Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Liberalmente dependientes
Por Virgilio Álvarez Aragón - Guatemala, 8 de junio de 2005
viralvarez@intelnet.net.gt

El Gobierno se ha dispuesto, de nuevo, a usar recursos públicos para financiar una empresa privada.

Ahora las informaciones sobre la instalación de una institución de educación superior extranjera son un poco más claras, no por causa de la voluntad de transparencia del actual mandatario, quien nos tiene acostumbrados a afirmaciones grandilocuentes sin mayor profundidad ni seriedad -recuérdese su deseo de vender la Plaza de la Constitución para pagar a los ex patrulleros- sino porque los medios han dispuesto aportar sus versiones.

Siglo Veintiuno optó por una breve nota, cuyo contenido fue extraído de un diario del mismo grupo de empresarios que controlan el citado Tecnológico. Lo más importante de ella es que el Presidente guatemalteco dará 20 manzanas de tierra para que funcione esa escuela técnica. Pero si para el Siglo la noticia no mereció más que una quinta parte de página, para El Periódico el caso fue motivo de editorial, haciendo énfasis que "En Guatemala, una fundación de industriales apoyará el proyecto del UTM" quienes, es de suponer, serán los responsables y contralores de tal institución en el país.

Otro medio mostró también su desbordado interés por el tema, informándonos que el TEC fue fundado en 1943 por un grupo de empresarios, olvidando decir, no obstante, que su creación fue una de las primeras reacciones de los sectores conservadores contra el avance de la educación superior pública en ese país. También anota que dicha institución de educación superior tiene 33 campus en la República mexicana, pero olvidó decir que son escasos los que se construyeron en terrenos públicos.

Ese mismo medio hizo notar que el presidente guatemalteco se mostró emocionado al firmar el convenio, llegando al decir: "Guatemala tiene rezagos importantes en educación, y le estamos apostando a mejorar nuestros niveles y educativos, o (sic) seguimos condenados a ser improductivos" (Prensa Libre 5/06/05 pág 6). Aunque la frase es confusa en su redacción (¿error del medio o del Presidente?) da para entender que lo que quiso decir fue que si no apostamos en educación no podremos crecer económicamente.

Todo este enredo de medias verdades, frases mal dichas o mal transcritas y entusiasmos empresariales tiene un solo motivo: el Gobierno, de nuevo, se ha dispuesto a usar recursos públicos para financiar una empresa privada y, en este caso sin tener, ni en esbozos, una política sobre la educación media, mucho menos para la educación tecnológica.

Todo indica que ni para los empresarios que desde tiempos de Alfonso Portillo han "convencido" a los gobernantes de apoyar con recursos públicos a esta institución privada, ni para el actual gobernante, la idea de separar empresas y Estado es algo que practiquen con seriedad.

¿Por qué tanta emoción porque una institución privada se instale en el país si lo hará con las muletas -fuertes y seguras- de los recursos públicos? En lo que a su funcionamiento legal, es de esperar que el CEPS se manifieste.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.