Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Hasta siempre
Por Virgilio Álvarez Aragón - Guatemala, 16 de mayo de 2007
viralvarez@intelnet.net.gt

Dedicó mucho de su tiempo a promover espacios de diálogo e instancias de formación.

Todo ello fue parte de la vida profesional y académica de René Poitevin.

Luego que volví de más de 17 años de ausencia, una de las primeras manos que se me tendieron fueron las suyas. Me instó a mantenerme en la vida académica y, si bien no compartía mi decisión de dejar en definitiva mi posición de docente investigador en un sistema de educación superior consolidado como el brasileño, se interesó de inmediato por encontrarme tareas y actividades adecuadas a mi formación.

No daba aspavientos afectivos, su relación con los demás siempre fue cálida y afectuosa, manteniendo siempre un claro respeto por la vida privada de quienes colaboraban con él. No tuve la dicha de tenerle mucho tiempo por jefe, pues, considerando que ya había cumplido con crear y apuntalar un espacio académico comprometido con la excelencia y la producción de conocimientos, en el año 2000 dejó la dirección de la Facultad. La había dirigido por largos, duros pero fructíferos 10 años y, aunque tenía la posibilidad de reelegirse por un período más, optó por dejar que la fase de consolidación y expansión de este centro académico estuviera bajo la responsabilidad de otro intelectual.

Sociólogo por vocación, dedicó largos períodos de su vida al acopio de informaciones para luego analizarlas con rigor científico y así ofrecer lecturas nada tradicionales de la realidad social y política del país. Maestro por excelencia, intentó siempre extraer lecciones prácticas de sus estudios, sacrificando muchas veces las disquisiciones teóricas por reflexiones más simples y acotadas, útiles al desarrollo de políticas y acciones colectivas.

Comprometido con la transformación del país, hizo del impulso de espacios académicos su proyecto de vida, sabiendo que del estudio, el análisis y crítica de la realidad sería posible elaborar propuestas para la reconstrucción y el desarrollo del país.

Le entusiasmaban los jóvenes, convencido de que era en las nuevas generaciones donde podría encontrarse el pensamiento más fresco y dinámica para impulsar procesos de transformación política y social. Fue por ello que, además de ser uno de los promotores para que en Guatemala se instalara una sede de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y de dirigirla por más de 10 años, batalló porque en sus aulas se ofreciera el Programa Centroamericano de Pos-grado en ciencias sociales, del que ya egresaron dos generaciones de maestros y están por graduarse los de la tercera, así como la primera de doctores en Ciencias Sociales, consiguiendo que los estudiantes puedan dedicarse a tiempo completo a su formación científica, marcando de manera significativa la diferencia con lo que en nuestro ambiente se practica en las distintas instituciones de educación superior.

Convencido de que a la paz firme y duradera sólo se llegaría por las avenidas de un sistema político consolidado y un poder civil cohesionado, también dedicó mucho de su tiempo a promover espacios de diálogo e instancias de formación, sin por ello dejar de estimular el compromiso con la verdad y el combate a la impunidad.
Todo ello fue parte de la intensa vida profesional y académica de René Poitevin, quien, por esa inexorable ley de la vida, luego de una dura y rápida enfermedad nos dejó para siempre el 9 de mayo. Muchos extrañaremos sus palabras e ideas, convencidos de que su recuerdo, pero sobre todo su obra, acompañarán a muchas generaciones

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.