Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La mirada de la Organización de Naciones Unidas hacia Guatemala - Entrevista a Lynn Pascoe, Secretario General Adjunto para asuntos políticos de la ONU
Por Juan Luis Font / Claudia M. Arriaza- Guatemala, 19 de enero de 2008

LYNN PASCOE, secretario general Adjunto para Asuntos Políticos, indica que esta es la primera vez que participan en investigaciones del crimen organizado.

El acuerdo de creación de la CICIG se replicó en Líbano. ¿Puede contarnos cómo la experiencia guatemalteca sirvió para ser aplicada en el exterior?
– Tengo entendido que el debate sobre esta comisión empezó aquí en 2003 y se desarrollaron varias ideas de cómo debería funcionar y que tipo de investigación debería realizar. En 2005, con el asesinato del Presidente en Líbano, las ideas que se habían desarrollado aquí fueron usadas allá. Se integró una comisión investigadora y los casos de Líbano se llevaron ante la Corte Penal Internacional, pero la CICIG es una cosa totalmente diferente: los procesos se someterán a tribunales guatemaltecos, porque se busca desarrollar el sistema local y preferimos esta forma porque este es un poder soberano, el problema es responsabilidad del país.

Usted ha visto la situación de criminalidad en Guatemala, ¿hay algo que le parezca realmente preocupante?
– En cualquier momento lidiar con el crimen organizado es difícil. Todos los fiscales son, en general, gente con mucho valor que quieren transformar sus sociedades. Y muchos países pasan por esto. Un ejemplo reciente es el de Medellín o Nueva York, que tenían más delincuencia en los años ochenta de lo que tienen ahora. Se trata de atender estas situaciones, la gente pensaba que era imposible y no estamos hablando de cosas mayúsculas, sino de cosas pequeñas, claro que es difícil, pero se puede hacer.

Una de las dudas en el Congreso de Guatemala acerca de la CICIG era si incluiría casos de narcotráfico.
– Los grupos del crimen organizado incluyen el narcotráfico, pero yo no puedo decir qué decidirá el doctor Carlos Castresana,porque cualquier investigador tiene que empezar por ver la evidencia que tiene, y eso le lleva en cierta dirección.

Cuando escucha que el vicepresidente Eduardo Stein sugiere que la CICIG investigue el caso de la bancarrota de bancos privados, ¿cuál es su reacción?
– Yo no quiero decir qué es lo que hará el comisionado porque él lo decidirá. Pero esta es la forma en la que se hacen estas cosas: se empieza y se analizan todos los problemas que existen, todas las cosas se llevan a su mesa para ver qué relación y conexión hay entre una y otra. Cuando uno entrevista a una persona, termina averiguando algo que ni siquiera esperaba... así que hay que darle tiempo para ver qué resultados produce y después él decidirá cuáles son los casos que procesará.

Supongo que muchos países, como los propios guatemaltecos, esperan ver los resultados de la CICIG y quizá están pensando: si funciona allí, tal vez funcione aquí.
– Ya hemos recibido un par de consultas, la gente ha dicho “qué interesante” y usted tiene razón: están esperando a ver si funciona y, realmente, para nosotros es la misma situación, queremos ver si funciona, cuán valioso es, tenemos que justificar nuestras acciones y nuestra existencia. Esta será la primera vez que Naciones Unidas participe en investigaciones criminales, es el primer experimento, y queremos tener éxito.

¿Podría esta convertirse en una nueva función para las Naciones Unidas?
– Si ustedes evalúan bien, se darán cuenta que el trabajo de la ONU en materia de Estado de Derecho de Naciones Unidas abarca todo: desde la Constitución hasta las elecciones.

En este caso se trata de problemas significativos que encajarían en la calidad del procesamiento legal. Mejorarlo añade credibilidad porque se trata de que Naciones Unidas está participando, lo cual conseguiría que los guatemaltecos que normalmente son escépticos piensen: “Bueno, tal vez esto pueda producir el resultado que queremos”.

Habla de escepticismo, pero, también debe tomar en cuenta que el guatemalteco conservador es reacio a aceptar la idea de extranjeros resolviendo sus problemas. Ese fue justamente el debate que originó en principio el rechazo del Congreso de Guatemala hacia CICIG.
– Y la respuesta es muy clara: la ONU no hace nada a menos de que se nos pida. El propio Gobierno llegó al consenso de que este es un sistema que necesita ayuda adicional. Me parece entonces que si yo fuera a plantear un argumento así en el Congreso... ¡por favor! De lo que se trata es de traer expertos para ayudarnos a nosotros a resolver nuestros problemas, no son extranjeros que están imponiendo sus soluciones, fueron ustedes quienes lo pidieron.

Hablemos acerca de las metas del milenio. ¿Es la desnutrición el mayor desafío del país?
– Hay algunos países donde tenemos mucha preocupación particularmente en el África subsahariana. Pero este es un objetivo que ustedes mismos han establecido para sí, ustedes han dicho qué metas quieren lograr para 2015. El Secretario General realiza una evaluación para ver cuán cerca está el país de alcanzar sus metas. Es importante colocar los recursos para poder lograrlo. La buena nutrición no solo tiene que ver con la existencia de alimentos, sino también con la información de qué alimentos ingerir.

Para combatir la desnutrición crónica se necesita de fondos públicos, pero este país tiene uno de los estados más precariamente financiados del hemisferio.
– Bueno Guatemala tiene dinero. Este no es un país pobre. Sin embargo, cuando uno ve el avance de las metas de desarrollo del milenio, el país aparece hasta abajo y se acerca a Haití en muchos sentidos. Haití es un país pobre pero Guatemala no lo es.

Hemos podido llevar a casi todos los niños a la escuela primaria, pero no hemos podido atender de forma correcta el problema de desnutrición. ¿Encuentra falta de conciencia sobre este tema?
– Quizá falte debate público. Guatemala ha resuelto muchos problemas, problemas serios, como la guerra. Ustedes han logrado avances significativos, me parece a mí, porque han concentrado su energía en muchos de estos temas. Por ejemplo, en la CICIG. La mayoría de las personas pensaron que no iba aprobarse, pero a través de la organizaciones no gubernamentales, a través de la fuerte presión de los medios de comunicación, se logró.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.