Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cabildo Abierto
Estados Unidos de Am érica latina
Por Víctor Ferrigno F. - Guatemala, 9 de mayo de 2016

En pocos años, uno de cada tres ciudadanos será latino y tendrán la capacidad de cambiar la correlación de fuerzas en EEUU.

Víctor Ferrigno F

Donald Trump encarna al candidato de los sectores políticamente más atrasados de su país, aquellos que reivindican la superioridad racial, económica y militar de EEUU, postulando su hegemonía mundial, y han identificado a los migrantes latinos como su principal enemigo, por juzgarlos débiles. Craso error, pues los “mojados” pueden ser la fuerza política que sepulte las aspiraciones del racista del peluquín.

La Oficina de Censos predijo la hispanización de EEUU, estimando en 2008 que el aumento de la población latina llegará a tal punto que, para 2050, constituirá el 30% de los habitantes, y los anglosajones se reducirán porcentualmente a la mitad, dejando de ser mayoría. 

Aunque la migración mexicana ha disminuido significativamente desde 2008, la de Centroamérica se ha incrementado en proporciones importantes. Según proyecciones de Pedro Pablo Solares, consultor del proyecto Puente Norte, se estima que 2.5 millones de guatemaltecos residen en el país del norte, cuyas remesas equivalen a la mitad de nuestras exportaciones, alcanzando unos Q 40 mil millones el año pasado.

En ese contexto, el voto latino podría ser determinante en las próximas elecciones pues, según estimaciones de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y CNN en Español, el porcentaje de votantes latinos a nivel nacional escalará del 3.9 % ciento en 1992 a cerca del 10 % en el 2016, concentrándose en los diez Estados con el mayor número de votos en el colegio electoral: Arizona, California, Colorado, Connecticut, Florida, Nueva Jersey, Nuevo México, Nevada, Nueva York y Texas.

Según el último sondeo de Latino Decisions, Hillary Clinton goza de mayor simpatía que Trump entre los hispanos: el 61 % de los latinos a nivel nacional dice tener una opinión favorable de Clinton, mientras que solo el 9 % tiene una opinión favorable de Trump.

Por estas razones es que el “establishment” estadounidense considera la migración latinoamericana como un problema de seguridad nacional, consciente que en pocos años uno de cada tres ciudadanos será latino y tendrán la capacidad de cambiar la correlación de fuerzas interna. Entre la élite de los supremacistas blancos frenar la migración es un asunto de sobrevivencia política, por lo que a ese esfuerzo le dedicarán los recursos económicos y militares que haga falta.

Esta es la motivación principal que dio origen a la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de C.A, compuesto por los tres países que más emigrantes producen, acusando índices de pobreza y violencia altísimos, que auguran una migración permanente si no hay desarrollo.

En este contexto es que se han realizado múltiples reuniones con los presidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, a quienes la administración Obama les aseguró U$ 750 millones para 2016 y otro tanto para 2017 y, la semana pasada, les anunció que un fondo extraordinario de U$ 500 millones les será entregado este año, si cumplen con las cinco recomendaciones del presidente de EEUU: a) aumentar los ingresos tributarios; b) combatir la corrupción; c) proteger a los defensores de los DDHH; d) implementar un plan para profesionalizar la policía; y e) reducir el rol de los militares en funciones de seguridad pública.

En síntesis, la primera potencia mundial le recomienda a Jimmy Morales que revierta la política histórica de la clase dominante, que ha acumulado su fortuna evadiendo impuestos, beneficiándose con negocios estatales corruptos, violando los derechos humanos, amparada en la impunidad y la fuerza de las armas.¡God bless America!

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.