Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Estaremos ciegos?
Por Vida Amor de Paz - Guatemala,24 de mayo de 2007

El Ártico sigue descongelándose, y no es teoría.

A pesar de que el Panel Intergubernamental de Cambio Climático IPCC declaró en febrero de 2007, en París, que por fin los científicos de más renombre se habían puesto de acuerdo al declarar que el Calentamiento Global es ocasionado, en un 90% o más, por la actividad humana, hay quienes persisten en negarlo. Tal vez se tapan los ojos, pero las evidencias son claras y contundentes, y a menos que estemos ciegos, seguiremos repitiendo el discurso de que no es verdad.

El Ártico sigue descongelándose, y no es teoría. Es más fácil decir que el calentamiento global no existe que aceptar que gran parte de Groenlandia ya se ha derretido. La Plataforma Lawrse en la Antártica, el glaciar de Zugspitze en Alemania, la montaña de Kilimanjaro en África, y grandes bloques de hielo de la Patagonia en Argentina se derriten a una velocidad nunca antes vista.

Pero el escepticismo no nos deja aceptarlo. Seguimos con los ojos vendados para no querer ver que el Glaciar de Chacaltaya en los Andes Bolivianos desaparecerá en ocho años. El Glaciar de Gangotri, en India, se retrocede un promedio de 23 metros por año, las proximidades del Monte Everest ya se ven diferentes sin nieve, y los Glaciares del Himalaya en Nepal se están derritiendo entre 10 a 15 metros por año e inundarán muchas ciudades de Asia.

Pero aún así, amigos, hay quienes lo ven tan lejos que ni les importa. Pero nadie debe estar tan tranquilo porque el planeta se conecta, y lo que sucede en el norte afecta en el sur y viceversa, y lo que hace que se caliente en el sur, provoca frío en el norte. Es lo que los científicos llaman un efecto “subi-baja”. Las aguas descongeladas tendrán que llegar a inundar muchas ciudades y no muchos se escaparán de sufrir tragedias.

Desde 1979, cuando por primera vez los científicos vieron el hielo desde los satélites, nunca imaginaron que en el 2007 habría tan poco hielo flotando en los océanos del norte. En abril de este año se comprobó que contamos con la extensión de hielo más baja que jamás habíamos tenido en la historia. Los modelos de computadora lo habían predicho para finales de siglo, pero está ocurriendo hoy.

Sin embargo, algunos se han empecinado en decir que todo es un mito para no bajar los niveles de dióxido de carbono de la atmósfera, que es lo que ocasiona el Calentamiento Global. Estas personas o están enfermas de la vista o les viene del norte si sus hijos o nietos la llegan a pasar muy mal. Sólo falta decir que algún fotógrafo está montando las fotografías para que se vea menos hielo y que todo es producto de la fantasía de algunos.

Negar el Calentamiento Global es como negar el Holocausto. Hemos comprobado por televisión que ahora los osos polares deben nadar 80 kilómetros antes de encontrar de dónde aferrarse, y muchos mueren en el camino.

El gran peligro es que esta nueva agua dulce y descongelada puede interrumpir la circulación termohalina, responsable del clima, y puede afectarnos inundando nuestras ciudades latinoame

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.