Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Discriminación al desnudo
Por Haroldo Shetemul - Guatemala, 1 de septiembre de 2005

Una encuesta pone en evidencia la discriminación que practicamos los guatemaltecos.

“PARECÉS INDIO”, esta frase zahiriente es tan común en los labios de menores y adultos. Puede ser un exabrupto o una broma, en apariencia inofensiva. Pero pocas personas reparan en que tal expresión forma parte del imaginario colectivo que los guatemaltecos tenemos acerca del indígena y lo indígena. Es una carga de negatividad, agresión, distanciamiento hacia lo supuestamente bruto, lo de mal gusto y todo lo que conlleva un aspecto cultural del que se quiere tomar distancia. En esa expresión se esconde la supuesta perfección del hombre blanco y la ladinidad como ideales, que se encuentran en contraposición con lo indígena. Los tejidos autóctonos son para lucirlos en la sala y para atraer al turismo extranjero, pero la gente que los elabora es rechazada por su color de piel y cultura.

EL DOMINGO pasado, Prensa Libre publicó el resultado de una investigación de campo efectuada por la firma Vox Latina sobre ese espinoso asunto y presenta novedades. Una de ellas, quizá la más valiosa, es que un 94.3 por ciento de encuestados dice ser conciente de la existencia de la discriminación contra los pueblos indígenas del país. El 77.2 por ciento cree que se discrimina a la gente por su apariencia y el 50.9 por ciento por su color de piel. Ese es un sonoro mentís a quienes todavía se atreven a negar que en Guatemala se practique la discriminación hacia quienes somos indígenas. Por supuesto, puede entenderse dentro de un lenguaje políticamente correcto y no implica conciencia y acción para erradicarla, pero es un avance que se exprese en forma abierta que somos un país discriminador y racista.

LLAMA LA ATENCIÓN que el 80.5 por ciento de entrevistados se muestra favorable a la existencia de una ley contra la discriminación. La referencia es hacia el reciente juicio que condenó a cinco personas a dos años y ocho meses de prisión, conmutables, por haber discriminado a Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel de la Paz, en un incidente ocurrido en la Corte de Constitucionalidad. Según la encuesta de Vox Latina, el 80 por ciento considera que esa ley es justa y el 74.9 por ciento cree que es correcto encarcelar a quien cometa el delito de discriminación racial. Estas respuestas son importantes porque en su momento se alzaron voces contrarias a ese juicio y esta es la primera vez que se ausculta en una encuesta la opinión de los guatemaltecos sobre el particular.

PESE A LO ANTERIOR, la discriminación es tocada muy poco entre los guatemaltecos, lo cual implicaría que aún continúa como una especie de tabú. El 51 por ciento dice que en su hogar casi no se habla sobre ese tema, el 37.2 por ciento lo habla poco y sólo el 9.6 por ciento lo habla mucho. Este resultado pareciera poner en evidencia que la discriminación se esconde bajo la alfombra de la casa porque no interesa y tampoco existe interés del Estado por combatirla, como lo demuestra que el 49.5 por ciento piensa que el Gobierno ha hecho poco para aumentar la tolerancia y el 35.2 que no ha hecho casi nada. Entonces, nos preguntamos ¿cuál es la política gubernamental en favor de la interculturalidad? Por lo menos, yo no la conozco.

LA ENCUESTA TAMBIÉN pone sobre el tapete la discriminación que sufren otros grupos sociales. A la pregunta de si le gustaría que un homosexual viviera en su casa, el 79 por ciento dice que no y un categórico 80 por ciento votaría en contra de un gay si se postulara para presidente de la República. También existe certeza sobre la discriminación contra las mujeres ya que el 71.2 por ciento está conciente de ello, al igual que la padecida por las personas con limitaciones física, pues un 70 por ciento considera que existe. Ojalá que este estudio de opinión sirva de algo para removerle la conciencia a quienes toman decisiones en el gobierno sobre la necesidad de impulsar medidas, sobre todo educativas, para contribuir a erradicar la discriminación en nuestra sociedad.

Fuente: www.prensalibre.com - 310805


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.