Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Entrevista con el procurador de los Derechos Humanos Sergio Morales
Por Elmer Telon - Guatemala, 20 de febrero de 2007

Con la confianza de realizar un buen trabajo al frente de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), el procurador Sergio Morales llega a la recta final de su gestión con la intención firme de reelegirse.

El deseo del Magistrado de Conciencia ha merecido la manifestación de simpatía en diversos sectores de la sociedad civil, pero al mismo tiempo algunos activistas en materia de Derechos Humanos (DDHH) no han acogido con agrado la aspiración del procurador. Hecho por el que Morales habla de sus logros y se defiende de los señalamientos de sus detractores, enumerando las razones que lo motivan a buscar por un período más la titularidad de la PDH.

Este año es el último de su gestión y usted ha manifestado deseos de reelegirse. ¿Qué lo mueve a tener esta intención?

Es importante señalar que cuando iniciamos con la actual administración nadie se preocupaba por el Procurador, ahora hemos logrado llevar a cabo una serie de acciones que han consolidado a la procuraduría como una de las más importantes de América, sin obviar que la situación en el tema de los Derechos Humanos en el país sigue siendo mala, pero es innegable que se ha avanzado de gran manera en la protección de los mismos.

En el tema de control administrativo se ha crecido de gran manera, hasta el punto que en este momento cualquier ministerio al cual nosotros decidamos realizar un operativo se preocupa por la investigación que iniciemos. Los avances que hemos realizado hacen notar que nuestra visión y nuestro actuar van en la vía correcta; nosotros estamos seguros que hemos hecho bastante, pero hace falta por hacer mucho más.

Una variedad de opiniones reconocen un buen trabajo en su labor ante la PDH, pero algunos activistas piden alternancia en el cargo. ¿Qué opina al respecto?

Primero, que no se trata de personas sino se trata de procesos; en este momento hay que consolidar el desarrollo que se ha logrado de la protección de los Derechos Humanos.

En cuanto al tema de la alternancia quisiera recordar una anécdota que viví con Hans Gammeltoftl, ombudsman danés, quien me refirió en una ocasión: "todo procurador debe ser reelecto" y yo le pregunté el porqué, "cuando un ombudsman es reelecto lo que ha demostrado su continuidad es el reconocimiento de su labor, lo cual hará que quienes lleguen a puestos de poder reconozcan la función del PDH y lo respeten".

Es por ello que la razón de la búsqueda de la reelección no es un proceso o deseo de Sergio Morales, sino que todavía estamos en un proceso de fortalecimiento en el tema DDHH y por el otro es la mejor prueba de la independencia de un Procurador.

El Movimiento Nacional de Derechos Humanos propondrá una terna ante el Congreso para el puesto de PDH. ¿Qué opina al respecto?

Primero quisiera aclarar que el Movimiento Nacional de Derechos Humanos, quien fue la institución que me postuló, también es la misma que apoya mi reelección, lo que sucede es que el movimiento de DDHH tuvo una fractura, lo cual ocasionó que se dividiera en dos expresiones, Del Valle y Miguel Ángel Alvizúrez, ellos son la parte del movimiento que respaldan mi postura, ahora lo que se ha presentado es un grupo que se ha denominado Convergencia, el cual está representado por un grupo de derechos humanos, aunque ambos son respetados.

¿Cuál fue la razón de esta separación?

Ésas son valoraciones que yo no conozco, pero sé que existe esa ruptura.

En el tema de su posible reelección, algunos activistas en DDHH temen que su intención de reelegirse cree un compromiso político, el cual pondría en riesgo la actuación futura de la PDH...

Yo no lo creo así, pienso que he demostrado mi grado de independencia y prueba de ello han sido mis actitudes y denuncias en el caso del gobierno anterior y tanto como en el actual, siempre he demostrado tener una no participación partidaria. Ahora esas preocupaciones las trasladaría yo al revés. Yo he demostrado ser independiente y siempre he sido muy coherente entre lo que digo y lo que hago; la pregunta aquí creo que sería ¿Por qué se duda de mí sí he sido coherente con mis acciones? Esa es una pregunta que siempre me haré, pues he observado que muchas de las personas que han marcado esas dudas, en muchos instantes de la vida política nacional han guardado silencio.

Se ha hablado tanto que exalta mucho su figura, lo cual eclipsa el actuar de las procuradurías como la de la Niñez o de la Mujer, por ejemplo, hay quienes interpretan en ello un grado político.

No es ese el propósito, la Procuraduría es una entidad unipersonal y es el PDH el que tiene ese mandato, en este caso habría que reconocer que en la figura en que está diseñada la imagen del Procurador es con esas características, no es una figura colegiada o no son varios los procuradores que existen, solamente hay uno y el objetivo de crear una voz unipersonal es justamente que las conclusiones sean cada día más fuertes, lo cual si se ha logrado, el impacto en este momento del PDH en Guatemala es reconocido por todo mundo.

Los aspirantes a la PDH señalan justamente que "la institución no es nada más que una oficina que recibe denuncias", y ven la necesidad de fortalecer la Procuraduría en el aspecto de investigación.

Me cuesta entender esa argumentación, se debe entender que se es parte de un sistema y en este sentido no se trata que el Procurador anule a otras instituciones, sino que sea una institución de fortalecimiento de todo el Estado.

El Ministerio Público (MP) fue creado para cumplir ciertos roles, si el PDH se entrometiera en el quehacer del MP entonces no tendría sentido la existencia del MP.

La razón de la creación de la Procuraduría fue ayudar a la democracia para fortalecer la institucionalidad, entonces parte de la responsabilidad de quien ejerce el cargo de procurador es comprender para qué fueron creadas las instituciones, es por ello la importancia de conocer el funcionamiento del Estado.

Ahora si lo que se señala es que no damos seguimiento a nuestras propias resoluciones, también es un error; aquí se han generado las investigaciones más importantes de Guatemala.

¿Cuáles han sido esas investigaciones?

El caso Heick, el caso de la finca de Nueva Linda, el caso de Colotenango, el caso Pavón, todos los informes más polémicos y duros se han elaborado aquí, y para continuidad y seguimiento cuando ha sido necesario pedir medidas cautelares a organismos internacionales la PDH es la instancia que más ha recurrido a los organismos internacionales, si ha existido la necesidad de los amparos hemos presentado cualquier cantidad, es por ello que decir que somos sólo receptores de denuncias me parece una medida descontextualizada

De lograr la reelección ¿cuáles serán los pasos que implementaría para fortalecer la institución?

Creo que existen varias medidas, talvez uno de los pasos más importantes es la relación de la figura del PDH con el Congreso de la República, consolidar el reconocimiento general el cual encuentre en la procuraduría un brazo fiscalizador, además se debe de profundizar en la relación que permita una verificación de las instituciones, así como facilitar a los diputados su labor nutriéndoles de información de los problemas nacionales, para poder crear con ellos campañas de sensibilización, esa es una tarea, pero también existe la tarea electoral en donde la procuraduría prestará ayuda al Tribunal Supremo Electoral (TSE) así como garantizar que se respete el ejercicio del derecho del voto de la ciudadanía.

Fuente: www.lahora.com.gt - 190207


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.