Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Una visión para la educación guatemalteca
Por Virgilio Álvarez Aragón - Guatemala, 27 de julio de 2005
viralvarez@intelnet.net.gt

La inamovilidad de los docentes es un mito para ocultar su incapacidad.

El jueves 21 del corriente fue públicamente presentada la síntesis de los resultados de un esfuerzo de diálogo y reflexión que, durante casi un año, realizamos más de cincuenta personas con antecedentes sociales, económicos, intelectuales, religiosos, políticos y laborales diversos, pero con el común denominador de considerar a la educación como un instrumento importante para reconstruir al país desde objetivos y propósitos más amplios e incluyentes.

Podría pensarse que al estar la señora Ministra de Educación entre sus promotores los resultados se circunscribirían a respaldar sus visiones y maneras de entender la educación. Sin embargo es necesario resaltar que tanto ella como todos los que en ese esfuerzo participamos debimos aceptar que muchas de nuestras posiciones, al no ser compartidas por la mayoría, no fuesen parte de la discusión y, consecuentemente, no formen parte de esa Visión.

Está ausente, por ejemplo, el modelo de gestión de PRONADE como la panacea para resolver los problemas de la educación nacional, pese a que este programa en buena medida es obra del ingeniero Aceña. Para todos quedó claro que PRONADE no puede ser eterno, pero que tendrá que existir mientras el sistema no sea lo suficientemente incluyente para atender eficazmente a los más pobres. Conforme el sistema se haga eficaz y eficiente, y esto es lo que pretende en su conjunto Visión Educación, PRONADE deberá tender a desaparecer.

Si bien todos los participantes estuvimos de acuerdo con que los padres de familia tienen una participación importante en la educación de sus hijos, también salimos convencidos de que la responsabilidad del proyecto pedagógico escolar es del director, quien tiene que ejercer el amplio y total liderazgo en sus escuelas, legitimado, claro está, por padres y maestros. Para que esto se convierta en realidad es urgente redefinir las funciones, calidades, reconocimientos y formas de selección que el cargo de director debe tener.

Se llegó también al convencimiento de que la inamovilidad a ultranza de los docentes es un mito en el que muchas autoridades se han protegido para ocultar su incapacidad. Lo que urge es fortalecer la legalidad dentro del servicio público, construyendo una efectiva y eficiente carrera docente que implica no sólo mecanismos ágiles para la sanción de faltas reales, sino en un proceso moderno de alta calificación de los docentes que conlleve, consecuentemente, una remuneración acorde a su formación y a los servicios que el maestro presta a la sociedad.

Visión Educación es amplia y permite aún diversas y variadas interpretaciones, especialmente en lo que a su puesta en práctica se refiere. Es de esperar, sin embargo, que las sinergias que se construyeron en todo el proceso se mantengan y que, conservando nuestras posiciones, mantengamos abiertos los caminos del diálogo para bien de todos los niños y niñas de este país.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.