Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 12 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cabildo Abierto
Persecución y asesinato de líderes
Por Víctor Ferrigno F. - Guatemala, 8 de marzo de 2016

Decenas de líderes indígenas han sido asesinados por oponerse a megaproyectos ilegales.

En la madrugada del 3 de marzo, fue asesinada la lideresa indígena Berta Cáceres, en su residencia, en Intibucá, Honduras, después de varios años de oponerse a los megaproyectos ilegales, especialmente el de Agua Zarca, sobre el río Gualcarque, considerado sagrado por el Pueblo Lenca.

Berta, una entrañable amiga, fue una lideresa excepcional, valorada internacionalmente como defensora de los recursos naturales y los derechos humanos. En reconocimiento a su lucha, fue galardonada en 2015 con el premio Goldman, el máximo reconocimiento internacional para defensores de la naturaleza y del medio ambiente, conocido como “el premio Nobel Verde”.

En 1993, Berta fue cofundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). Organizó a las comunidades indígenas y campesinas en la defensa de su territorio y libró una lucha paradigmática contra la represa Agua Zarca, promovida por un consorcio encabezado por la empresa DESA.

Cáceres logró que la compañía más grande de represas del mundo, la empresa china Sinohdyro, retirara su financiamiento a la obra, al igual que la Corporación Financiera Internacional, del Banco Mundial, por las violaciones a los DDHH. Durante ese tiempo, tres líderes lencas fueron asesinados, los hijos de Berta tuvieron que abandonar el país, mientras ella fue perseguida penalmente y amenazada permanentemente.

En el informe titulado "¿Cuántos más?" de Global Witness, una ONG con sede en Londres, se señala que, en 2014, Honduras fue el país que registró más asesinatos per cápita de defensores del ambiente en todo el mundo. Entre 2002 y 2014 se produjeron 111 asesinatos de activistas ambientales en territorio hondureño.

Berta Cáceres logró probar su inocencia en los tribunales, no se arredró ante amenazas y agresiones y ganó importantes batallas sociales, con el apoyo de su Pueblo. Sin embargo, el capital espurio no perdona y decidieron cegar su vida antes que perder sus ganancias. A eso le llaman “desarrollo y responsabilidad social empresarial”.

En Guatemala la situación está igual o peor. Decenas de líderes y lideresas indígenas han sido asesinados por oponerse a megaproyectos que se imponen a sangre y fuego, violando leyes ambientales y tratados internacionales en materia de DDHH.

Un caso que preocupa es el de Daniel Pascual, un líder quiché que ha defendido el territorio y los recursos naturales de los Pueblos originarios, ante empresas que operan al margen de la ley, las cuales han contratado a testaferros para perseguirlo penalmente.

La ex fiscal Gilda Aguilar lo sindicó de delitos graves, como homicidio en grado de tentativa, conspiración y asociación ilícita. Después de un largo proceso, el 21 de abril de 2015, el Juez desestimó la acusación y archivó la causa.

Posteriormente, la Liga Pro Patria lo acusa de instigación a delinquir, coacción, violación a la Constitución y terrorismo. En agosto de 2015 el caso también fue desestimado.

Recientemente, Daniel fue ligado a proceso, por una acusación de difamación, injuria y calumnias de Ricardo Méndez. Paradójicamente, Méndez pretende que se restituya “su honor”, a pesar que el PDH lo condenó por violar los derechos a la dignidad, a la integridad, a la seguridad, y amenazas a la vida y libertad de organizaciones y defensores de DDHH.

La estrategia está clara; inician con las amenazas, siguen con la persecución penal y terminan con el asesinato. Si algo le pasara a Daniel Pascual, sabemos por dónde iniciar la investigación. Sépanlo, Berta nos guía y quienes defendemos la vida y la justicia no nos vamos a doblegar.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.