Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Eduardo Velásquez: “El encarecimiento va a generar nuevos pobres”
Por Leonel DÍaz Zeceña - Guatemala, 3 de junio de 2008

“Opciones como la de los diputados, de quitar los impuestos, por una parte le quita fondos al Estado, cuando por otra la población le va a requerir más por las necesidades sociales ante la crisis. Eso no es solución de nada”.
Eduardo Velásquez, coordinador del CEUR.

El economista Eduardo Velásquez, coordinador del Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR) y ex decano de la Facultad de Economía, de la Universidad de San Carlos, analiza la crisis económica actual y sugiere cómo enfrentarla.

¿Qué impacto se prevé ante el alza en alimentos y combustibles?

El encarecimiento de los alimentos va a generar nuevos pobres, porque aquellos que estaban en el umbral de la pobreza ahora ésta los alcanzará.

Uno de los efectos de la crisis es que los alimentos y granos básicos han subido, y los ingresos de las personas no han mejorado. Se debe tomar en cuenta que una parte creciente de los ingresos de las familias es dedicada al consumo, porque se puede restringir todo, menos la comida.

Creo que el Estado tomó hoy las medidas correctas.

¿Qué piensa de las medidas anunciadas y qué otras opciones puede haber?

El incremento de los combustibles toca la estructura de precios de todo, por los costos del transporte; en el país ya tenemos el 51 por ciento de la población que vive en pobreza, al tener un aumento en alimentos se incorporan nuevos pobres.

Creo que fue efectiva la política que se usó en gobiernos anteriores, al liberar las importaciones de productos que subían; y que compitieran quienes podían vender más barato, en ese sentido fue exitosa, aunque no le haya gustado a algunos sectores.

Yo no pondría precios tope ni acordados, sino que el Estado, por medio de los instrumentos que tiene a través de sus ministerios, autorice las importaciones cuando suban mucho los precios. Eso va en la línea de la medida tomada por el Gobierno.

¿Apoya la medida de precios acordados?

Los precios acordados tienen cierta lógica de precio tope, y no me parece que vaya a solucionar el problema. Además, el país es productor de alimentos, ahora muy dirigidos a la exportación, y en este momento el Estado tiene la tarea de garantizar el abastecimiento de alimentos y granos básicos para la población guatemalteca. Imagínese, ya Guatemala importando aguacates; hágame el favor.

Ha habido un descuido muy grande en la producción interna de esos cultivos.

La economía campesina históricamente ha sido autosuficiente y abastecedora del mercado interno. Basta ir a un mercado rural, hay diversidad de frutas y legumbres, y la mayoría de esos productos son provisión nacional, no importada.

¿Qué sucede entonces?

Muchas de las mejores tierras están dedicadas a la exportación, pero la prioridad es abastecer la seguridad alimentaria de Guatemala, y esa es la labor del Estado que haya subsidios y apoyo económico para la producción de alimentos y granos básicos.

Se debe apoyar a los pequeños y medianos agricultores, que generan empleo, además de producir alimentos, pero deben ser proyectos bien manejados, porque la crisis alimentaria es la más dura, yo pienso que hay posibilidades de enfrentarla, pero se debe actuar ya.

Y ¿respecto del alza en los combustibles?

Un problema fundamental es el aumento en los precios de los combustibles, dada la dependencia que Guatemala tiene en la matriz de transporte.

Dentro de ese clima de crisis, los gobiernos municipales y central debieran tomar decisiones en conjunto, y diseñar un sistema como el Transmetro.

Sin embargo, ha generado mucha controversia

Digo esto porque si la tendencia es al alza, no vamos a tener capacidad de continuar con el consumo de las gasolinas que ya empezó a notarse por la parte del consumidor, con indicios como un número creciente de motociclistas y que los operadores del tránsito de la ciudad dicen que el número de vehículos se redujo.

¿Cuántos usuarios de vehículo particular van a poder seguir conduciendo su vehículo, si el precio llega a Q50 el galón?

Habrá una migración hacia otras formas de transportarse, y eso debiera ser aprovechado para invertir fuertemente en el sistema de transporte colectivo, y si quiere con las características del Transmetro, que a su costo entiendo que es la única forma de reducir costo por cada persona viajera y puede admitir subsidio directo al usuario.

¿Hay más opciones?

Hay un principio en la economía que es el de racionalidad, que le dice a usted que se debe optimizar el rendimiento de los recursos con que cuenta, minimizando el costo. En el ahorro energético, aunque no fue bien publicitada, la medida de consumir menos electricidad fue buena.

Para el caso del transporte, otra opción es el escalonamiento de horarios, porque con el crecimiento del parque vehicular, solo que se haga crecer las vías con una varita mágica.

Lo que se debe hacer es prolongar las horas pico así hay más flujo de vehículos y ahorro de combustibles.

Opciones como la de los diputados al Congreso, de quitar los impuestos por una parte le quita fondos al Estado, cuando por otra la población le va a requerir más, por las necesidades sociales. Eso no es solución de nada.

Yo tomaría medidas urgentes para escalonar horarios, como medida temporal por situación de emergencia, que bancos, comercio, colegios tengan diversos horarios, porque si todos queremos llegar a las 8 de la mañana, nadie va a poder.

Fuente: www.prensalibre.com - 020608


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
s