Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El fracaso de los improvisados
Por Silvia Tejeda - Guatemala, 29 de junio de 2007

La parsimonia de Álvaro Colom es desesperante.

Aunque es un dato que las firmas encuestadoras no utilizan, los guatemaltecos debiéramos felicitarnos porque se expresa en los resultados de la cuarta encuesta electoral llevada acabo por la firma Vox Latina, que ya alcanzamos un grado de madurez electoral perceptible en todos aquellos que todavía no definen por qué candidato votarán que representa un 40 por ciento del electorado. La principal característica del presente período eleccionario es, precisamente, que las opciones de candidatos a elegir no llenan las características del buen gobernante que muchos idealizamos. Un estadista, ni soñarlo. Un político de trayectoria intachable tampoco. Nos tenemos que conformar entre una gran mayoría de improvisados y una minoría de candidatos reiterantes.

Ni Colom ni Pérez Molina podrían ser tachados de candidatos improvisados. El primero ya va por el tercer intento y Pérez por el segundo. Sin embargo, para muchos indecisos la parsimonia de Colom es desesperante y dudan de cuál será al final su compromiso político. Con Pérez Molina la duda sí entra por la empuñadura y por su corte militar, del cual nunca podría desprenderse y es en esto, donde muchos dudan si ya en el puesto se acentuarán más los estratos de poder que ya manejan militares de alta o de baja, ya que su mentalidad no cambia.

Giammattei es muy conocido en el ambiente capitalino por la calidad de su trabajo, pero queda en la categoría de los improvisados por toda la gama de candidatos que dijeron ser el oficial de la Gana anteriormente. Si Giammattei hubiera comenzado antes, sí hubiera sido un gallo que compitiera con Pérez Molina. Esto mismo les pasa a los del PP. Por haber invitado tardíamente al gran Cayo Castillo. Rigoberta Menchú no encendió el fuego maya, como era de esperar, y los resultados de la aceptación de su persona, en esa encuesta, solo demuestran que su candidatura es tardía e improvisada.

Ni Fritz García Gallont, ni Eduardo Suger, ni Miguel Ángel Sandoval, ni Pablo Monsanto podrían tacharse de improvisados. Todos ellos son líderes con experiencia política demostrada. Para los guatemaltecos cuyas candidaturas no son las preferidas, sin duda, a Fritz su acompañante le restará muchísimos votos; a Suger su calidad de hombre intachable, intelectual y no negociable ha de haber asustado a muchos de esos que dan ayuda económica para mantener privilegios; lo mismo diría de la candidatura de Miguel Ángel Sandoval, un idealista con ideas definidas y claras, no mucho podría prestarse para el manoseo de la cosa pública y Pablo Monsanto sinceramente ya se ve como de otra época, la misma de cuando pudo ser el factor del señalamiento y el contrapoder que todos esperábamos, y se quedó callado. Harold Caballeros, carismático y como político improvisado. Es de los que quieren llevar a Dios a la política y de eso con uno hemos tenido suficiente. Maco Cerezo haría muy bien en quedarse en el papel de un excelente conservador de la ecología. Si muchos guatemaltecos perciben lo mismo que yo a Rabbé y Oscar Rodolfo Castañeda dirán: por sus obras ya los conocemos.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - 280607


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.