Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 15 - 2020

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cabildo Abierto
Criminalización de defensores de DDHH
Por Víctor Ferrigno F. - Guatemala, 6 de febrero de 2020

A Daniel Pascual, líder campesino criminalizado por defender tierra y libertad.

La criminalización de defensoras y defensores de DDHH se ha convertido en una política de Estado en Guatemala, con amplia participación de actores empresariales y políticos, con el fin de impedirle a la ciudadanía el libre ejercicio de sus derechos constitucionales.

La Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos (UDEFEGUA), que ha dado seguimiento a la criminalización desde 2005, la define como “un proceso en el que se señala a una persona como delincuente o trasgresora, como consecuencia de su labor como defensora de derechos humanos o por su ejercicio de una libertad fundamental, con el objeto de detener el trabajo que hace la persona y su organización, y/o enviar mensajes a la ciudadanía sobre los límites al ejercicio de su derechos”.

En su Informe sobre Criminalización 2012-2017, UDEFEGUA explica que la criminalización se expresa a través de los siguientes fenómenos: a) difamación, estigmatización y discurso del odio; b) denuncias judiciales infundadas, pudiendo ser penales, administrativas o civiles; c) reformas a la ley para criminalizar acciones puntuales, ampliando figuras delictivas, como se pretende hacer con el delito de terrorismo.

Apunta que entre el 2012 y el 2017 se registraron 909 actos de criminalización, esto es el 32% de los 2,851 actos de agresión contra defensores. Destacan los casos de difamación (74), intimidación (74), denuncia judicial (63), asesinato (52) y tortura (41).
El reporte de UDEFEGUA para el año 2019, evidencia que el clima represivo para los defensores de DDHH se mantiene: el total de agresiones fue de 462, con 312 actos de criminalización, destacando 253 actos de difamación, 34 denuncias judiciales sin fundamento, 21 detenciones ilegales, 15 asesinatos y 5 intentos de asesinato.

El Procurador de los DDHH de Guatemala y la Oficina de la Alta Comisionada de los DDHH de la ONU en el país, presentaron a inicios de 2019 un informe sobre la criminalización de las/los defensores de DDHH, basado en 196 entrevistas a defensoras/es de DDHH, en 12 de 22 departamentos de Guatemala, entre el 1 de enero de 2017 y el 30 de marzo de 2019. Incluye, además, información oficial requerida al Ministerio Público, al Ministerio de Gobernación y a la Policía Nacional Civil (PNC).

En el referido informe, la criminalización se define como “el uso indebido del derecho penal, ya sea por actores estatales o no estatales, con el objetivo de controlar, castigar o impedir el ejercicio del derecho a defender los derechos humanos”. Las principales agresiones reportadas fueron: intimidaciones y amenazas (97%), denuncias falsas o uso indebido de derecho penal (45%), estigmatización y difamación (28%), ataques contra la vida e integridad física (16%), seguimientos o vigilancias (16%) y violencia sexual (3%).

Los ataques a las personas defensoras busca un doble efecto silenciador, tanto en el ámbito individual, como en el comunitario o social, procurando el debilitamiento o fragmentación de los procesos organizativos y democráticos. El encarcelamiento o los asesinatos de reconocidos defensores lanzan un mensaje intimidatorio, amenazando con que el costo de atreverse a ejercer la defensa de los DDHH es alto, y que el precio a pagar puede llegar a ser la libertad o la vida.

Éste es el propósito pérfido de las acciones de criminalización que impulsan el Estado, empresarios corruptos u organizaciones de corte contrainsurgente.

La criminalización de ciudadanas y ciudadanos probos y valientes es una clara confirmación que aún no contamos con un Estado de derecho, ni con una democracia real y funcional, que nos permita vivir con paz y desarrollo. Ya es hora de construir patria para todos.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.