Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Salvaje cierre de la maquila NB - Entrevista con David Morales, secretario general de FESTRAS
Por Carlos Amorín - Guatemala, 22 de junio de 2005

En Centroamérica las maquilas brotan y desaparecen como los hongos, medrando sobre una desocupación masiva y calculada.

La NB Guatemala es un ejemplo extremo de salvajismo empresarial que no ha escatimado nada para destruir un sindicato tenaz, valiente, el único en su género. Para derrotarlo, la patronal no ha dudado en cerrar la fábrica dejando 300 trabajadoras y trabajadores en la calle.

-¿Qué ha ocurrido en la maquila NB?

-Desde la fundación del sindicato (SINTRANB) en esta empresa, en 2003, sus integrantes vienen padeciendo represión en diversas formas, casi siempre muy agresivas y violentas (véanse los siguientes artículos: 1, 2 y 3). A pesar de todas las amenazas y maniobras no pudieron desarticularlo, y por eso ahora, como último recurso para destruirlo, el pasado 10 de junio cerraron la fábrica. Las compañeras y compañeros habían percibido desde hacía días que la planta estaba siendo progresivamente desmantelada; se estaban llevando máquinas de líneas enteras de producción con el pretexto de que debían ser reparadas. Sin embargo, las compañeras sabían bien que las máquinas estaban en perfecto estado. Preguntaron cuál era la verdadera finalidad de esos traslados, pero la respuesta fue la misma. El sindicato dio aviso inmediato al Ministerio de Trabajo para que tomara las medidas correspondientes.

-¿Cuándo ocurrió esto y cuántas personas fueron despedidas?

-Aproximadamente unos 15 días antes del cierre. En NB trabajaban cerca de 300 personas; otras tantas familias quedarán ahora sin sustento.

-¿El Ministerio adoptó alguna acción concreta?

-Simplemente levantó un acta.

-¿Cómo se enteraron las trabajadoras de la decisión patronal?

-Ese día, cuando llegaron a trabajar, fueron recibidas por el gerente general, Yong Ha Kim, y el gerente de recursos humanos, Alfonso Cuzal Matute, quienes rodeados por un fuerte servicio de custodia privada* les comunicaron que la empresa estaba en quiebra y que cesaría su actividad. Les informaron que sólo tenían dinero para pagar el 20% de lo que les corresponde por indemnizaciones y prestaciones sociales, y que el que no aceptara eso no recibiría nada. Inmediatamente algunos “trabajadores” reclutados por la empresa comenzaron a presionar al resto para que aceptara la propuesta. El 95% aceptó.

-¿Ustedes creen que esos argumentos son ciertos?

-Por supuesto que no. Cuando se fundó el sindicato la empresa se llevó la producción de prendas marca GAP a otra maquila llamada SAE International, por tanto, estamos investigando cuál es el tipo de conexión entre ambas, si es a nivel de colaboración o de acciones o de propietarios. No obstante, sabemos que hay otra maquila que se llama NBG Too, que ha intercambiado gerentes y personal con NB, y varias ONG locales nos han informado que esta misma empresa tiene otras cuatro maquiladoras en Guatemala, aunque todavía no sabemos sus nombres.

-Quiere decir que las promesas de la vicepresidenta de la casa matriz que estuvo en Guatemala hace un mes, la señora Sonny Li, no sólo no se cumplieron sino que ocurrió lo contrario.

-Ella aseguró que la empresa no cerraría, e inclusive afirmó que si eso llegaba a ocurrir, en cualquier caso ella personalmente nos lo anunciaría con anticipación. Pero la señora Li –que según nos han informado es esposa del propietario y presidente de la corporación NOBLAND International– no comunicó nada y la empresa cerró.

-¿Cuáles serán los pasos siguientes?

-En primer lugar exigimos la reapertura de la fábrica, ya que no se cumplieron los requisitos legales correspondientes. Primero se debió declarar la quiebra y obtener una orden judicial de cierre. Nosotros no tenemos conocimiento de que se haya seguido ese procedimiento. Por otra parte, cuando comenzaron a desmantelar la planta y los trabajadores se opusieron, el Ministerio de Trabajo fue advertido de inmediato y no sabemos qué ha hecho esa repartición gubernamental. El mismo día del cierre se hizo presente en la puerta de la planta el inspector general de Trabajo, César Gatica, a quien no le permitieron ingresar a la fábrica. Poco después, el inspector Gatica declaró en una radio nacional que la empresa NB Guatemala no se encontraba en quiebra. En segundo lugar, reclamamos el pago del 100% de las indemnizaciones legales a las trabajadoras y trabajadores que no quieran regresar a la fábrica. También queremos tomar contacto por medio de nuestra internacional, la UITA, y otras organizaciones amigas, con las marcas para las cuales trabaja NOBLAND y así presionar sobre sus contratos comerciales, ya que está obteniendo ganancias extras apropiándose de las indemnizaciones de su personal despedido abusivamente. Finalmente queremos reivindicar el Pacto Colectivo de Trabajo que, con excepción de dos artículos, fue firmado hace un mes en su totalidad por la señora Sonny Li en representación de NOBLAND, y por SINTRANB y FESTRAS.

-¿Creen que esto ha sido una burla?

-Sí, porque sólo quedaron pendientes dos artículos referidos a aumentos salariales que ella dijo no poder decidir sin consultar al presidente de la corporación. Nosotros le tuvimos confianza y quedamos esperando el resultado que, al final, es este de hoy. Esta ha sido una decisión tomada en Corea.

-Ustedes están preparando una jornada de acción.

-Estamos organizando una movilización para el próximo martes 21 ante el Ministerio de Trabajo donde hemos solicitado una audiencia para reiterar nuestras reivindicaciones en este caso, y de allí nos desplazaremos unas diez cuadras hasta la embajada de Corea donde también pediremos ser recibidos para presentar nuestros reclamos y una protesta formal ante el comportamiento salvaje de NB Guatemala.

* Las empresas privadas de seguridad de Guatemala están integradas por ex agentes de los diversos cuerpos de Policía locales, tristemente célebres por su saña represiva.

Fuente: www.rel-uita.org - 210605


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.