones entre septiembre y octubre marca un paso muy decisivo en relaciones benéficas entre Europa y Centroamérica,» dijo Benita Ferrero-Waldner, Comisionada Europea de Relaciones Exteriores a finales de junio en una conferencia en Bruselas.

Ferrero-Waldner agregó que «la cooperación Europea con Centroamérica es solamente una de las maneras en la que la Comisión Europea está ayudando a los países de región a combatir el doble desafió de integración regional y cohesión social. Para llegar a este objetivo, hemos adoptado nuevas estrategias de cooperación que incrementan la ayuda a la región un 25% más que en el pasado. Esto es un símbolo poderoso de nuestra solidaridad con Centroamérica. »

La primera ronda a finales de año está preparada para incluir a El Salvador, Guatemala, Honduras, y Nicaragua. En una cumbre regional en Belice, Tony Saca, presidente de El Salvador, dijo que Panamá y Costa Rica podrían participar en las pláticas en una fecha futura.

Saca dijo que la inclusión de estos dos países es contingente en que Panamá tome parte en el Sistema de Integración Centro Americano (SICA), y que Costa Rica ratifica el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y EEUU (DR-CAFTA).

Manuel Zelaya, presidente de Honduras, añadió que Centroamérica está contando con que Europa asigne nuevas tarifas al banano, forzando que el bloque de 27 naciones cambie a un sistema que ofrece condiciones de preferencia a productores de banano a países africanos y del Caribe, primordialmente viejas colonias británicas y francesas.

La UE es el segundo socio de intercambio comercial e inversión más importante para los países centroamericanos y sub-regiones después de los EEUU. El 12% del comercio de Centroamérica es llevado a cabo con la UE y el 46% es con los EEUU .

Las importaciones y exportaciones entre Centroamérica y la UE representan el 0.4% de las exportaciones totales de la UE . Las exportaciones de Centroamérica son productos agrícolas principalmente, y las importaciones de la UE son productos industriales primordialmente. La inversión extranjera directa de la UE en Centroamérica se ha incrementado en los últimos 12 años.

PROS Y CONTRAS. Personas a favor del Tratado lo ven como una clave para promover estabilidad, progreso, y desarrollo económico en Centroamérica para beneficio de todos sus ciudadanos.

El Tratado de intercambio comercial está propuesto para ayudar a Centroamérica a posicionarse en la economía mundial al desarrollarse en economías más estables y más grandes, las cuales se encuentran en la situación de atraer más inversiones.

Por el contrario, los detractores del Tratado entre la UE y Centroamérica lo ven simplemente como otro ejemplo de cómo los Tratados entre países ricos y pobres para el intercambio comercial y de inversiones traen ventajas desproporcionadamente grandes para los países ricos, y raramente impulsan un desarrollo sostenible.

Un informe reciente de Oxfam destacó que « el sigiloso avance de los Tratados de comercio e inversiones entre países ricos y pobres amenaza con negar a los países en desarrollo una posición favorable en la economía mundial » (cuadro).

«Estos acuerdos, liderados por EEUU y la UE, imponen normas cuyo alcance compromete seriamente las políticas que los países en desarrollo necesitan para luchar contra la pobreza» , agrega el informe.

Los Tratados de Libre Comercio a menudo imponen una liberalización arancelaria acelerada, poniendo en peligro el medio de vida de los pequeños productores e impidiendo a los gobiernos el uso de políticas arancelarias para promover la producción...

«El efecto global de estos cambios en las reglas es el progresivo desmantelamiento de la gobernabilidad económica, transfiriendo poder de los gobiernos a las empresas multinacionales y privando a los países en desarrollo de las herramientas que necesitan para desarrollar sus economías y lograr una posición favorable en los mercados mundiales» , advierte el estudio.

Sin embargo, todo indica que el proceso de reforzamiento de integración regional va a seguir adelante.

DIFÍCIL PROCESO DE INTEGRACIÓN. El proceso de integración de Centroamérica ha sobrepasado un prolongado conflicto interno, desastres naturales, y fluctuaciones en el mercado de materias primas que recientemente han ganado protagonismo.

Los proponentes aseguran que el proceso de integración económica regional representa un gran reto y al mismo tiempo representa una obligación para el desarrollo de Centroamérica.

Aunque los fundamentos macro-económicos como presupuesto y cuentas corrientes de déficit y la inflación están globalmente bajo control, la debilidad general de los Estados centroamericanos, sus bajas cargas tributarias, y la falta de políticas estatales redistributivas han, con la única excepción de Costa Rica, tardado el desarrollo de la cohesión social.

Temas relacionados de seguridad también están levantando preocupaciones en Centroamérica. Aunque no es un gran productor de drogas, Centroamérica es una ruta de tránsito muy importante para la droga Suramericana que va a los EEUU y a Europa.

Centroamérica ha experimentado una creciente ola de tráficos ilegales y crimen violento. Pandillas juveniles conocidas como las «maras» están tomando fuerza en Honduras, El Salvador, y Guatemala. No serán completados ningún tipo de acuerdos económicos si no se solucionan estas inquietudes con soluciones viables.

« Francamente, yo creo que la batalla (para un acuerdo de intercambio entre la UE y CA) va a ser difícil ,» comentó el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. « La UE viene a la mesa a negociar más ‘duro' que los EEUU

El proceso de la integración de Centroamérica data desde 1951 cuando la Organización De Estados Centroamericanos (ODECA) fue establecida. Desde los años 60, la integración económica ha sido uno de los pilares principales del proceso de integración regional, y es considerado un requerimiento esencial para el desarrollo sostenible de la región.

Históricamente, la cooperación entre la UE y Centroamérica se ha concentrado en los derechos humanos y la democracia, desarrollo rural integrado, la prevención de desastres naturales y la reconstrucción, el desarrollo social, y la integración regional.

La lógica a fondo para un pacto entre la UE y Centroamérica es clara. En el momento que EEUU firmó el Tratado de Libre Comericio de Norte América (NAFTA), la UE lo siguió e hizo su propio acuerdo de intercambio bilateral con México. Ahora que los EEUU ha firmado el DR-CAFTA , aquí viene una propuesta de la UE para los mismos países latinoamericanos.

Nuestro futuro por la borda*

Los países ricos, liderados por EEUU y la UE , están poniendo un empeño sin precedentes en lograr Tratados de Libre Comercio regionales y bilaterales. Esto está ocurriendo lejos de la fanfarria de las cumbres mundiales y de la prensa internacional. Unos 25 países en desarrollo han firmado ya Tratados de Libre Comercio con países desarrollados, y más de 100 están embarcados en negociaciones. Cada semana se firman como media, dos acuerdos bilaterales de inversiones. Prácticamente ningún país, por pobre que sea, se ha quedado fuera.

Los países ricos están utilizando estos TLC y acuerdos sobre inversiones bilaterales y regionales para lograr concesiones que no son capaces de conseguir en la Organización Mundial del Comercio ( OMC ), donde los países en desarrollo pueden unirse y negociar unas reglas más favorables. La UE expresa su intención de utilizar los acuerdos bilaterales como “los peldaños hacia futuros acuerdos multilaterales”.

La UE sostiene que esta nueva generación de Tratados bilaterales y regionales es vital para que los países en desarrollo de África, Caribe y el Pacífico mantengan su acceso a los mercados europeos de una manera compatible con las normas de la OMC . También ha reiterado a los países pobres que no tiene intereses comerciales ‘ocultos' en las negociaciones y que habrá periodos de transición amplios para la aplicación de los acuerdos. Sin embargo, el alcance de las propuestas y la agresividad de los planteamientos parecen contradecir estas declaraciones.

El avance inexorable de estos Tratados sobre comercio e inversiones, negociados en gran medida a puerta cerrada, amenaza con socavar la promesa de que el comercio y la globalización servirían como motores para reducir la pobreza. En un mundo cada vez más globalizado, estos acuerdos buscan beneficiar a los exportadores y a las empresas de los países ricos a expensas de agricultores y trabajadores pobres, con graves consecuencias para el medio ambiente y el desarrollo.

Lo peor de los acuerdos es que privan a los países en desarrollo de su capacidad de dirigir la economía nacional y proteger a sus ciudadanos más pobres. Al ir más allá de las disposiciones negociadas a nivel multilateral, imponen reglas de mayor alcance y difícil marcha atrás que desmantelan de manera sistemática las políticas nacionales de promoción del desarrollo.

EEUU y la UE están imponiendo reglas sobre propiedad intelectual que reducen el acceso de las personas pobres a medicinas que les salvarían la vida, aumentan los precios de las semillas y de otros insumos agrícolas poniéndolos fuera del alcance de los pequeños productores, y dificultan el acceso de las empresas de los países en desarrollo a las nuevas tecnologías. Con el DR-CAFTA se espera que los precios de los productos agroquímicos se disparen.

Las reglas sobre liberalización de servicios contenidas en los TLC amenazan con dejar fuera de juego a las empresas locales, reducir la competitividad y aumentar el poder de monopolio de las grandes compañías. Cuando México liberalizó en 1993 los servicios financieros con antelación al NAFTA , en siete años el 85% del sistema bancario quedó en manos extranjeras, y los préstamos a las empresas mexicanas cayeron del 10% del PIB al 0.3%, dejando así a las personas pobres sin fuentes de crédito esenciales.

Para conseguir un cambio de dirección y poner el comercio y las inversiones al servicio del desarrollo, Oxfam Internacional sostiene que las reglas comerciales, sean multilaterales, regionales o bilaterales, deben:

• Reconocer el trato especial y diferenciado que requieren los países en desarrollo para promover su desarrollo.

• Permitir a los países en desarrollo adoptar legislaciones flexibles sobre propiedad intelectual que garanticen la primacía de la salud pública y de los medios de vida rurales, y protejan los conocimientos tradicionales y la biodiversidad.

• Excluir de los compromisos de liberalización los servicios públicos esenciales como la educación, la salud, el agua y el saneamiento.

• Reconocer el derecho de los gobiernos a regular la entrada de inversores extranjeros con el fin de promover el desarrollo y generar empleo de calidad, e incluir compromisos de aplicación de los estándares laborales básicos para todos los trabajadores y trabajadoras.

• Asegurar la existencia de mecanismos que permitan la participación plena en el proceso de negociación de todas las partes interesadas, con un total acceso público a la información, incluyendo los resultados de evaluaciones de impacto independientes.

* Resumen de un documento informativo de Oxfam, marzo de 2007

 

 

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.