Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

De norte a norte
Por Tania Palencia Prado - Guatemala, 23 de noviembre de 2005
tpalencia@sigloxxi.com

El error es su entreguismo, el abuso que hacen de las prioridades del Estado

¿A quién beneficiará la Franja Transversal del Norte? Lea el libro de Luis Solano y encontrará respuestas. El libro se titula Petróleo y Minería, en las entrañas del poder. Es inversión transnacional la que está en juego.

Aquellos años. Entre 1975 y 1979 se construyó la carretera. El Batallón de Ingenieros del Ejército, Shennadoah Oil y el INTA, la hicieron. Cementos Progreso, el INE y la Dirección General de Caminos eran los principales consumidores del petróleo. Políticos y empresarios como los Ayau, los García Granados, los Novella, los Miguel Ángel Ponciano, los Mario Sandoval Alarcón, los Rodolfo Sosa de León, estuvieron relacionados con el origen de la larga Franja. Fabrigas, de Manuel Ayau Cordón, se encargaba de transportar el crudo de Cementos Progreso. Era la zona de los militares. Tierra regalada.

El estudio de Luis Solano nos recuerda que la Franja Transversal del Norte se convirtió en foco de estrategias anticomunistas de Estados Unidos: se temía que la franja interesara a los soviéticos. Era 1980, el mismo año que Francisco Villagrán Kramer dijo tras su renuncia como vicepresidente: Guatemala es importante no sólo porque es un tapón contra la revolución, sino porque ahora se cree que está asentada sobre enormes reservas de petróleo.

La vieja demanda de buscar salida al mar, analiza Luis Solano, la misma que hoy también seduce a las nuevas refinerías y a los ingenios azucareros de la región. La reconstrucción de la Franja es un negocio para el transporte internacional, y el petróleo es el primer objetivo. Guatemala ofrece abastecer a los gringos con menos capricho que la OPEP o Venezuela. La reconstrucción conectará la red vial del distrito de Toledo, Belice, donde las exploraciones del crudo se aceleran. El BID es el gran financiero con el proyecto llamado Carretera del Sur. Los hilos de esta historia se encuentran en el libro de Solano.

Pero la historia se menosprecia. La gente del lugar, desde 1975 sigue igual o peor. La carretera siempre ha sido empleo temporal, y ahora, no olvidemos, se cobrará peaje. No habrá ningún desarrollo sustentable. Sólo extracción, subsidios para millonarios, deforestaciones, tienditas y hotelitos de consumo chatarra para pobres y turistas, y vía libre para el gran mercado a México, Belice y el Atlántico.

El PAN, la Gana y el FRG han cometido un gran error con ese voto. Error que va del norte de Huehuetenango al norte de Izabal. El FRG perdió hasta su metálico honor de mafia. Y al PAN y a la GANA se les salió el cobre monopólico. El error es su entreguismo, el abuso que hacen de las prioridades del Estado. Les falta ahora la Ley de Concesiones (¿en año nuevo?) para ceder por 50 años a quién sabe quién la administración de la carretera.

La gente, mientras tanto, pagará la Franja porque es deuda externa.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.