Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Entrevista con Alan Mills
Director de la Revista Rusticatio: "Queremos formar un público para la poesía"
Por Analú Padilla - Guatemala, 2 de mayo de 2006

¿Cómo surgió la idea de hacer esta revista?

La idea nació cuando visualicé (a través de charlas con amigos poetas latinoamericanos) la necesidad de crear un espacio donde pudiesen fluir las poéticas actuales de América Latina, desde una plataforma crítica y con una relación problemática frente a nuestra posible tradición común. Pasa que viajé a muchos festivales internacionales de poesía en los últimos dos años, y siempre al final de cada encuentro me quedaba la sensación de que Guatemala estaba desconectada de lo que sucedía a nivel poético en el continente. Nosotros no leemos la poesía chilena (en Guatemala Rodrigo Lira es todavía la novedad…) o colombiana actual, y en Perú o Ecuador no se lee la poesía guatemalteca de hoy. Es una pena. Por eso fue que decidí iniciar las tareas editoriales de Rusticatio en Guatemala, pero en coordinación con dos personas más, una en representación del cono Sur y otra por el Norte (México): Maurizio Medo, poeta y crítico arequipeño y Jorge Solís Arenazas, joven crítico y poeta a quien conocí en ciudad de México. Pensé en un Consejo Editorial así, mínimo pero funcional, y no en amontonar nombres. Y resultó, la revista está on line. Mas debo agregar que nada de esto hubiese sido posible sin el apoyo de Enrique Orozco, empresario joven guatemalteco, a quien le comuniqué el proyecto en febrero y quien desde el inicio le ha apostado de lleno a Rusticatio . Gracias a su agencia, Ideactivapublicidad, es que la revista tiene vida actualmente, con un excelente diseño además.

¿Quiénes son las personas que iniciaron este proyecto?

Pues básicamente el equipo Editorial lo conforma, como te dije, Maurizio Medo y Jorge Solís Arenazas, quienes han acompañado el proceso desde el inicio. Yo funjo como Director y Editor General del proyecto, así que coordino el flujo de textos para cada número y la conceptualización en conjunto con el Consejo Editorial. Nuestro Consejo Editorial no es decorativo, más bien es activo y deliberante. Las personas encargadas del diseño, manejo web y de la gestión son Enrique Orozco y Flavio Pivaral, de Ideactivapublicidad.

¿Cuánto tiempo llevó realizarlo?


El primer número de Rusticatio lo empezamos a armar en enero de 2006 y salimos on line el 31 de marzo de 2006.

¿Por qué escogieron de plataforma la internet?

No podía ser de otra manera si nuestra ambición es latinoamericana o, incluso, hispanoamericana. Carecemos de un presupuesto que nos permita imprimir y distribuir una revista en toda América Latina y España. Así que la opción es la web. Pensamos que la web es una herramienta que todavía no termina de revelar todas sus posibilidades, aunque también sabemos de sus carencias y riesgos. En todo caso, el formato de Internet nos acerca a un universo de lectores que, de otra manera, no hubiésemos podido contactar.

¿Cómo ha sido la recepción de parte de los lectores, tanto en Guatemala así como en los demás países?

Estamos sorprendidos. Recibimos una cantidad de visitas diarias impresionante, en serio. Además, muchísimos se toman el tiempo de mandar un correo electrónico comentándonos o felicitando. Mucha gente exterioriza sus dudas y sugerencias para que el sitio sea aún más navegable. A la fecha sólo nos han enviado un mail negativo, donde se nos acusa de intelectuales. La acusación resulta risible pues es obvio que Rusticatio tiene un perfil “intelectual”, y además no se nos explicó por qué lo “intelectual” resultaría nocivo. Pero en realidad la gran mayoría son comentarios muy positivos, felicitan mucho el contenido al mismo tiempo que el diseño. La mayoría de correos electrónicos provienen de Guatemala y de Chile, lo cual era esperable por el énfasis de nuestro primer número (trae un dossier dedicado a la poesía chilena última). Te cuento que hace tres días, en México, se hizo una lectura internacional de poesía donde Rusticatio participó a nivel de la convocatoria

(junto a la revista mexicana de poesía Oráculo ) y se aprovechó para mostrar la página a los concurrentes. Según me dijeron la gente reaccionó muy bien. Además, yo viajaré a México en junio, invitado por el Centro Cultural La Pirámide y allá haremos una presentación de la revista. O sea, la recepción ha sido extraordinaria. Te cuento que he recibido llamadas de ingenieros agrónomos, carpinteros y hasta de artistas que ahora se interesan un poco más por la poesía.

¿Cuáles son los planes a futuro?

Pues básicamente mantener la revista on line por un buen tiempo y tratar de que cada número ofrezca siempre múltiples estrategias para enfrentar el texto poético. Aunque voy a confesarte que Rusticatio pretende ser parte de un proyecto más amplio de difusión, socialización y formación alrededor de la poesía. Dentro de poco ofreceremos talleres y foros, además tenemos entre manos la fundación de un sello editorial especializado en poesía. Poco a poco iremos sumando ideas.

¿Cómo ves la situación de la lectura en Guatemala, y cómo crees que eso haya influido, o influya, en la creación y desarrollo de Rusticatio?

Esta pregunta sí que es difícil. Sé, o más bien intuyo, que la situación de la lectura en Guate no es la más alentadora. No sólo por el cacareado índice de analfabetismo sino por la precaria formación del gusto por la lectura en las escuelas y colegios. La lectura en la formación primaria y secundaria es asumida para castigar y no para estimular o divertir a los educandos. Así, los que tienen la suerte de aprender a leer simplemente deciden dejar de hacerlo al fin del bachillerato, o bien simplemente se reducen a leer aquellas lecturas que el mercado les orienta a hacer. Que esto haya influido la creación de Rusticatio , pues no sé hasta qué punto. En alguna medida sí, pues queremos colaborar en la formación de lectores y tenemos enfrente esos enormes obstáculos. Mas la verdad es que nosotros lo que deseamos es formar un público lector de poesía y ampliar el existente, sin dejar de ayudar al lector curioso (no especializado) y dotar de herramientas críticas para que se pueda acceder con más discernimiento al fenómeno poético. Esto llevará tiempo, y será más adelante que podremos notar si hemos cooperado en el incremento del nivel crítico de los lectores de poesía en Guatemala (lo bueno es que normalmente un buen lector de poesía es un buen lector de todos los géneros). Ciertamente, la falta de capacidad lectora en nuestra población podría afectarnos, pero eso sólo si quisiéramos ser una revista de consumo hiper-masivo, cosa que no es así. Rusticatio de entrada le apuesta a un público mediano o reducido pero exigente y creativo. En algunos aspectos nuestra revista puede ser de difícil lectura para los no acostumbrados a ciertos lenguajes, pero como decía Lezama Lima: “sólo lo difícil es estimulante”. Con todo, esperamos que nuestra revista la pueda leer el público más amplio y diverso. Confiamos en que tal cosa es posible. En Rusticatio no creemos en aquella idea de que al pueblo hay que hablarle “en tonto, en facilito”. Consideramos reaccionaria esa posición que pretende despojar a la ciudadanía de la experiencia de lo complejo y embutirle pura literatura “comprensible”, “entendible”, o meramente “didáctica”, “mediad a”. Nuestra visión es otra.

Enviada por Alan Mills a la redacción de Albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.