Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cabildo Abierto
Nueva ruptura del orden constitucional
Por Víctor Ferrigno F. - Guatemala, 19 de diciembre de 2018

En su intento por expulsar del país a 11 funcionarios de la CICIG, Jimmy Morales y su Canciller han ignorado una sentencia de la Corte de Constitucionalidad (CC), han violado un tratado internacional firmado con la ONU, además de violentar preceptos constitucionales que los obligan a someterse al imperio de la ley. En suma, han consumado una nueva ruptura del orden constitucional, que no podemos tolerar.

Ante este nuevo golpe de Estado técnico, amparados en el Artículo 45 de nuestra Carta Magna, que establece que “Es legítima la resistencia del pueblo para la protección y defensa de los derechos y garantías consignados en la Constitución”, debemos levantar una fuerte resistencia ciudadana y defender la democracia por todos los medios.

Como lo ha demandado Acción Ciudadana ante la Corte de Constitucionalidad, la Canciller debe ser destituida y procesada por los delitos de abuso de autoridad y desobediencia, por contravenir la resolución de la CC, de septiembre pasado, sobre este tema. Jimmy Morales también debería ser procesado, pues los asuntos diplomáticos son su responsabilidad, aunque aún no se haya enterado.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, y decenas de organizaciones ciudadanas se han pronunciado en contra de la arbitraria e ilegal medida gubernamental, incluyendo el Frente Parlamentario por la Transparencia y la Democracia, y varios congresistas estadounidenses.

En sentido contrario, desnudando su talante golpista, la Cámara de Industria salió a defender a la Canciller, ocultando que, en alianza con el Pacto de Corruptos, buscan impunidad para varios de sus prominentes afilados, que están siendo procesados por delinquir.

No hay que perderse en detalles, esta nueva arbitrariedad pretende brindar protección e impunidad a los políticos, empresarios y militares que el Ministerio Público, con apoyo de la CICIG, ha investigado y procesado. No es casual que los once investigadores y abogados de la Comisión que Morales y Jovel quieren expulsar, han jugado un papel de primer orden en los casos de alto impacto en los que están involucrados los parientes del Presidente, diputados mafiosos, empresarios corruptos y represores castrenses.

En el Congreso, los diputados del pacto de corruptos aplauden esta nueva ruptura del orden constitucional y, aprovechando la crisis institucional, están impulsando una agenda legislativa regresiva. Además, para garantizar que tendrán capacidad represiva, el Ministro de Gobernación está destituyendo a muchos oficiales de carrera en la Policía Nacional Civil, haciendo involucionar esta institución.