Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El BID debe explicar
Por Tania Palencia Prado - Guatemala, 2 de agosto de 2005
tpalencia@sigloxxi.com

Es necesario conocer quiénes fueron los beneficiados de los préstamos cuyas pérdidas el Estadio subsidió..

El semanario Inforpress Centroamericana publicó el 15 de julio una nota sobre el BID que merece nuestra atención. Inforpress transcribe y comenta textos de un informe de la Oficina de Evaluación y Monitoreo del Banco Interamericano de Desarrollo sobre su programa de préstamos para Guatemala, entre 1993 y 2003. Usted encontrará muchos signos de impunidad económica, datos de oscuridad silenciosa que entresoplan los poderes paralelos.

"Hay numerosas irregularidades en el uso de los fondos del Banco", cita Inforpress y agrega que "la evaluación encontró una cartera de préstamos con grandes atrasos en desembolsos, deficiencias en el cumplimiento con normas de supervisión, y un creciente nivel de proyectos en riesgo debido a atrasos en su implementación".

Hoy, el pago anual de la deuda con el BID llega a $130 millones, y un alto porcentaje del mismo viene de proyectos mal ejecutados. 10 de los 19 proyectos en cuestión tuvieron atrasos de implementación (...aunque la deuda corría); en 7 se encontraron "defectos en los supuestos utilizados para elaborarlos", y 5 fueron evaluados con improbabilidad de alcanzar sus resultados.

El 67% de los recursos de estos préstamos fue dirigido a actividades vinculadas con el crecimiento económico, el sector energético, el sector financiero y el comercio exterior. ¿Quiénes fueron los beneficiarios?

Según Inforpress, la evaluación advierte que el BID invirtió US$132 millones en la reforma financiera, sin adecuada supervisión y con bajo rigor y calidad de los reglamentos. Tal desorden estimuló la reciente crisis financiera que derivó en otra crisis: el Estado terminó subsidiando las pérdidas declaradas de la banca privada. Cerca de $470 millones de deuda externa costó ese subsidio. Pero en marzo de 2004 el gobierno de Berger accedió a otro préstamo ($200 millones) para continuar con la reforma financiera. Como si nada...

El proyecto DECOPAZ tampoco escapa del examen, el cual señaló como muy alto el 32% usado para su sistema especial de ejecución. Es la administración de los recursos la que cuestiona esta evaluación. Cuestiona que el BID haya permitido que los préstamos se manejaran en estructuras paralelas a los ministerios.

Ese es el asunto: el Estado de Guatemala es tanto o más irresponsable que la pésima supervisión del BID. El BID debe verificar y corregir lo que dice su propia evaluación: eliminar el clientelismo y asegurar que existan sistemas y reglas claras y de calidad. Las autoridades públicas, por su parte, también deberían atender otra recomendación: explicar quién se ha beneficiado y quién y cómo se ha perdido con estas anomalías.

Los diputados al menos que lean la evaluación. Hablamos de corrupción. Ya el mundo sabe los efectos de jugar al endeudamiento externo con políticas fiscales regresivas y autoridades ladronas.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.