Revistaelectrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La futura expulsion de dos embajadores y la doble moral de las condenas
Por Simona V. Yagenova - Guatemala, 13 de mayo de 2018

Cuando solamente se enfatiza la expulsión de facto del embajador de Suecia pero se invisibiliza que esta medida igualmente arbitraria se aplica también a la Embajadora de la República Bolivariana de Venezuela se otorga legitimidad a una medida que no tiene justificación alguna y siente un precedente nefasto.

La República Bolivariana de Venezuela no ha tenido en ningun momento injerencia alguna en los asuntos internos de este país. Es al reves. Guatemala se ha prestado desde el año pasado a la maniobra golpista del Imperio en el seno de la OEA y mediante el Grupo de Lima.

La República Bolivariana de Venezuela ha brindado apoyo de difierente índole al pueblo guatemalteco sin pedir nada a cambio, como parte de una diplomacia bolivariana que ha buscado nada menos que acercar a los pueblos y viabilizar el proyecto de una patria Grande libre, justa y soberana.

Reunirse con organizaciones sociales para explicar lo que sucede en Venezuela es parte de las atribuciones que le corresponden a su rol diplomático, lo que no es justificación alguna para expulsar del país a una mujer extraordinaria como la embajadora Helena Salcedo.

El futuro retiro de la embajadora es una victoria política para la ultraderecha de este país, los militares genocidas, los anticomunistas y la oligarquía así como para la política exterior del imperio. Quienes lo silencian para no quedar mal parada con la Embajada, o por temor de ser calificado de izquierda, deberían ser cuestionados por su falta de coherencia, su pragmatismo político, o en el peor de los casos de una actitud servil.

A quien expulsarán la proxima vez, a Cuba?, a algún embajador de la Unión Europea que habla de democracia y DDHH?

El silencio es injustificable y quienes lo avalan son corresponsables de las consecuencias que de este silencio se derivan.

Toda mi solidaridad con la República Bolivarana de Venezuela y la embajadora Helena Salcedo.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.