Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cacería de migrantes
Por Haroldo Shetemul - Guatemala, 30 de marzo de 2005

Es muy tibia la actitud del gobierno de Berger al no protestar por el trato inhumano que reciben nuestros compatriotas en Estados Unidos.

“LA SOLUCIÓN ES sacarlos, sacarlos a todos y mantenerlos fuera. Hay que poner al Ejército en la frontera y que les disparen si es necesario”, afirmó el finquero estadounidense Roger Barnett a la BBC, de Londres, en referencia a los migrantes que tratan de ingresar a territorio de EE.UU. en busca de trabajo. Barnett se levanta todos los días al alba y sale a dar una vuelta por su extenso rancho, situado a unos 200 kilómetros al sur de Tucson, Arizona, armado con una escopeta automática y un grupo de perros. Barnett y sus hermanos tienen la consigna de capturar a los migrantes que se atrevan a pasar por su rancho. Para él, no hay medias tintas cuando dice que “la migración será la causa de la caída de la Unión Americana. Estados Unidos terminará convirtiéndose en un país del Tercer Mundo”.

DESDE 1999, BARNETT comenzó a detener migrantes para entregarlos a la Patrulla Fronteriza e invitó a otros rancheros a tomar la ley en sus manos. En ese año inició la Operación Cuervo, como parte de las actividades del grupo Ranch Rescue, en contra de quienes los racistas llaman “la amenaza morena”. En la página de la Internet de ese grupo, en el mapa de EE.UU. aparecen sombreados los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas como las zonas donde operarían sus miembros y que serían los lugares más susceptibles de ser atacados por los “transgresores criminales”, como denominan a los migrantes. Ranch Rescue y Barnett han operado durante años sin ningún problema porque las autoridades estadounidenses se han hecho de la vista gorda, pese a las denuncias de que han violado los derechos humanos.

UN CABLE DE LA AGENCIA de noticias AP, por ejemplo, señala que la entidad Mexican American Legal Defense and Educational Fund acusó a Roger Barnett, su esposa Bárbara Barnett, su hermano Donald Barnett y el jefe de la Policía del condado de Cochise, Larry Dever, de asociación ilícita para violar los derechos civiles de los migrantes. Las víctimas, cinco mujeres y cinco hombres descansaban en una aguada en la zona de Douglas, cuando fueron avistados por Barnett. Según los denunciantes, el ranchero mantuvo cautivo al grupo de migrantes y amenazaba con soltar a sus perros para atacarlos o dispararles si intentaban escapar. Barnett también pateó a una migrante mientras yacía en el suelo, según la AP.

AHORA OTRO RACISTA se dispone a lanzar sus ataques contra los migrantes. James W. Gilchrist, de la organización MinuteMan Project, planea iniciar la cacería de migrantes a partir del próximo viernes. Las acciones las desarrollará en Tombstone, Arizona. Veterano de la guerra de Vietnam, Gilchrist en realidad dirige una organización paramilitar que atacará a nuestros hermanos migrantes. Imagínense, estimados lectores, que el jefe policiaco Dever, sí, el mismo que ha sido acusado de apoyar a los Barnett, dice que la acción de Gilchrist es buena. “No tengo dudas de que es gente bien intencionada y de buen corazón... protegen nuestras fronteras y detienen el flujo ilegal”, dijo en relación a MinuteMan Project.

LO ANTERIOR SIGNIFICA que estos grupos xenófobos han existido sin que las autoridades estadounidenses los detengan; al contrario, con la actitud de Dever, las apoyan. Por eso resultan hipócritas las declaraciones de funcionarios de EE.UU. de que adversan esas manifestaciones racistas. Ellos saben muy bien que gran parte de su riqueza es producida por el sudor y trabajo de los migrantes latinoamericanos y que también efectúan labores que los gringos ya no quieren hacer. Por eso me parece muy tibia la actitud del gobierno de Óscar Berger, que no ha enderezado una protesta enérgica por el trato inhumano que reciben nuestros compatriotas en territorio estadounidense.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.