Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Juan A. Fuentes: “Falta desarrollo”
Por Carlos Menocal - Guatemala, 26 de diciembre de 2004

En Guatemala, pese a los acuerdos de paz, el área rural continúa olvidada y la extrema pobreza ha crecido, sin que exista una política nacional de desarrollo rural


Juan Alberto Fuentes considera que las metas del milenio pueden ser compatibles con los acuerdos de paz.

Metas del milenio o acuerdos de paz. En ambos casos, Guatemala continúa rezagada, afirma Juan Alberto Fuentes, coordinador del proyecto Informe Nacional del Desarrollo Humano, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Se ha hablado a nivel internacional sobre las metas del milenio, pero en Guatemala son poco conocidas. Más bien se habla de acuerdos de paz. ¿En qué se asemejan?

Los acuerdos de paz plantean una visión de nación de largo plazo, y las metas del milenio, una visión del mundo, pero que se concreta en países. En ambos hay un énfasis fuerte en todo el tema de desarrollo social, desarrollo humano y rural.

¿Qué otros objetivos del milenio son compatibles con los acuerdos de paz?

Hay una gran atención en el área de salud y educación. En las metas del milenio se establecen objetivos, y los acuerdos de paz establecían los medios.

Es obvio que Guatemala no ha logrado el desarrollo humano que se contempla en las metas del milenio y en los acuerdos de paz.

No, ahí hay más rezago cuando se compara con otros países. Si ordenamos al país de acuerdo con el índice de desarrollo humano, está en el lugar 119 ó 120 de 180. Hay un leve avance en economía.

Eso no significa que la población se haya beneficiado.

El crecimiento económico puede beneficiar a la gente generando empleo, y eso proporciona ingreso, que le permite pagar sus propios servicios de educación y salud.

Además, genera ingreso para el Estado, que lo redistribuye para servicios públicos. Sin embargo, ninguno de los dos ha sido efectivo para Guatemala, porque se han estado generando pocos empleos y de mala calidad, y los recursos para el Estado son limitados.

¿Esta limitación incluye a educación y salud?

Los recursos destinados para estas áreas siguen siendo los más bajos de América Latina, en proporción del Producto Interno Bruto (PIB).

¿Hasta dónde ha llegado Guatemala en las metas del milenio, con relación a otras naciones?

Ha habido algunos avances graduales en salud, vivienda y educación. Pero si hacemos una proyección para 2015, la mayor parte de metas no se va a alcanzar si seguimos con las mismas tendencias. En otros países han participado Gobierno y organizaciones sociales, entre otras.

¿En Guatemala no ha ocurrido eso?

No. Hay ejemplos claros, como Brasil, en donde hacen una gran campaña de información sobre estas metas del milenio.

¿Qué ha pasado con los acuerdos de paz?

Ha habido avances en el gasto público, en donde se alcanzaron las metas en educación y salud desde hace un par de años. El desafío es actualizarlas y poner unas más ambiciosas. Los derechos humanos sí han avanzado, aunque hay nuevos problemas, como la inseguridad.

¿En dónde no se ha avanzado?

En el desarrollo rural. En materia fiscal está pendiente la carga tributaria, y en la seguridad social más bien hay una reducción de su cobertura.

¿Qué debería hacer este Gobierno para cumplir los acuerdos de paz?

Tratar de hacer que converjan los acuerdos de paz con las metas del milenio, pero sin dejar de lado los temas que no se incluyen en esta última propuesta. Los acuerdos de paz tienen un contexto: desarrollo y paz.

¿Cómo lograr que los políticos asuman esa responsabilidad, pero especialmente el Congreso?

El tema clave es la agenda y prioridades claras. Tenemos recursos limitados, entonces se deben focalizar prioridades en desarrollo rural, porque eso reduce la pobreza, el tema fiscal, el desarrollo social, educación, salud y seguridad social. Cada uno de esos requiere estrategias políticas para impulsarlos.

El Legislativo debería tener una participación importante, pero ¿se podrá hacer en este momento?

Es importante destacar el papel positivo que puede hacer el Congreso. Al final de cuentas, esa es la instancia más democrática de Guatemala y de cualquier país.

Hay que fortalecer su capacidad de tomar decisiones, establecer mecanismos de asesoría y rendición de cuentas.

Hay acciones positivas que ha realizado el Congreso, como la fiscalización del gasto militar. Eso debería extenderse a otras áreas, como salud, educación, vivienda, etcétera.

Las metas del milenio

Guatemala fue uno de los países firmantes de este compromiso mundial, que busca alcanzar ocho objetivos para 2015, según las Naciones Unidas:

Reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre. Para lograr este programa se deberá fortalecer la seguridad alimentaria.

Lograr la enseñanza primaria universal (hasta sexto grado eqitativa para niños y niñas).

Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer.

Reducir la mortalidad infantil.

Mejorar la salud materna.

Combatir el VIH/sida, el paludismo, la tuberculosis y otras enfermedades.

Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

Fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Avances en los acuerdos

Después de ocho años de haber suscrito los acuerdos de paz, ha habido pocos resultados que beneficien a la población.

Acuerdo Global sobre Derechos Humanos:

Se logró un avance para su verificación, aunque aún persiste la violencia común, la inseguridad ciudadana y la falta de fortalecimiento del sistema judicial.

Comisión para el Esclarecimiento:

Finalizó su informe, pero sus conclusiones no tuvieron extensiones judiciales. La mayoría de casos llevada a tribunales no ha avanzado, debido a tropiezos.

Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria:

No hay avances significativos, y la población rural ha sido la más olvidada desde hace ocho años, cuando se suscribió.

Fortalecimiento del Poder Civil y función militar

Avanzó en el crecimiento de las fuerzas de seguridad. Sin embargo, aún existe injerencia militar en temas de seguridad ciudadana e inteligencia.

Resarcimiento a desarraigados

Poco avance se ha tenido en este tema. De hecho, en las fronteras de México y Honduras aún viven guatemaltecos que escaparon en medio de la violencia político-militar.

Reformas Constitucionales y Régimen Electoral

Fracasó la consulta popular y apenas este año el Congreso trató el tema sobre las reformas al régimen electoral y de partidos políticos.

Estracto tomado de www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
s