Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Joseba Echebarria, UGT- España: La solidaridad como práctica fundamental
Por Gerardo Iglesias - Guatemala- Montevideo, 10 de febrero de 2008

Las organizaciones sindicales en la lucha contra la impunidad

Coordinador de la Comisión Internacional de la Unión General de Trabajadores, Joseba es un “viejo” amigo de la Rel-UITA y un destacado promotor de nuestro Sirel. Lo conocimos en 1996, cuando comenzaba sus labores auxiliando a Manuel “Manolo” Bonmati, secretario de relaciones internacionales de la UGT. En el marco de la Conferencia contra la Impunidad, Sirel lo entrevistó para conocer su opinión sobre esta actividad y en relación a los desafíos sindicales que comporta la presencia creciente de las transnacionales españolas.

-¿Cómo evalúas la Conferencia Internacional contra la Impunidad?

-La Conferencia organizada por la Confede-ración Internacional Sindical con el apoyo de la ITF y la UITA, entre otras organizaciones, fue muy importante para posicionar el papel de los sindicatos en la lucha contra la impunidad. La impunidad en Guatemala alcanza al 98 por ciento de los casos y se menciona que en el femicidio llega al 100 por ciento. Ante esta situación, los sindicatos veníamos reclamando enérgicamente la intervención a diferentes autoridades nacionales e internacionales, hoy nos alegra que las Naciones Unidas hayan creado la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICG), algo muy positivo.

-Carlos Castresana, jurista y ex fiscal anticorrupción en España, es el jefe de esa Comisión…

-Es verdad, y para nosotros es un honor. Castresana tiene una trayectoria firme y comprometida en nuestro país desarrollando el cuerpo teórico y jurídico que en su momento permitió el enjuiciamiento a Pinochet y fue, además, quien impulsó las primeras denuncias en España contra los represores argentinos.

-Galardonado con el Premio “Derechos Humanos”, por la prestigiosa Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH)…

-Premio que recibió justamente al promover los procesos contra los responsables de la detención ilegal y la desaparición de personas durante las dictaduras militares en Argentina y en Chile. Podemos decir que la Comisión está en muy buenas manos.

-Hablando de la lucha por los Derechos Humanos, UGT tiene un rico historial donde se destaca su compromiso solidario.

-La UGT, en sus 120 años de existencia, ha aprendido muy bien el significado y el alcance de la palabra solidaridad. Por ello fuimos muy sensibles y actuamos con decisión cuando el movimiento obrero enfrentó a las dictaduras militares que asolaron América Latina.

-Cuando comenzó a reorganizarse el movimiento obrero en Uruguay ganándole espacios a la dictadura militar, en la puerta de la sede de la UITA, además de nuestro logotipo, estaba el de la UGT. Enildo Iglesias, secretario regional de la UITA en aquel entonces, tenía la representación de vuestra confederación y ello fue un respaldo muy importante.

-Lo que narras habla de nuestro compromiso, un acto de solidaridad donde nosotros pudimos retribuir en parte, el amplio apoyo que siempre ha recibido el movimiento sindical español durante toda su historia.

-Volviendo al tema de la impunidad y la discriminación sindical ¿cómo te sientes cuando muchas de las transnacionales españolas se caracterizan por violentar los derechos sindicales y humanos?

-Nosotros estamos muy preocupados por el proceder de las empresas transnacionales españolas en América Latina. Estamos preocupados porque en España esas empresas están sindicalizadas. No queremos aceptar que esas transnacionales ya sean españolas, japonesas o estadounidenses, hagan o pretendan hacer en los países donde hay inversión directa, aquello que no se atreven en su países de origen, dada la relación de fuerza que imponen los sindicatos.

Debemos reconocer que la internacionalización del capital español es reciente, sin embargo estamos llevando nuestra cooperación sindical y estamos empeñados en coordinar en el plano informativo y en la acción sindical para cambiar esas conductas antisindicales. Nosotros tenemos una responsabi-lidad añadida, como decía un clásico: las batallas que no damos, se pierden. Las pierden los compañeros en cada país, pero al final de cuentas las perdemos todos. Si no realizamos ante una empresa equis una acción solidaria y contundente allá donde se necesita, ya sea en Uruguay, en El Salvador, en Guatemala, acabaremos perdiendo todos. Esto es lo que debemos tener claro.

-¡Vale!

Fuente : www.rel-uita.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.