Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

No más circo
Por Tania Palencia Prado - Guatemala, 26 de octubre de 2005
tpalencia@sigloxxi.com

La mejor estrategia frente a la crisis que desnudó Stan es la misma que necesita el mundo entero.

Una estrategia podría ser apagar el motor y tirarlo. Tirarlo porque no funciona, lo sentimos equivocado.

Lo que está en discusión es la transformación revolucionaria del mundo. Tal como estamos y si vamos como somos, el planeta mutará otra vez los dinosaurios. ¿Es que tendremos capacidad de negar lo que existe, de decir basta ya a lo que vemos? Guerras por petróleo, guerras por el agua, migraciones incontrolables, sequías, inundaciones, hambrunas, consumismo...

Es un engranaje, un modo de vivir. Un modo autodestructivo de ejercer poder, de echar a andar las voluntades: mata por dinero. Porque el motor lo que mueve, las fuerzas y relaciones que libera, no son las fuerzas y relaciones de las personas, sino las del dominio sobre las personas. Ya para el siglo XXI esto no es vida.

El paso de Stan por Guatemala es exacto para esa podredumbre. Van a mal hacer sobre lo mismo. Levantarán escuelas y centros de salud, a medio parar lo que medio había. Se olvidarán del agua entubada, de más doctores, de la calidad de los servicios. Las fuerzas y relaciones que allí desatarán no tomarán en cuenta a las personas. De Stan lo que interesa es la estabilidad.

No se quiere cambiar nada. Y no pueden. La respuesta anunciada por el equipo de Berger para reconstruir, convierte a la gente en objetos. Objetos para tramitar democracia, objetos para el engranaje que se quiere zurcir. Aparece el Estado, facilita, hace listas... y xx con seis laminitas, mucha "participación" y poca inversión o trabajo. Entonces ocurre el circo y de pronto, ¡Guatemala está en pie!.

Pues de eso se trata; de negar tal existencia, de desmentir esa farsa. La mejor estrategia frente a la crisis que desnudó Stan es la misma que necesita el mundo entero: negar el sistema de poder. Rechazar esta civilización que depreda la vida, que ha domeñado al trabajo y al saber para el dinero. Negar los dispositivos que sólo reciclan a mujeres recargadas de tareas y recluidas a la mera sobrevivencia (...de los demás). Negar el abuso del trabajo humano (y aquí hay larga herencia del trabajo gratis de los indios). Negar la imagen que nos da el Estado muy hacia el cielo sin tocar la economía (aunque Stan subrayó la alta concentración de los ingresos). Negar que los lagos se pudren y las montañas se pelan.

¿Qué queda al negar sino el sueño? Construir algo nuevo. Que las comunidades hablen: agua potable, comida y salud. Inversión y educación productiva, de acuerdo con los ecosistemas; planificación y negociación de mercados campesinos, control del coyotazgo; infraestructura de almacenamiento y de mercados; transporte; cadenas cooperativas... ¡Cuánto más!

Sin una reforma agraria, sin una transformación del sistema perverso de ser rural, Guatemala se hundirá en su inversión especulativa, entre las acciones de las élites metidas a transnacionales.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.