Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 14 - 2019

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

"Huí de Guatemala cuando las maras iban a por mis hijos después de haber asesinado a mi marido"
Por Sohaib Nadi - Guatemala, 30 de agosto de 2019

¿Se puede considerar Guatemala territorio seguro, como dice Trump, a pesar de testimonios como estos?

El pasado 26 de julio el presidente estadounidense, Donal Trump, firmó un acuerdo con Guatemala de "tercer país seguro", mediante el cual el gobierno centroamericano debe ofrecer a los refugiados que intentan llegar a Estados Unidos, y que así lo soliciten, asilo político. Con este acuerdo, que según el jefe de la Casa Blanca es "bueno para ellos y bueno para nosotros", los solicitantes de asilo en Estados Unidos pueden ser deportados fácilmente a otro país- en este caso Guatemala- mientras se resuelve su caso. De esta manera, la administración Trump puede negarse a acoger a los inmigrantes que intentan llegar a los Estados Unidos, obligando a las personas que cruzan las fronteras de Guatemala -la mayoría provienen de El Salvador y Honduras- a solicitar asilo al estado guatemalteco y evitar así el flujo de migración con destino a Estados Unidos. Pero, ¿es cierto el argumento de que Guatemala es un territorio seguro, tal y como intentan sostener desde Washington? Según la fundación que estudia la seguridad ciudadana y nacional en Latinoamércia Insight Crime, Guatemala figura entre los 10 países con mayor tasa de homicidios en América Latina, o lo que es lo mismo, más de 22 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Aunque es cierto que la tasa de criminalidad del último año representa una mejoría con respecto a los años anteriores, los datos desmienten a La Casa Blanca: Guatemala no es un país seguro.

Más allá de los números y estadísticas, la sensación de seguridad o inseguridad la perciben los propios habitantes de un territorio. Por ello, en La SER hemos hablado con Norma, quien huyó, precisamente por culpa de la violencia en Guatemala, hace 4 años para llegar a España.

Por cuestiones de seguridad y protección Norma prefiere identificarse solo con el nombre. Esta ciudadana guatemalteca tuvo que dejar su tierra natal después de que las maras de Guatemala asesinaran a su marido, un dentista a quien los mafiosos extorsionaban para cobrarle una 'renta' por tener una consulta médica. "No me dijo que lo estaban amenazando y extorsionando, porque yo también pagaba una 'renta', por mi peluquería", explica, "pero él me decía que no les diera ni un duro". La cosa no quedó allí; después de que acabaran con la vida de su esposo, las maras continuaron con las extorsiones: le amenazaron con secuestrar a su hijo para torturarlo, y con llevarse a su hija para venderla a otros grupos criminales si no pagaba. Cuando acudió a la policía, le pidieron que hiciera de intermediaria con los criminales y que les entregara el dinero que pedían para que luego ellos interceptaran a los extorsionadores. "Uno de los agentes se me insinuó para que le ofreciera mi cuerpo. A cambio él prometió ayudarme. Allí la policía, lejos de ayudarte, te fastidian aún más", confiesa Norma. En Guatemala, a parte del crimen organizado, la corrupción policial es uno de los principales factores que explican el clima de inseguridad nacional. Según el propio cuerpo de Policía Nacional Civil, solo en el primer trimestre de 2019, cerca de un centenar de agentes fueron detenidos acusados de narcotráfico, extorsión y/o sicariato.

"Decidí salir cuanto antes de mi allí. Lo malvendí todo para comprar unos billetes de avión", dice Norma, quien aún recuerda ese momento con angustia. Ella no tenía pensado buscar refugio en España, pero unos "buenos amigos españoles" le hablaron bien del país asegurándole que era "un territorio seguro para vivir".

Norma no puede evitar emocionarse al recordar su llegada a España. Cuenta que cuando aterrizó en Madrid "hasta el aire que respiraba lo notaba distinto". A pesar de no obtener la condición de "refugiada" -asegura ella que no le hace falta para vivir tranquila- esta ciudadana guatemalteca agradece la ayuda y el trato recibido por parte de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Trump intenta extender el acuerdo de "tercer país seguro" a otros territorios de América Latina

El hecho de que el gobierno del presidente guatemalteco, Jimmy Morales, firmara un acuerdo de "tercer país seguro" con Estados Unidos va a empeorar, según lo ve Norma, "una situación que ya es insostenible de por sí; los que somos de allí tenemos que huir, imagínate las personas que abandonan sus hogares en busca de refugio en otro sitio más seguro".

De hecho, a pesar de la negativa de varios países como Panamá y México a convertirse en un "tercer país seguro", Donald Trump sigue buscando más aliados a los que 'desviar' las caravanas de migrantes que intentan llegar al país norteamericano. Con Guatemala lo consiguió, pese a que la Corte de Constitucionalidad lo impidiera, después de amenazar con la imposición de aranceles.

Con estas medidas el presidente norteamericano sigue con su política de intolerancia a la inmigración, con la esperanza de poder reducir la llegada de personas indocumentadas a Estados Unidos, un logro con el que Trump intenta revalidar la confianza de sus votantes de cara a las próximas elecciones presidenciales de 2020.


Fuente: www.cadenaser.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.