Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

A la gerencia del Grupo del Banco Mundial
Por Tania Palencia Prado - Guatemala, 27 de septiembre de 2005
tpalencia@sigloxxi.com

Si Berger acepta, deberá tramitar la suspensión de nuevas concesiones de explotación minera.

El Banco Mundial publicó la evaluación final del Proyecto Minero Marlin en Guatemala. Es un estudio crítico. Cuidado, señores del Banco Mundial, aquí los defensores de Marlin podrían acusarlos de comunistas ecohistéricos.

La evaluación identifica profundas deficiencias: ningún registro de consultas a la población antes de otorgar la licencia; escasa información oportuna y adecuada; confusión y falta de claridad sobre la mina; muchas irregularidades y vacíos en los Estudios de Impacto Ambiental y Social, y riesgos de que comunidades cuenca abajo sean afectadas por la mina.

El Gobierno es señalado de incurrir en sucesivas faltas y fallas en los análisis técnicos, de incumplir normativa en el control y monitoreo ambiental y en sus obligaciones con la población.

El informe dice también que la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial es corresponsable por la ausencia de un sistema pertinente de evaluación.

Este dictamen duda que Marlin cumpla con los criterios principales de política que el mismo banco se propuso a raíz de su evaluación en 2004 sobre industrias extractivas: 1o. Apoyar los proyectos con respaldo mayoritario de la población. 2o. Hacer consulta previa, libre e informada. 3o. Mejorar las evaluaciones de impacto ambiental y los sistemas de monitoreo y 4o. Evaluar al Gobierno y el contexto del país.

Todo se incumplió, ya no digamos por incurrir en el peor de los silencios: no han habido pláticas serias sobre los costos y beneficios.

Pero bien, la Gerencia del Grupo y el presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, tienen en sus manos un caso paradigmático para mostrar si sus revisiones de política son, frente al mundo, una farsa discursiva o una voluntad de transparencia. El Banco Mundial debe, a sus 60 años, más claridad frente a las violaciones. La minera Marlin no es impune. No se trata de compadrazgos. Debe detener operaciones hasta regularizarse.

Sabemos que el problema es grande porque más de 200 solicitudes mineras están allí frente a un Estado incapaz y una legislación miserable. La semana pasada la Comisión de Alto Nivel, integrada por representantes de la Conferencia Episcopal y del Gobierno, presentó una propuesta al Gabinete de Berger: un Acuerdo Gubernativo sobre Lineamientos de Política Minera.

Si Berger acepta, deberá tramitar la suspensión del otorgamiento de nuevas concesiones de explotación hasta aprobar una nueva ley minera. ¡Buena iniciativa, básica! La Comisión debe considerar los compromisos de Marlin y del Gobierno, puesto que no hay medidas claras para llenar los vacíos y corregir las fallas que indica la evaluación del Banco Mundial.

Qué imágenes vemos con las palabras extraer, extracción, extracto, extractiva.

El banco no puede hacerse el loco. Chixoy recuerda. ¿Cuántos casos más deben ocurrir?

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.