Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La educación chatarra
Por Haroldo Shetemul - Guatemala, 10 de noviembre de 2004

La reciente evaluación de graduandos de diversificado vino a confirmar la bancarrota de la enseñanza en el país y debe servir como punto de partida para su revisión total.

EL RESULTADO DE LA reciente evaluación que efectuara el Ministerio de Educación a alumnos de diversificado vino a confirmar la debacle de la enseñanza en el país. De un total de 61 mil 157 estudiantes que se sometieron a los exámenes, el 83 por ciento lo perdió. Ese porcentaje evidencia la catástrofe, porque esos alumnos que reprobaron ahora ya obtuvieron su título de diversificado como si nada. Han salido a la calle contentos por haber concluido su educación media, se preparan para trabajar en su campo o ingresar a la universidad, con una preparación terrible. ¿Cuál puede ser su futuro?, probablemente el subempleo y el desempleo.

LA EVALUACIÓN es una fuerte llamada de atención por una enseñanza que jamás va a ayudar a sacarnos del subdesarrollo. Vino a comprobar la cruda realidad que dejó ver el examen de admisión que efectuara la Universidad de San Carlos en 2003, el fue perdido por el 70 por ciento de los aspirantes. Como catedrático universitario he vivido las experiencias de tener alumnos cuya formación es tan precaria que apenas pueden construir oraciones y sufren a la hora de comprender lo que han leído. En esos casos no se pueden hacer milagros, porque no estamos frente al fracaso de un alumno, sino de miles y por lo tanto del fracaso de la educación nacional.

¿QUIÉNES SON LOS responsables de esta crisis? Es una confluencia de factores lo que ha llevado a que la educación tenga un bajo presupuesto y no se haya renovado el pensum de estudios desde 1982. En ese año estaba en su apogeo el conflicto armado y a quién le iba a interesar una educación de altura, si la mayoría de los fondos del Estado iban a parar a la guerra y a los bolsillos de militares y funcionarios civiles corruptos. Ese tipo de funcionario también ha sido el que ha aprobado cuanto colegio y carrera se pueda, sin reparar si van a estafar a los padres de familia. Ha sido la falta de capacitación de los maestros y la desidia de muchos de ellos para procurarse una mejor preparación. Por supuesto que también le corresponde su parte a los padres de familia y a los mismos estudiantes que se conforman con la mediocridad.

PARA SOLUCIONAR el problema por algo hay que comenzar. Es necesario que los resultados de los alumnos sean dados a conocer públicamente. Los padres de familia tenemos derecho de saber el nivel del colegio donde estudian nuestros hijos. Ese secretismo que ha mantenido el Ministerio de Educación no tiene sentido y, en lugar de ayudar a resolver la crisis, le hace el favor a los colegios e institutos mediocres. Es una información pública y los fondos utilizados para efectuar los exámenes también lo son, por lo que deben ser dados a conocer. ¿Cuál es la razón que tiene el Ministerio de Educación para encubrir a los pésimos empresarios de la educación?

ES TIEMPO de que el presupuesto de Educación sea aumentado porque en la actualidad ya no es suficiente. Un país que no invierte en educación, sino que dilapida el dinero en inversiones sin sentido, como el pago a los ex patrulleros civiles, no va a ir a ningún lado. También es necesaria una actualización del pensum de estudios, pero al mismo tiempo, es importante evaluar la forma en que se enseñan los contenidos. Muchos profesores se dedican a reproducir mecánicamente los conocimientos y exigir que los estudiantes los memoricen, lo cual es obsoleto. Para extraer algo positivo de este problema, creo que los resultados de la evaluación deben servir como un punto de partida para una revisión total del sistema educativo del país.

Tomado de Prensa Libre www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.