Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Entrevista - Rosalina Tuyuc: “Debemos saber quiénes fueron los asesinos y torturadores”
Por Abner Guoz - El Periódico - 22 de marzo de 2004

“Algunos ya no se podrán encontrar porque fueron tirados al mar o devorados por perros y coyotes. Esto produce una gran tristeza, pero al menos que nos digan que ya no los busquemos, porque no los vamos a encontrar”.

Rosalina Tuyuc es una de las candidatas a dirigir el Programa Nacional de Resarcimiento. Estima que la mayor parte del dinero debe ir directo a las víctimas.

Rosalina Tuyuc propone que los programas de resarcimiento se prolonguen durante 36 años.

¿Qué espera del Programa Nacional de Resarcimiento?
– Desde que comenzaron a recopilar los testimonios para el informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) demandamos al Estado que atendiera varios programas. Queremos vivienda para las viudas y huérfanos y también becas a los huérfanos. Demandamos un programa de salud mental para las sobrevivientes, porque no se han podido recuperar moral ni espiritualmente.

Este trabajo lo han hecho organizaciones humanitarias…
– Sí, pero debe ser el Estado, porque fue él quien financió la guerra.
Demandamos una pensión para las mujeres víctimas, porque se están muriendo de tristeza, padecen de diabetes; otras han quedado ciegas y con enfermedades por la violencia que sufrieron. Muchas ancianas no tienen familia y sin el apoyo del Estado están muriendo en la pobreza.

¿Tiene idea de cuántas personas atraviesan esa situación?
– Son entre 70 y 80 mil mujeres. Se les debe prestar atención psicológica, porque todavía no se han podido sacar la tristeza y el dolor de la guerra, viven en una constante tortura psicológica. Cuando uno les habla, sólo dicen: “Que Dios perdone a los que me hicieron esto”, pero siguen llevando el dolor en su corazón.

¿Insistiría en un plan de exhumaciones?
– El Estado se tiene que hacer cargo de buscar a los familiares, pero también debe haber justicia. De no sentarse un precedente para enjuiciar y castigar a los responsables, no se superarán las consecuencias de la guerra. Aún estamos esperando que un Presidente nos diga dónde enterraron los más de 45 mil desaparecidos.

El presidente Berger pidió perdón por los excesos durante la guerra. ¿Es suficiente?
– Yo escuché que pidió perdón. Es un gran paso, pero no basta. Se debe saber quiénes fueron los asesinos y torturadores, que nos explique por qué nunca los enjuiciaron. Son preguntas que nunca responden. Mis hijos me preguntan si podremos enterrar a su padre y no tengo una respuesta para ellos.

¿Cree que es viable económicamente el resarcimiento?
– Sí, pero siempre y cuando no se invierta en burocracia. El dinero debe ir directo a las víctimas.

¿Eso haría usted si Berger le pidiera dirigir el proyecto?
– Yo no pretendo que me den ese cargo. Acepté quedar en la terna pensando en las compañeras de 70 y 80 años que lo necesitan más.

Se estima que el programa dure diez años. ¿Son suficientes?
– No. Siempre planteamos la necesidad de que sean 36 años, porque eso duró la guerra. Si hubo suficiente dinero para financiarla durante más de 3 décadas, debemos esperar que el resarcimiento tenga también ese tiempo.

¿Aceptará el nombramiento?
– He aceptado estar en la terna y dejar en manos del Presidente la
designación. Cualquiera que sea, la respetaría. Seguiré en la lucha.

Tomado de El Periódico - 22 de marzo de 2004
www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.