Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Coca Cola se burla de la justicia
Por Carlos Amorín - Guatemala, 15 de septiembre de 2005

Café INCASA, propietaria de las plantas de Coca Cola Norte y Sur en Guatemala, viene desarrollando desde 2001 una campaña antisindical jalonada por trece despidos de dirigentes de Coca Cola del Sur en estos cuatro años. El Sindicato de Trabajadores de Café INCASA, apoyado por FESTRAS, viene luchando por la reposición de estos trabajadores despedidos.

Entrevista con David Morales

-¿Cómo está la situación actualmente en Coca Cola?

-Los compañeros del Sindicato de Trabajadores de Café INCASA, sección Coca Cola del departamento de Retalhuleu, en el sur de Guatemala, viven una situación muy grave y anómala, porque desde 1996 libran una dura lucha contra la transnacional que en esa época inició un juicio contra el sindicato. Ese juicio nunca prosperó, pero desde entonces la empresa ha desatado una campaña antisindical, junto al movimiento solidarista que en esta parte de América tiene bastante fuerza.

Coca Cola ha llegado al extremo de fingir que cumple la ley aceptando a uno de los compañeros para despedirlo 15 minutos después, y así pretender reiniciar todo el trámite judicial nuevamente como si fuese un despido normal. Es realmente una burla y a los derechos laborales elementales. Ya no hay fundamento legal ni político para que no se cumpla la disposición legal

-¿Cómo se concretó esa campaña?

-En 2001 varios compañeros fueron amonestados sin motivos reales, otros fueron cambiados de puesto, y a otros más los suspendió sin causa justificada durante un plazo mayor al legalmente establecido. Paulatinamente fue despidiendo compañeros hasta totalizar 13 en la actualidad. De ellos, nueve continúan luchando para ser reinstalados en sus puestos de trabajo. Hemos recorrido todos los tribunales posibles, incluyendo la Suprema Corte de Justicia y hasta la propia Corte de Constitucionalidad, y cada uno de ellos falló a favor de los compañeros. Sin embargo, la empresa continúa utilizando subterfugios legales de manera viciosa, como la reiteración de recursos de amparo injustificados, para no cumplir con lo que ordenan los tribunales. Ha llegado al extremo de fingir que cumple la ley aceptando a uno de los compañeros para despedirlo 15 minutos después, y así pretender reiniciar todo el trámite judicial nuevamente como si fuese un despido normal. Es realmente una burla y a los derechos laborales elementales. Ya no hay fundamento legal ni político para que no se cumpla la disposición legal.

-¿Qué acciones ha tomado FESTRAS?

-Hemos venido apoyando a estos compañeros dándoles asistencia legal, haciendo movilizaciones ante las instalaciones de la empresa exigiendo el cumplimiento de los fallos judiciales, y en una reunión mantenida esta semana con el sindicato hemos decidido manifestarnos pacíficamente el próximo 20 de septiembre ante la Suprema Corte de Justicia, exigiendo que se respete la resolución de la Corte de Constitucionalidad que en Guatemala es el órgano máximo en materia legal. Con el apoyo del movimiento solidarista la transnacional está amedrentando a los trabajadores, diciéndoles que la embotelladora central de Coca Cola en la capital va a cerrar, y que eso es por culpa del sindicato que los ha colocado al borde de la quiebra. Luego los amenazan con despedir a quien se afilie al sindicato, y para reafirmar la amenaza ponen como ejemplo a los compañeros que estamos apoyando, quienes después de tanto tiempo no han logrado reintegrarse. Esta acción empresarial ha impedido hasta ahora fortalecer el sindicato. Continuaremos con esta campaña y esperamos que la solidaridad internacional nos ayude a que Coca Cola respete la ley en Guatemala.

Fuente: www.rel-uita.org - 130905


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.