Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

“Las izquierdas se reducen en el país”: César Montes, Asesor del Fondo Nacional de Tierras
Por Carlos Menocal - Guatemala, 12 de noviembre de 2007

El ex insurgente César Montes combatió en las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y en el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP). Además estuvo con los sandinistas y en la guerrilla salvadoreña. Desde esa óptica habla del Movimiento 13 de Noviembre y el futuro de la izquierda en Guatemala.

¿Cómo surge el Movimiento 13 de Noviembre?

Al tocar el 13 de noviembre hay que mencionar la invasión norteamericana de 1954. Los militares que estaban en esa época se vieron burlados, porque se inventó una operación nacional, pero en realidad fue de la Central de Inteligencia Americana (CIA), que invadió el país.

La caída del régimen revolucionario fue con ayuda del Movimiento de Liberación Nacional.

Sí, éstos eran mercenarios y sicarios de la CIA. En ese entonces hubo una insatisfacción de militares jóvenes que vieron cómo cerraron la Escuela Politécnica.

¿La rebelión del 13 de noviembre fue impulsada por militares contrainsurgentes?

Todos fueron entrenados por los norteamericanos. No fue un movimiento de gente de izquierda que buscaba una revolución.

¿Las causas eran reivindicaciones militares?

Hay varias razones: la primera fue la corrupción del presidente Miguel Ydígoras; luego, los militares se dieron cuenta de que en la finca Helvetia había un grupo de cubanos entrenándose para invadir Cuba, con el apoyo de los norteamericanos y la CIA; y los militares se sublevaron por razones corporativas y demandaron un Ejército capaz, corporativo, y que su comandante en jefe (Ydígoras) no fuera un payaso, y menos ubiquista.

¿En qué momento se funciona con las FAR?

En 1962, en marzo y abril de ese año hubo una insurrección y un esfuerzo de los comunistas por hacer una guerrilla.

Las FAR fueron una estructura guerrillera muy fuerte a nivel nacional.

Sí, especialmente cuando los comandantes eran Turcios Lima y Yon Sosa. Fue la primera guerrilla de Centroamérica, y la XX de América Latina.

¿Eran guevaristas?

Sí, aunque nuestras tácticas eran vietnamitas.

Al final no todo era gloria, porque Luis Turcios murió en esos años.

Yo sustituyo a Turcios, y debo salir para Vietnam a conseguir armas, y los compañeros que se quedaron aquí, demostrando incapacidad política, rompen la unidad con el Partido Guatemalteco del Trabajo, se declaran pro chinos y seguidores de Mao Tse Tung, y abandonaron el oriente, Rabinal, y se fueron a Petén, que era despoblado, para refugiarse.

¿Le parece que ahí empezó el derrumbe?

La guerrilla quedó aislada hasta en la ciudad.

Como lo cuenta Mario Payeras en su libro “El trueno en la ciudad”.

La guerrilla se quedó separada de la población.

¿Qué sucede cuando usted regresa?

Intentamos continuar con el hilo conductor que venía del 13 de noviembre, y fundamos el EGP.

¿Qué pasa en el EGP?

Integramos a los sectores indígenas y logramos hacer lo que no logramos en las primeras FAR.

Es en este momento cuando salen a luz otras organizaciones.

Resurgen las FAR, se crea ORPA (Organización Revolucionario del Pueblo en Armas) y el Partido Guatemalteco del Trabajo se inventa una su línea de trabajo.

¿Usted se va a Nicaragua luego de estas experiencias?

Ya cuando llegamos a la cúspide del desarrollo, en 1978, planteé que había que ayudar a Nicaragua y El Salvador. Me fui a Nicaragua, y en 1981 me fui a El Salvador a fundar un frente del Farabundo Martí. Luego regresé a Nicaragua a enfrentar la contra que quería derrocar al régimen sandinista.

¿Usted regresa en 1996 a Guatemala?

Sí, yo vine a la firma de la paz. Ramiro de León Carpio me legalizó y pude entrar.

Hay un ala de la izquierda que no tolera su presencia. ¿Por qué?

Nunca respeté el autoritarismo, el verticalismo y el comandantismo.

¿Usted criticó la forma de actuar de la comandancia de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG)?

Los conozco personalmente. Rolando Morán no tuvo mayor participación en la guerra; Gaspar Ilom se mantenía en México y vivía cómodamente, y Pablo Monsanto vivía en Cuernavaca.

¿Qué piensa ahora de la URNG?

Digo y sostengo que fueron derrotados en la guerra y en la política.

De hecho, Monsanto no obtuvo mayor respaldo en estas elecciones generales, a pesar de haber gastado más de Q13 millones.

Fueron muchos millones, y recibió a cambio la desaparición de su partido y de él como figura política. Ahora es un cadáver político.

¿Había más crítica?

Yo cuestionaba su vinculación con Europa, Suiza, Italia, con cualquiera menos con su pueblo. Ninguno de los cuatro comandantes aprendió ningún idioma maya. Nunca se preocuparon por darle participación a la población del país. Fueron comandantes racistas.

La URNG fue un proyecto político atractivo, pero dejó de serlo.

La primera participación de la URGN fue con Álvaro Colom. Junto con el Frente Democrático Nueva Guatemala y otras agrupaciones promovimos a un hombre que era conocido únicamente por el 6 por ciento del electorado. En ese entonces sacó el tercer lugar.

¿Fueron ustedes quienes descubrieron a Colom?

Nosotros lo proyectamos, y él ni siquiera había pensado en ser candidato.

¿Por qué la izquierda tradicional no acompaña a Colom ahora?

Perdimos la oportunidad de acompañarlo, y él empezó a distanciarse. Si eso no hubiera ocurrido, en este momento la izquierda hubiera llegado al poder.

¿Qué izquierda desaparece? ¿Los grupos similares a Monsanto o los movimientos como la URNG?

Al final, las izquierdas (URNG-Maiz y la de Pablo Monsanto) se reducen y están condenadas a la desaparición.

¿Por qué ocurre eso en Guatemala, y no en El Salvador, con el FMLN, que es una fuerza política importante?

Porque los comandantes de la URNG vinieron a cogobernar con Arzú, y los salvadoreños se fueron a la oposición.

¿Sucederá lo mismo con la socialdemocracia que plantea Álvaro Colom?

La socialdemocracia fue muy consecuente en la lucha armada, y ahora han seguido la batalla a favor de cambios sociales que no signifiquen el neoliberalismo ni la izquierda radical.

¿Puede ser una puerta de desarrollo humano?

Creo que para llegar al socialismo en Centroamérica hay que pasar por la socialdemocracia. Creo que en Guatemala ese va a ser el camino, y Álvaro Colom tiene esa enorme oportunidad de promover el desarrollo.

¿Ese camino es para la política o para el país?

Si se va a conseguir algún tipo de beneficio social, será a través de la socialdemocracia. Las derechas y las izquierdas ya demostraron que no dan bola.

¦ Frases

•“Al tratar el 13 de noviembre, hay que mencionar la invasión de 1954, que fue una operación de la CIA”.

•“La primera razón fue la corrupción del presidente Miguel Ydígoras, que era un títere de Estados Unidos”.

•“Yo salgo para Vietnam a conseguir armas, y los compañeros que se quedaron aquí cambiaron el curso de la guerra”.

•“Para llegar al socialismo en Centroamérica, hay que pasar por la socialdemocracia. Colom tiene oportunidad”.

¦ Despliegue: Nacimiento y ocaso

Las organizaciones guerrilleras se aglutinaron en una.

Luego del fracaso del Movimiento 13 de Noviembre, surgieron las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR).

Por percepciones ideológicas y metodológicas, algunos líderes se separaron, y fundaron el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP).

Más tarde, se fundó la Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas (ORPA).

Luego, esas organizaciones, junto al Partido Guatemalteco del Trabajo, formaron la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), que firmó los acuerdos de paz el 29.

Se inicia la guerra: Historia

El 13 de noviembre de 1960 hubo un alzamiento armado. Un grupo de militares se había rebelado y tomado el cuartel general de Matamoros, con el objetivo de derrocar al gobierno de Miguel Ydígoras.

Los insurrectos tomaron tropa y armamento, y se marcharon a las bases de Zacapa y Puerto Barrios. En Zacapa se encontraban los tenientes Marco Antonio Yon Sosa, Luis Turcios Lima y Luis Trejo Esquivel.

El movimiento fracasó porque la mayoría de oficiales permanecieron leales a Ydígoras, quien recurrió a los aviones de la CIA que estaban en la finca La Helvetia, Retalhuleu, y que posteriormente participaron en la invasión de Bahía de Cochinos, Cuba.

Luego de esa derrota, el movimiento resurgió en 1962, cuando fueron formadas las FAR.

Inicio

- El Movimiento 13 de Noviembre dio paso a la organización de las primeras guerrillas en Guatemala. El conflicto armado interno duró 36 años, y no fue sino hasta el 29 de diciembre de 1996 cuando el Gobierno y la comandancia insurgente firmaron la paz.

- Las primeras guerrillas fueron vistas por los pobladores en la región del oriente del país.

- Las selvas de la Sierra de las Minas fueron escenarios de enfrentamientos violentos.

- Cientos de indígenas fueron reclutados por la guerrilla.

- El Ejército también reclutó a jóvenes durante la guerra.

- La guerra causó que miles de personas huyeran de sus casas.

- El 29 de diciembre de 1996, el Gobierno y la guerrilla firmaron la paz.

Fuente: www.prensalibre.com - 111107


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
s