Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Miedos expuestos en la intemperie
Por Valeria González - Guatemala, 30 de junio de 2016

He de confesar que como ser humano, que respira, camina, piensa y siente, también sufro, amo, entristezco, me enojo y otro sentimiento recurrente es el miedo. El miedo no es un sentimiento del todo malo, de hecho, es una sensación de angustia que es provocada por la presencia de un hecho de peligro real o imaginario; se vuelve realmente preocupante en el momento que este sentimiento se adueña de nuestros espacios y lo volvemos costumbre.

Siendo pues la costumbre una conducta repetitiva que se realiza de una manera continua; Una costumbre no necesariamente tiene que ser aceptada ante toda la sociedad pero si por un núcleo de la sociedad, generalmente la sociedad mantiene un trato con el individuo de manera voluntariamente inconsciente dado que se compromete en brindarle protección a cambio de que realicen fielmente a sus leyes y normas acatándose a los usos y costumbres del lugar donde se encuentre, este contrato comienza desde que forma parte del núcleo social por el hecho del que el hombre no puede subsistir solo, y necesita de lo moral y normativo que le garantice un orden social.

La sociedad se encuentra en constante cambio, aunque este se realice de una manera lenta por la razón que las costumbres se encuentren endémicos y aparte de ello las normas se van adaptando a las necesidades de su propia sociedad; después de los antecedentes que se escribieron ¿cuándo se vuelve la costumbre un problema en el caso de victimización?

Siendo pues, que la víctima es un tema recurrente en el momento de un hecho delictivo, el delito es necesario recalcar que es una conducta que no es aceptada por la sociedad y que además de ello tiene un acto coercitivo ejercidas por las autoridades que la sociedad acepta, la víctima es pues alguien que sufre o que padece por culpa ajena que transgrede leyes de sociedad y cultura.

Al momento que se trasgreden las normas de convivencia. y, ¿cuales son estas normas?

Son aquellas que se establecen como vinculo que tienen que ejercer un orden entre el individuo y la sociedad.

Y como individuo de una sociedad exclamó, ¿Desde qué momento dejamos de sentirnos libres por caminar en las calles?, ¿Es que acaso el tipo que se sienta en el asiento a la par va violentarme? ¿Qué derechos tienen ellos sobre mí? Ò ¿Qué derechos tengo sobre ellos? Si tú no eres dueños, ni yo soy dueña de la paz mental de los demás, aunque si soy colaboradora.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.