Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La minería en Guatemala: Entrevista a Robert Moran, experto en el tema
Por Alberto Ramírez - Guatemala, 28 de noviembre de 2004

Con un doctorado en Ciencias Geológicas, de la Universidad de Texas, Estados Unidos, Robert Moran ha recorrido Latinoamérica África, Asia y Australia para estudiar la calidad del agua, en la mayoría de los casos por contaminación de minas. Ahora está en Guatemala, para participar en dos foros sobre la extracción de oro.

Su experiencia, de más de 35 años, le permite conocer el problema minero, más allá de la simple preocupación por el tema ambiental.

¿Trae beneficios a la población la actividad minera?

Se van a crear algunos empleos, habrá mejoras en algunas carreteras y puentes, posibilidad de una mejor comunicación, suministro de agua, podrían instalarse clínicas de salud y oportunidad para los comerciantes. Pero cuando cierre la mina, el personal que opera la clínica se va, los que operaban la planta de agua se van... al final, la comunidad se queda sin nada.

¿Qué aspecto negativo tiene la minería a cielo abierto?

El proceso consiste en arrancar rocas para triturarla y quitarle el oro a través de un proceso con cianuro.

El problema es que al quebrar la roca quedan expuestos otros elementos químicos y, aun después del cierre de la mina, esos desperdicios quedan despidiendo sustancias que se combinan con la lluvia y pueden contaminar los mantos subterráneos.

¿El uso del cianuro, aun en áreas cerradas, puede significar riesgos al ambiente o a la salud humana?

Cuando las rocas son llevadas a la planta trituradora se les agregan químicos, como el cianuro, para desprender el oro. Los desperdicios de este proceso llevan residuos y hay experiencias en las cuales esos desperdicios contaminan fuentes de agua y matan a los peces, incluso cuando los líquidos estén dentro de las normas de los países desarrollados.

¿Entonces, el cianuro no se destruye?

La mayor parte se convierte en otras formas químicas, como el cianato y otros compuestos que siguen siendo tóxicos, en especial para organismos selváticos, pero eso nunca se ve a corto plazo, sino después de mucho tiempo.

¿Es posible evitar esa filtración?

Sí, pero hasta ahora no he visto que ninguna mina lo haga. Algunas minas colocan geomembranas debajo de las pilas de desperdicios, pero eso sólo retarda el movimiento de filtraciones hacia los mantos friáticos.

¿Hay algún otro tipo de contaminación?

Cuando se abre el tajo (área de extracción) se usan explosivos, los cuales dejan residuos químicos en las paredes de las rocas, los más comunes son el nitrato y el amonio. Este último es tan tóxico para los organismos acuáticos, como el cianuro.

Además, siempre existe el riesgo de un derrame.

¿Si ocurriera una de esas filtraciones tóxicas, se puede corregir?

Sí. He trabajado en sitios mineros donde el costo para corregir esos daños es más de US$1 millón al año.

¿Qué impacto ha visto en las comunidades por actividad minera?

A veces, en áreas rurales, la minería compite con el campesino por el agua y suele quedarse con toda y no paga nada por ella. Sobre todo, si la extraen del suelo. Otro problema es la gran cantidad de camiones, que produce ruido y mueve mucho polvo con residuos químicos. También se da un alza de precios de la tierra.

¿Leyó el estudio de impacto ambiental del proyecto Marlin de Montana?

Las 540 páginas del documento principal son tan confusas y desorganizadas, sin información básica.

“Unos pierden y otros ganan”

Robert Moran considera que la minería tiene impactos:

No se verán en corto tiempo, sino a largo plazo, como la salud humana, que podría ser afectada.

Habrá personas que ganen más, pero eso provocará que aumenten los precios de los productos en general, especialmente la tierra.

Se producirán ruidos por las explosiones al volar la roca, lo cual provocará pequeños sismos, además del ruido de cientos de camiones y maquinaria.

Habrá mucho polvo, el cual contendrá residuos de sustancias tóxicas.

Estracto tomado de www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.