Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

"Si a los de la Cámara del Agro no les gusta lo que planteo, que me expliquen de qué mejor manera se podría lograr el desarrollo rural": Entrevista a Miguel Angel Sandoval
Por Josue Morales y Celia Recinos - Guatemala, 10 de julio de 2007

Entrevista de los comediantes Josué Morales y Celia Recinos al candidato a la Presidencia por la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca-Movimiento Amplio de Izquierdas (URNG-MAIZ), en su programa radial "El Estartazo", realizada el 5 de julio.

Josué Morales (JM): Damos la bienvenida a Miguel Ángel Sandoval, que es candidato de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca - Movimiento Amplio de Izquierdas (URNG-MAIZ), quien se inició en las luchas reivindicativas como dirigente estudiantil del Instituto Nacional para Varones, luego se incorporó, en la década de los 60 al movimiento revolucionario insurgente. Al finalizar estudios de sociología en París se incorporó nuevamente a la insurgencia. Fue cofundador del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), una de las cuatro organizaciones que conformaron la URNG.

"Con toda seguridad, a la izquierda", "con toda seguridad, URNG-MAIZ", esos son lemas de campaña de esa alianza.

MAS: Les platico sobre el Movimiento Amplio de Izquierdas, del que forma parte URNG. En él participan organizaciones campesinas, sindicales, la Colectiva Feminista, el Bloque Antiimperialista, de jóvenes, el Movimiento Tzu Kim Pop, el Frente Nacional de Lucha, comités cívicos, personas independientes, y otras. Este movimiento tiene un proyecto político de corto, mediano y largo plazos. Participa electoralmente con el registro de la URNG.

Tiene como lema electoral "con toda seguridad, sin MAIZ no hay país", con lo que hacemos referencia a tres datos fundamentales. El maíz está en el origen de nuestra cultura, de maíz fuimos hechos hombres y mujeres, según la versión del Popol Vuj sobre la creación. En segundo lugar, nuestra alimentación es fundamentalmente a base de maíz, con la tortilla, los tamales, los atoles y otros alimentos. Y en tercer lugar, MAIZ es un factor sin el cual sería impensable hablar de construir la democracia en Guatemala, a no ser la democracia que tenemos, de derecha, en donde la izquierda no cuenta, está excluida.

JM: ¿Qué es ahora la izquierda? Porque antes la izquierda era Cuba, Rusia, Lenin, China comunista, mientras ahora se podría hablar de Chavez, Evo Morales...

MAS: El punto fundamental es que en los últimos años se impulsó lo que se denominó "el consenso de Washington", posterior a la caída del muro y a otros acontecimientos, que establecía la privatización de los recursos públicos y los servicios, un achicamiento del Estado, una disminución del gasto público destinado a lo social, y se estableció, de una u otra manera, en Chile, Bolivia, Argentina, Brasil, Venezuela, y en todas partes. Las democracias disminuyeron el papel del Estado, rebajaron el gasto público, privatizaron servicios públicos, o dieron en concesión territorio, provocando el empeoramiento de la situación para la gente y el crecimiento de los índices de miseria en todo el continente, ante lo cual la gente dijo "ya nos hartamos", "ya es tiempo de ensayar otras posibilidades" y en algunos países voltearon a la izquierda. Y en varios países se fueron dando procesos políticos que dieron como resultado la elección de Hugo Chávez, Evo Morales, Kischner, Lula da Silva, Daniel Ortega en Nicaragua, Andrés Manuel López Obrador en México, aun cuando su triunfo no fue reconocido, y Correa.

En suma, tenemos el fracaso de las recetas de Estados Unidos para el continente y emergencia de una alternativa que tiene en su agenda a los pobres, los desposeídos, los marginados; la idea de refortalecer el Estado; el propósito de revertir cuando fuera necesario privatizaciones que fueron mal negocio; la intención de defender los recursos naturales; y una actitud de independencia frente a Estados Unidos. Cada país con sus matices y su estilo.

Pero si ustedes recuerdan, el proyecto de la ALCA, que era el gran TLC de América Latina, falló, porque Argentina, Brasil y otros países descartaron participar en ella, porque vieron que era un mal negocio. Lo anterior nos muestra un continente distinto, que de manera general va por la izquierda, con cada país siguiendo su propio modelo.

Celia Recinos (CR): ¿Usted sería como Chávez?

MAS: Si Guatemala tuviera petróleo y mucha plata como tiene Venezuela y Chávez, seguramente tendríamos un gobierno que invertiría grandes cantidades en lo público y prestaría dinero a sus socios, pero no es el caso. Lo que tenemos que ver es que para cada país del continente hay una receta nacional, que nosotros pensaríamos encontrar, que tendría como componentes fundamentales la riqueza cultural que tenemos; el cumplimiento de tareas impostergables, como la reforma agraria, aunque a los de la Cámara del Agro no les guste; la defensa de los recursos naturales, porque lo que hoy ocurre con la empresa Montana no le conviene al país, se trata de una empresa de minería a cielo abierto que contamina una enorme cantidad de agua y deforesta y deja al país tan sólo el 1% por concepto de regalías. A los funcionarios que otorgaron la concesión para que funcionara les untaron la mano, los compraron...

JM: ¿Cuál es el recurso que considera más valioso para Guatemala? Porque en el caso de Venezuela es el petróleo y para China, su producción.

MAS: Un problema es que todo mundo ha comprado la idea de que ahora tenemos que vender algo al mundo, aunque nos muramos de hambre. Yo creo que primero debemos resolver la problemática interna y luego ver nuestras ventajas comparativas para poder exportar.

Entonces, las prioridades serían una reforma agraria...

JM: ¿Una reforma agraria entendida como una redistribución de la tierra?

MAS: Esa sería una visión bastante corta. La reforma agraria tendría que considerar propiedad de la tierra, créditos, tecnología, mercado y precios de garantía, de tal manera que no ocurra lo que ya ha ocurrido, que a la gente le dan tierra, pero sin un centavo de apoyo, sin capacitación ni mercados ni precios de garantía, y entonces las cosechas se pierden, porque no se pueden vender o porque los precios de los productos están muy bajos, por plagas o por temporales.

Con la implementación de la reforma que planteamos se ampliaría la capacidad del mercado interno y la posibilidad de que se desarrollen sectores de la industria, los servicios y financieros para ese mercado, que es lo que no se ha visto. Lo que se ha visto es el mercado de 200 millones de gringos y no la posibilidad de ampliar y fortalecer el mercado de 13 millones de personas de Guatemala y el de los 30, 40 ó 50 millones de personas de Centroamérica.

CR: Hay personas que hablan de una trayectoria de oscuridad, de la clandestinidad, de la guerrilla, sobre qué beneficios pudimos haber obtenido del conflicto armado, que si usted huyó joven a la comodidad del exilio y no vivió esos años oscuros, y de cómo podría ahora gobernarnos.

MAS: El conflicto armado fue muy largo, y en ese plazo tuve la oportunidad de estudiar. Yo comentaría que me tocó participar en el proceso de negociación política para concluir el conflicto. La primera reunión que tuvimos con el gobierno y el ejército fue en 1987. Yo era parte de la delegación y era miembro del equipo que armó la negociación. Posteriormente, me toco participar el la negociación de todos los Acuerdos de Paz, que son una agenda nacional, aunque eso a mucha gente no le guste, la única agenda de consenso que tenemos en Guatemala.

Después de la firma de la paz, trabajé como consultor de Naciones Unidas, la Unión Europea, en la modernización legislativa, que por cierto no ha avanzado mucho, pero es responsabilidad de quienes llegaron después. Para quien no lo sabe, le informo que fui columnista de El Periódico y de Prensa Libre durante 10 años, conferencista en todo el país, catedrático universitario.

JM: Hay personas que preguntan por un plan de educación...

MAS: URNG-MAIZ tiene un plan de gobierno, que presentamos el 6 de mayo, en el que están contempladas la educación, la salud, infraestructura, seguridad, reforma agraria, la cuestión de la minería...

JM: De manera resumida, ¿cuál sería el plan para la educación?

MAS: En educación tenemos pendiente la reforma que está contenida en los Acuerdos de Paz. Sobre el tema está todo lo elaborado por la Comisión Consultiva para la Reforma Educativa, en la que hay compañeros que participaron compañeros nuestros.

Los últimos gobiernos no han querido impulsar esa reforma.

Hay la necesidad de cambiar los contenidos en la educación y para ilustrarlo pongo un ejemplo. En una reunión con 200 maestros de primaria, les preguntaba: ¿para ustedes, que significa 1871? Hubo una diversidad de respuestas, pero nadie dijo que con la reforma liberal lo que se hizo fue expulsar a los indios de las tierras comunales para que sirvieran de mano de obra barata en las fincas de café, y este dato, fundamental en la historia nacional, no aparece en los libros de texto, y su inclusión formaría parte de una reforma educativa que hay que impulsar a fondo.

Otra información que no aparece en los textos es sobre el origen de los garífunas, ni sobre la cosmovisión, la arquitectura, las construcciones monumentales, las matemáticas y la agricultura indígenas.

JM: Esos cambios en los contenidos, ¿cómo podrían beneficiar a Guatemala, en cuanto competitividad educativa?

La pregunta muestra la existencia de algo perverso. Se ha planteado el asunto de la competitividad como el ABC de todo y a mí me parece que no necesariamente (deberíamos considerarlo así).

Tenemos que formar recursos humanos, muchos; desarrollar las potencialidades educativas, sin duda, pero no necesariamente para plantearnos la competitividad como si fuéramos verduritas. Hay otros valores que hay que incorporar en la formación de la gente.

Alguien de Suecia ha planteado que ya basta de estar viviendo alborotados y en la locura todo el tiempo, que es necesario tomarse minutos para la reflexión y el disfrute de la vida, mientras los gringos nos imponen hábitos como el consumo de comida rápida, todo rápido, incluso "aquello" rápido. Hay que cambiar esa visión de la vida, porque no todo es competitividad ni competencia.

Yo he plantado que Guatemala se incorporará a la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) el día siguiente de nuestro triunfo, porque la filosofía del ALBA es la cooperación, no la competencia. No se trata de confrontar maíz (de un país) contra maíz (de otro), como en el TLC firmado con los gringos. Se trata de intercambiar fortalezas y no de que se imponga un país sobre otro, en una relación de competencia ingrata como en el caso del TLC.

Uruguay y Venezuela intercambian productos. Venezuela vende petróleo y derivados y Uruguay vende carne y derivados. Ahí hay un negocio redondo para ambos países.

Estados Unidos está inundando a Guatemala de maíz. El último año la importación de maíz aumentó 18%, la de arroz, un treinta y tantos por ciento, y esto ¿ha implicado que se abarataron los productos? Claro que no. Al contrario, los precios de los productos de la canasta básica aumentaron y siguen aumentando. ¿Y qué pasó con el discurso que nos vendieron, según el cual con el TLC todos íbamos a estar felices y contentos?

El ALBA surgió en contraposición del ALCA, un TLC grandote. De él forman parte Nicaragua, Venezuela, Cuba, Bolivia, y tiene relaciones con países como Ecuador y Uruguay, y en el Caribe, con otros.

JM: Platíquenos sobre su propuesta de reversión de las privatizaciones que hicieron gobiernos anteriores.

MAS: Un estado que no tiene control de los servicios básicos es un estado que no tiene mucho que hacer, y un estado que no tiene el control de las telecomunicaciones es el colmo. Sólo con la privatización de Telgua, los precios de las llamadas telefónicas aumentaron un 1,200%, y esto no es una ocurrencia mía, es un dato que está ahí. Con el dinero que generaba Guatel se apoyaban proyectos educativos, y eso se acabó, mientras los empresarios se llevan millonadas de dinero.

CR: ¿Con qué partido se aliaría, en el caso que hubiera una segunda vuelta?

MAS: Jamás, con el partido del genocidio que es el FRG, pero tampoco con los partidos de las privatizaciones, ni de los que han estado expulsando campesinos, quemando ranchos, tampoco con el finquero Berger...

En Guatemala hay un 80% de pobreza y pobreza extrema, lo cual es el resultado de los gobiernos de la derecha, porque no ha habido gobiernos de izquierda en 50 años. Esos gobiernos privatizaron la empresa telefónica, la energía eléctrica, muelles, puertos y aeropuertos, en fin, todo. En esas condiciones, yo me pregunto cómo una jovencita que llamó se atreve a decir que en Guatemala estamos mejor que en los países que mencionó, si, de acuerdo con Naciones Unidas, el índice de desarrollo humano de cualquier país de los que mencionó es mucho mejor que el de Guatemala. Son datos fríos, duros; no se trata de algo que a mí se me ocurre. Nicaragua es un país mucho más democrático que Guatemala, con mejores instituciones, con un índice de violencia menor. Cuba, ni se diga. Es el país que más contribuye con Guatemala; más que Estados Unidos, Francia o Japón.

CR: ¿Y por qué sería necesario, para obtener privilegios y mejorar en los índices que mencionó, sufrir privaciones?

MAS: ¿Cómo cuales privaciones?

CR: En Cuba, usted sólo encuentra autos de mi edad, ja, ja, ja. O más viejos que yo. No digo que un carro le solucione la vida, pero como que Cuba se detuvo en el tiempo. ¿Sería eso lo que usted promovería...

MAS: No, evidentemente no.

CR: U ofrece que todos tengamos carros modelos 2008? ¿Y la represión? Mire a Venezuela.

MAS: En Guatemala hay represión, y censura. Antier (el 3 de julio) en la tarde vapulearon a un grupo de compañeras feministas que estaban frente al (hotel) Camino Real (donde se llevaba a cabo una reunión del Comité Olímpico Internacional), y la prensa no publicó una línea sobre el tema. La comunidad internacional está con los pelos de punta, porque vio y filmó a un grupo de mujeres vapuleadas, porque estaban con unos cartelones, protestando por el femicidio que ocurre en Guatemala, en protesta por los 500 asesinatos de mujeres que se han cometido este año y por los que el Ministerio Público no ha hecho una sola investigación ni llevado a juicio a alguien.

Cuando hablamos del tema violencia y represión, primero veamos lo que ocurre en el país. El 30 de junio (en la celebración del aniversario del ejército), vapulearon a compañeros en el desfile militar.

En ambos hechos hubo censura, para atraer a turistas.

CR: Vamos a algo más simple, ¿por qué en Cuba tiene que ser un commodity inalcanzable un jaboncito?

MAS: Yo le pregunto otra cosa: ¿por qué Guatemala tiene la necesidad de 500 médicos cubanos?

CR: Eso nadie se los quita, pero ¿por qué tienen que vivir sin jabón?

MAS: A mi no me interesa el jabón. A mí me interesa Guatemala y 500 médicos cubanos que están acá, y una cantidad igual de compañeros que están estudiando medicina en Cuba, porque en Guatemala la carrera es inalcanzable...

Hay personas a quienes duele mucho que un izquierdista confeso, de hueso colorado, como soy yo, haya estudiado en París. Yo creo que deberían sentirse tranquilos porque se trata de un izquierdista estudiado, con proyecto, con programa...

Quiero comentar que Bolivia fue donde murió el Che Guevara, que en Argentina hubo Los Montoneros y otras organizaciones, en Uruguay estuvieron Los Tupamaros, en Chile hubo el MIR; en todos los países hubo guerrillas, en la década de los '60, resultado de la política intervensionista de Estados Unidos. En el caso guatemalteco, hubo guerrilla porque hubo una intervención militar, organizada, financiada, apoyada por Estados Unidos, para derrocar el gobierno de Jacobo Árbenz. En las memorias de (el ex presidente de Estados Unidos Dwight David) Eisenhower está claramente expuesta la operación para el derrocamiento de Árbenz, en la que intervino un ejecutivo de la United Fruit Company, que era hermano del jefe de la CIA y del Departamento de Estado...

A mí me tocó negociar con militares y con funcionarios de los gobiernos de Vinicio Cerezo, Jorge Serrano Elías y Álvaro Arzú...

Quiero comentar que URNG-MAIZ tiene un plan de gobierno con ocho prioridades, entre ellas empleo y salario dignos. En Guatemala, las empresas no respetan los derechos laborales; una muestra de esto son las maquilas y las fincas. El salario mínimo es de alrededor de 1,200 quetzales al mes y la canasta básica alimentaria cuesta el doble. Por esto, un trabajador tendría que cubrir una doble jornada, si encuentra un segundo empleo. Nosotros planteamos que se equiparen los salarios mínimos al costo de la canasta básica, control de precios y subsidio a los 10 principales productos de la canasta básica, para la gente pobre y desprotegida y para tratar de cerrar la brecha existente entre riqueza y pobreza.


Otro aspecto fundamental es el respecto irrestricto al pago de los salarios en el campo, y esto lo ligo con el tema de la reforma agraria. Un terrateniente que no paga impuestos, no paga los salarios de ley y tiene una finca improductiva, no cumple con la función social de la propiedad y sus tierras deberían ser vendidas inmediatamente o expropiadas por utilidad social.

Ahora bien, cuando hablo de impuestos a la tierra, serían calculados sobre el valor del mercado y no sobre el valor en libros, porque en éstos las propiedades son subvaluadas. Los propietarios tendrían que vender sobre el valor de mercado o producir y dar empleo con respeto a los derechos laborales, de tal manera que el país se modernice por su propia dinámica, porque se pongan a producir todos los recursos y toda la capacidad instalada que tenemos.

JM: Que hubiera un gobierno de izquierda que impulsara cambios importantes podría provocar rebelión...

MAS: No. En nuestro programa de gobierno tenemos previstas muchas acciones, y si ganamos las elecciones, señores, en una democracia las reglas se establecen por la mayoría que gobierna, con respeto a las minorías, por supuesto. Tendríamos que aceptar que los tiempos cambian y se modifican los escenarios. Si a los de la Cámara del Agro no les gusta lo que planteo, que me expliquen de qué mejor manera se podría lograr el desarrollo rural.

JM: Usted habló de ocho puntos del plan de gobierno, coméntenos algunos otros.

MAS: Me gustaría referirme al tema seguridad, que pasa por una política preventiva que incluya empleo y educación; un proceso de depuración de la Policía Nacional Civil; el fortalecimiento del Ministerio Público; el fortalecimiento y la depuración del Organismo Judicial y una reforma a la ley de amparo, para evitar el retraso de procesos.

Hace falta atacar de frente el negocio de la violencia. Durante el conflicto armado se vendían 20 millones de municiones y hoy se venden 50 millones, por empresas pequeñas de venta de armas y municiones, que no son controladas por el Estado, lo que es inadmisible, como no lo es que la cámara que las une pretenda que se reduzcan las regulaciones.

Es necesario cambiar el DECAM (Departamento de Control de Armas y Municiones) que ya no debe ser parte del ejército.

Otro asunto está relacionado con las empresas de seguridad, que tienen contratadas a 150 mil personas y de las cuales sólo el 30% trabaja en ley y que no respetan los derechos laborales de sus agentes.

Emprenderemos una campaña de despistolización, cancelaremos los permisos de portación de armas que no sean para la policía y personal de seguridad y entonces veremos como disminuye la violencia, con empleo, educación, cierre de armerías y la eliminación de "mordidas" en el DECAM.

Nosotros planteamos la adopción de la seguridad democrática; no estamos planteando el terror ni la represión como la forma de terminar con la violencia, lo que define una diferencia entre nuestra propuesta y la del resto de candidatos, que plantean la salida de los chipilines o chafas (soldados) a las calles.

Nosotros plantemos que los soldados deben estar en los cuarteles y protegiendo las fronteras. Los militares están educados para combatir y matar. La Policía Nacional Civil debe prevenir el delito e investigar. No debemos seguir aguantando en las calles al montón de soldaditos con sus armas, que son incapaces de reducir la criminalidad.

Fuente: Centro de Estudios de Guatemala


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.