Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Xela y las mujeres
Por Tania Palencia Prado - Guatemala, 19 de julio de 2005
tpalencia@sigloxxi.com

La mujer no ha tenido voz, tiempo, ni decisión en el perraje que teje, pero en Xela, varias mujeres quieren detener ese engranaje.

Es cierto que las mujeres hilan una cosa con otra, asocian, acostumbradas tal vez a esa atávica herencia de tener un ojo en la hija, otro en la estufa, una mano en la pila y otra en la escuela, una pierna en el hospital, otra en el trabajo, y en la cama la cintura desnuda.

Pero esa condición tejedora ha sido atrofiada. La mujer es un ovillo destinado a organizar lo que está separado: la producción de la reproducción, la economía de la política. Hilandera invisible e indispensable en conciliar sistemas que se repelen para existir. Gran peso cargado por siglos y renovado por el capital. Ha sido en familia y allí la mujer como reina, quien sólo tardíamente llegó a ciudadana -aunque alimentó y formó al ciudadano-, quien guardiana histórica del alimento es la más desnutrida.

Tejiendo como ha tejido la mujer esta sociedad, no se cubre con su propio manto. La mujer no ha tenido. No ha tenido voz, no ha tenido tiempo, no ha tenido decisión en el perraje que teje. Desde hace más de cinco años, en Xela, varias mujeres han querido detener ese engranaje. Se entrelazaron para buscar equidades. Así surgió la Coordinadora de Mujeres de Quetzaltenango.

Desde el año 2003 la Coordinadora elaboró su agenda Construyendo Políticas de Equidad y sus mujeres han caminado para destejer nudos excluyentes. Participan mujeres a título individual y con el respaldo de organizaciones como Nuevos Horizontes, la Asociación de Mujeres Tejedoras del Desarrollo (Amuted), la Coordinadora Departamental de Comadronas Tradicionales, la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (Unamg), la Pastoral de la Salud, la Procuraduría de Derechos Humanos y la Universidad de San Carlos.

Costó mucho trabajo, pero estas mujeres lograron hasta diciembre de 2003 que se emitiera un Acuerdo Municipal por el cual se aprobó la instalación de la Secretaría Municipal de la Mujer, conviniendo con la Coordinadora de Mujeres corresponsabilidad en su funcionamiento. Hasta hoy el Acuerdo no se cumple. Para aprovechar tiempo y recursos, la Coordinadora de Mujeres de Xela constituyó el pasado 14 de julio la Secretaría Departamental de la Mujer. Un acto simbólico cuya intención fue ofrecer el poder que les fue negado. Y ese poder es un servicio público, aunque no estatal.

Caso típico: la ignorancia de la ley nace en el Estado mismo y cada gobierno con su clientela. El alcalde de Xela, del PAN, no ha cumplido la ley y no negoció. Tampoco reconoce la vocación amplia, apartidaria y no excluyente de la Coordinadora. Mostró sí ese estilito común de varios desayunitos para nada, soñando una Secretaría tipo las esposas de...

Este Alcalde debería corregir el error porque las políticas estatales se hacen con la gente y no a sus espaldas. Tales son los tejidos que se pudren, y somos muchas mujeres las que ya no queremos coser trapos podridos.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.