Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 12 - 2015

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácteroficial
Comunicados

 

 

 

¿Qué significa el asesinato del abogado Francisco Palomo?
Por Equipo de Análisis - Guatemala, 6 de junio de 2015

centro de medios independientes

Esa es la astucia del golpe: al no establecer relaciones claras y directas con un personaje tan complejo como Palomo, lo que genera es un sentimiento de duda y miedo generalizado.

En una situación como la que vive el país, pocas cosas pasan por casualidad. Aun menos si se trata del asesinato a una figura política. La muerte del abogado Francisco José Palomo Tejeda, ex magistrado de la Corte de Constitucionalidad y polémico litigante, genera una inmediata zozobra en la ciudad capital (epicentro de la presente crisis) y enluta a una parte del gremio de abogados. Lo que no queda aún claro es el móvil del asesinato. Su historial y las complejas relaciones tejidas con segmentos de poder apenas esbozan la magnitud del golpe y el grado de inestabilidad política que provoca, luego de 8 semanas de fuertes pugnas y movilizaciones.

¿Quién era Palomo (o a quién va dirigido el mensaje)?

Hay al menos tres relaciones con fuertes grupos de poder con los que Palomo se codeó en los últimos 20 años: una parte importante de la cúpula empresarial, el segmento de militares en retiro vinculados a Efraín Ríos Montt, y una parte de los medios corporativos de prensa escrita.

Palomo Tejeda fue el abogado querellante del caso del secuestro y asesinato de Isabel Bonifasi Botrán, cometido por la banda Los Pasaco y fue representante de Ricardo Bueso, presidente de Luca, S.A., entidad que compró Telgua.

Palomo Tejeda es reconocido por sus nexos con la Corporación Multi Inversiones, de la familia Bosch-Gutiérrez: era uno los representantes legales de la Avícola Villalobos -al igual que el abogado Alberto Antonio Morales Velasco-, una de las empresas más importantes de la Corporación Multi Inversiones. Su hija, Lucrecia Palomo Marroquín, también es abogada de esa avícola.

A no pocos sorprendió que hace unos días -el 28 de mayo- Dionisio Gutiérrez pidiera la renuncia del presidente de la República, Otto Pérez Molina. Gutiérrez coincide en el tiempo con Otto Pérez Molina cuando personajes cercanos a éste, como Julio Ligorría, formaban parte de la CAEM en oposición al CACIF a mediados de 1980. También hicieron alianza en 1993 para salir de la crisis del Serranazo y llevar a Ramiro de Léon Carpio a la Presidencia.

Con el triunfo de Pérez Molina en las elecciones pasadas, Dioniso Gutiérrez regresó de España y en 2013 fundó la Escuela de Gobierno (EdG), y en su Consejo Consultivo Pérez Molina fue incluido como uno de sus integrantes. El acto fue inaugurado por Pérez Molina. Asimismo inauguró la hidroeléctrica Santa Teresa y Renace II, ambas de los Bosch-Gutiérrez

Junto al abogado Alberto Antonio Morales Velasco, quien también es representante legal de empresas de la Corporación Multi Inversiones y del Grupo Campollo Codina, Palomo Tejeda fue defensor del ex Ministro de Gobernación, Carlos Vielman Montes.

Vielman Montes era defendido por Palomo Tejeda y Morales Velasco, y es investigado por su presunta participación en una estructura criminal que involucra a la cúpula de seguridad del gobierno de Óscar Berger. La Fiscalía Especial acusa a Vielman Montes de la ejecución extrajudicial de varios reos, hecho conocido públicamente como Caso Pavón, investigación que estuvo a cargo de la Fiscalía Especial de la CICIG. Por ese caso Vielman Montes está siendo juzgado en España.

La CICIG lo señala de ser parte de una estructura caracterizada por realizar una “actividad criminal continuada en delitos de asesinato, tráfico de drogas, lavado de dinero, secuestros, extorsiones y robos de droga entre otros”.

Vielman Montes cuenta con estrechos nexos a la parte más conservadora de la cúpula empresarial, específicamente dentro de la Cámara de Industria, de quien fue dirigente. Su padre fue el coronel Carlos Vielman, y su tío, Gustavo Anzueto Vielman, era parte de los civiles-empresarios que perpetraron masacres en el altiplano en los ochentas. Vielman Montes fue señalado en 2007 por el entonces candidato presidencial Pérez Molina, de dirigir un escuadrón de la muerte desde el Ministerio de Gobernación. Palomo Tejeda fue abogado de Anzueto Vielman en 1988, luego de ser denunciado por el intento de Golpe de Estado contra Vinicio Cerezo.

Una segunda red de relaciones acompañó a Francisco Palomo. Lucrecia Marroquín Godoy, la esposa de Palomo, lo ayudó a tejer relaciones con otra parte de la estructura de poder: los principales medios de la prensa escrita de Guatemala. Marroquín Godoy, es hermana de los hnos. Marroquín Godoy, quienes han tenido un papel protagónico en la prensa guatemalteca durante décadas, y es prima de Jose Rubén Zamora Marroquín, director general de elPeriódico.

Por último, y quizá una de las más importantes de sus relaciones, el Riosmonttismo. Palomo Tejeda era el estratega del grupo de abogados defensores del general Efraín Ríos Montt, por el sonado juicio por genocidio, del que todavía penden decisiones sobre fijar la fecha para reanudarlo, y que se confirme legalmente las condiciones de salud física y mental de Ríos Montt.

Palomo Tejeda fue diputado del FRG en el Parlamento Centroamericano (PARLACEN) durante el gobierno de Alfonso Portillo, de quien también fue defensor, y Magistrado suplente de la Corte de Constitucionalidad (CC) durante ese gobierno, cuando la CC resolvió a favor de Ríos Montt para que fuera candidato presidencial. Decisión que fue acompañada por los actos terroristas del “jueves negro” donde fueron rodeadas las oficinas de los Bosch-gutiérrez, quienes tuvieron que salir en helicóptero del edificio.

Palomo Tejeda fue abogado y defensor de diputados y funcionarios del gobierno del FRG (2000-2003) y de varios de los militares acusados de la Masacre de Dos Erres. La esposa de Palomo Tejeda, Lucrecia Marroquín fue diputada del FRG (2004-2007) y se menciona que sería Ministra de Educación en caso llegue Zury Ríos a la presidencia.

Un abogado que laboró con Palomo Tejeda durante los últimos siete años es César Calderón, abogado del director de inteligencia militar de Ríos Montt, general José Mauricio Rodríguez Sánchez.

El abogado César Calderón es también defensor de los principales miembros de la estructura criminal “La Línea”, así como del presidente del IGSS, Juan de Dios Rodríguez.

Sobre el caso IGSS-PISA vale decir que la abogada Xiomara Odeth Reyes Barrera, asesinada el 02 de junio (un día antes de la muerte de Palomo) trabajaba en Recursos Humanos del hospital Américas, parte del Grupo Medax. Esta última firmó un contrato con Grupo PISA para arrendar un espacio en el hospital Las Américas, el requisito que faltaba para que el IGSS adjudicara el contrato a PISA.

El momento del asesinato

¿Por qué acribillar a una figura política a plena luz del día? ¿Por qué Palomo? La respuesta es por ahora imposible de responder. Palomo Tejeda se caracterizó por sus conexiones con varios grupos de poder político y económico, algunos peleados entre sí. Esa es la astucia del golpe: al no establecer relaciones claras y directas, lo que genera es un sentimiento de duda y miedo, generalizado.

Lo que sí se puede hacer de inmediato es entender en qué momento se da el asesinato. Y hay al menos dos aspectos que es importante resaltar: el aparente control que la Embajada estadounidense parece tener del gobierno; y un aumento en la violencia, generalizada y la de casos en particular.

Una embajada al mando (y buscando estabilidad)

El martes se confirmó lo que desde hace varias semanas se sabía. Ese día fue para todos transparente y explícito: las riendas de lo que pasa las lleva la Embajada estadounidense. No sólo lo dice que el embajador de ese país en Guatemala, Todd Robinson, haya tomado el podio usualmente reservado para figuras del Ejecutivo, y sobre todo al presidente. Eso fue sólo un símbolo de un recorrido estratégico.

Incluso antes que la crisis se desatara, Estados Unidos presionó para que Baldetti renunciara. El caso de la Reina del Sur, Marllory Chacón, pronunció más esa postura. Cuando finalmente renunció la ex vicepresidenta, la Embajada dijo que daba todo su apoyo al presidente Otto Pérez Molina. Y desde entonces no se lo ha quitado, aunque sí lo haya hecho con buena parte de los que rodeaban a Pérez Molina.

Al retirar visas varios miembros del Ejecutivo, ocasionó una desbandada significativa para la estabilidad del Presidente: se fueron varios ministros, pero sobre todo uno de los dos hombres del presidente: su ministro de Gobernación, Héctor Mauricio López Bonilla. Al mismo tiempo, abandonó el barco uno de sus jefes de Inteligencia militar (el menor), el general Ulises Anzueto.

Y la ministra que asumió, Eunice Mendizabal, es lo más cercano al personal de la Embajada: ex fiscal de la CICIG, coordinaba el Quinto Viceministerio, encargado de llevar a cabo, en coordinación estrecha con Estados Unidos, las capturas a capos del narcotráfico.

La noticia que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos (un tanto equivalente al Ministerio de Finanzas) se encargará de las contrataciones y verificar al personal de la corrupta Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), representa otra parcela del Estado ganada por ese país. Guatemala es un país tutelado.

Una vez atrás el Caso SAT y el Caso IGSS, y adelante el descalabro del fisco (IVA de importaciones y ISR en franca caída) y una baja en los indicadores de confianza, las iniciativas por reformar el Estado y calmar el descontento surgieron como flores en primavera. Comentaristas, empresarios y políticos se unieron en un grito: la inestabilidad tiene que frenar.

Pero ayer miércoles sicarios en motocicleta acribillaron a Palomo.

Violencia en aumento

Desde que comenzó la crisis, la violencia ha ido en aumento. Según datos del INACIF, en la ciudad de Guatemala murieron en enero 194 personas. Febrero y marzo representaron un descenso: 140 y luego 132. A mediados de abril se desató la crisis, y ese mismo mes los homicidios subieron a 165. Y este último mes de mayo, llegaron a 212. El fin de semana pasado fue quemado el local comercial de un joven del movimiento VOS que participa en los plantones #RenunciaYA. Asimismo, una maestra en Huehuetanango que partenece al movimiento magisterial disidente a Joviel Acevedo (STEG) fue amenazada con ser despedida si continúa participando en los plantones de aquella cabecera.

Las muertes constituyen un reto para la nueva ministra, y desde un inicio lo ha tenido claro. En una noticia que tuvo poca cobertura, pero que puede resultar muy importante, a fines de abril se anunció que la Policía Nacional Civil (subordinada a Gobernación) contaba con una nueva estrategia de seguridad. La estrategia había sido diseñada en conjunto con la estadounidense Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley, y ese gobierno desembolsó US$3 millones para su implementación.

Este marco de relación entre Gobernación y Estados Unidos es vital en medio de una fuerte crisis política, inestabilidad y generalizado descontento. Aún más si ocurre en un país como Guatemala.

La ampliación del mandato que tenía la Unidad de Marines estadounidenses resulta vital: si bien en un primer momento estaría solamente en la base norteamericana Palmerola, en Honduras, ahora podrán tener capacidad de acción en territorio guatemalteco. Puerto Barrios sería el lugar de embarcación, y sus acciones estarían bajo las órdenes del Comando Sur, encargado militar de todos los ejércitos de la región.

Por esto, los recorridos nocturnos de helicópteros no deben sorprender: lo realizan, parte del Plan Ojo de Halcón, máquinas especiales (vuelo bajo y visión nocturna) parte de la Fuerza de Interdicción Antinarcótica y Antiterrorista (FIAA), donados por los Estados Unidos. El objetivo es doble: seguridad por aumento de violencia, y presencia de fuerza en medio de la crisis.

Como colofón, hace unos días 5 reos escaparon de una prisión de máxima seguridad. El director del Sistema Penitenciario, antes juez en Santa Cruz Barillas, fue despedido por Eunice Mendizabal por el hecho. Asimismo fue despedido Rony Jesús Tubac Pérez, director general adjunto de la PNC, señalado en el Caso Samococh de ejecución extrajudicial de tres campesinos q’eqchi’

Y ahora el asesinato de Palomo.

Una investigación profunda por parte del Ministerio Público demanda que Thelma Aldana vaya prontamente detrás de los autores materiales e intelectuales del crimen y evitar que se generalicen este tipo de hechos que buscan generar miedo y polarización.

Un asesinato de esta naturaleza pareciera ser el blanco de la crisis.

Centro de Medios Independientes CMI


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.