Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 12 - 2015

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácteroficial
Comunicados

 

 

 

La contaminación del río La Mora pone a Jaguar Energy en la mira
Por Luis Solano - Guatemala, 14 de julio de 2015

centro de medios independientes

A sabiendas de las limitaciones y debilidades de la legislación ambiental y técnicas del Estado, difícilmente se supervisa y comprueba si se cumplen los compromisos de las empresas. Todo queda ahora en manos del MP y el Inacif.

jaguar
Fuente: Jaguar Energy.

Un día más pasa y otro revés se acumula al megaproyecto Jaguar Energy. Luego de que sus directivos fueran señalados por la CICIG de tráfico de influencias con el yerno de la Otto Pérez Molina, el Ministerio Público realizó allanamientos cumpliendo una demanda que señala a la empresa de contaminar el río La Mora. Según las primeras acciones legales, todo apunta a que lo denunciado por los comunitarios está en lo cierto.

El descontento y la protesta comunitaria

Los comunitarios de la aldea San Miguel Las Flores, contigua a la Finca del Arco, propiedad de Jaguar Energy y donde se localiza la planta eléctrica, sostienen que durante la última semana comenzaron a observar gran mortandad de peces. Acusan a la empresa eléctrica de haber lavado sus calderas y lanzar los residuos al afluente de forma directa.

Los pobladores indicaron que entre las especies afectadas se encuentran la mojarra, el bagre, el caracol, el camarón y el cangrejo especies importantes para el consumo de sus habitantes y que generan empleo a los pescadores del lugar. En la foto a continuación se observa el río La Mora y al fondo la chimenea de la planta eléctrica de Jaguar Energy.

La denuncia de los comunitarios provocó la intervención del Ministerio Público. En un comunicado del 13 de julio, el MP indicó que personal de la Fiscalía del Medio Ambiente realizó un allanamiento en las instalaciones de la empresa Jaguar Energy, donde los fiscales tomaron muestras de agua del río La Mora, tras inspeccionar el área. De acuerdo con el MP, pobladores de la aldea San Miguel Las Flores dicen ser los más afectados por la mortandad de peces por lo que indicaron que el 14 de julio se reunirían con personal de la empresa señalada.

De acuerdo con el viceministro de Ambiente, Carlos Monterroso, el 12 de julio, conjuntamente con el MP, hicieron una inspección en el río La Mora y establecieron que hubo muerte de varias especies, por lo que interpusieron una denuncia por contaminación, pero sin especificar responsables.

Durante la diligencia practicada por el MP, los fiscales de Delitos contra el Ambiente, obtuvieron muestras del desfogue de la planta de la empresa que desemboca en el río, las cuales serán enviadas al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para determinar si hay algún componente relacionado a químicos y contaminantes. La fiscalía también recolectó agua del río La Mora, la cual también será remitida al INACIF para el análisis correspondiente.

Aura Marina López, fiscal de Delitos contra el Medio Ambiente, confirmó que este mediodía se allanaron las instalaciones de la compañía en mención y que la primera hipótesis del caso hasta el momento va orientada a lo dicho por los vecinos de la aldea San Miguel.

Lo que dice el Estudio de Impacto Ambiental

Las instituciones públicas encargadas del caso, anunciaron que investigarán si existe un Estudio de Impacto Ambiental aprobado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN). Efectivamente, el actual gerente general y uno de los representantes legales de Jaguar Energy, presentó al MARN el “Estudio de evaluación de impacto ambiental y social de la Planta de Generación Térmica Jaguar Energy, 300 MW, municipio de Masagua, departamento de Escuintla, Guatemala”, el 31 de julio de 2008.

De acuerdo con información del MARN, el estudio de marras, numerado 328, fue aprobado el 17 de octubre de 2008, tres meses después de su presentación

jaguar

Fuente: MARN

La aprobación del EIA era un requisito para que el proyecto fuera autorizado por la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) y el Ministerio de Energía y Minas (MEM). En mayo de 2008, Jaguar Energy había ganado la licitación que la CNEE lanzó en noviembre de 2007, para que Energuate obtuviera fuentes de energía eléctrica para suministrar por medio de sus distribuidoras DEORSA y DEOCSA.

En el Informe Central Térmica Jaguar, año 2009, de la CNEE, se establece que “La licitación realizada por DEORSA y DEOCSA incluía requisitos específicos de cumplimiento ambiental, y en consonancia con dichos requerimientos, la planta Jaguar ha sido diseñada para cumplir los estándares nacionales e internacionales con respecto a la regulación ambiental. Actualmente la planta cumple los Lineamientos Ambientales del Banco Mundial para Plantas Termoeléctricas Nuevas (Pollution Prevention Abatement Handbook) (1998) y los Principios de Ecuador. Jaguar ha desarrollado un estudio de impacto ambiental, el cual ha sido aprobado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales – MARN, donde se ha comprometido a cumplir la legislación local y regulación internacional.

El EIA aprobado también era un requisito fundamental para la aprobación del crédito sindicado para financiar la construcción de la planta, al menos, lo requería el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que integró el bloque de bancos que dieron el crédito.

En el dictamen del BCIE de enero de 2010, se indica que “La empresa desarrolladora del Proyecto de generación eléctrica Jaguar realizó un estudio de impacto ambiental, el cual fue aprobado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales – MARN que constituye la Autorización Ambiental del Proyecto, en donde JEG se ha comprometido a cumplir la legislación local y regulación internacional.”

El EIA de Jaguar Energy fue elaborado por la empresa guatemalteca Geoambiente, S.A. en julio de 2008. Geoambiente es una empresa cuyo fundador y presidente es Raúl Archila Serrano, ministro de Energía y Minas del gobierno de Alfonso Portillo (2000-2003).

El EIA que es el mismo que presentó José Sarmiento, titulado “Estudio de evaluación de impacto ambiental y social de la Planta de Generación Térmica Jaguar Energy, 300 MW, municipio de Masagua, departamento de Escuintla, Guatemala”, comprueba la existencia de un desfogue de la planta.

El estudio indica que los sólidos serán dispuestos a través de dos purgas de agua, enviadas a la quebrada La Mora, luego de su tratamiento respectivo. “El agua necesaria para efectuar el cambio de fase del vapor a líquido absorbe el restante del calor contenido. En esta última etapa de vapor es circulado en un ciclo cerrado a una torre, o torres, de enfriamiento de tiro forzado. El calor absorbido por el agua de circulación es eliminado vía evaporación. Los sólidos acumulados debido a esta evaporación serán dispuestos a través de purgas de agua de las torres de enfriamiento, cuya operación es de forma continua. Estas purgas, junto con otras aguas residuales producidas por la planta, serán dirigidas a un sistema de tratamiento de aguas residuales para su neutralización, estabilización y tratamiento para que sus componentes no sobrepasen los límites permisibles del Acuerdo 236-06 y del Banco Mundial para plantas de este tipo, previo a su descarga al cuerpo receptor definido, Orruego (río La Mora).

El EIA establece claramente que el río La Mora es el nombre que recibe localmente el río Orruego, ambos nombres se citan constantemente en el estudio. El EIA también identifica al Río Orruego (La Mora), como el posible cuerpo receptor de las descargas de aguas residuales ya tratadas.

En relación con el río como fuente de sobreviviencia de la población de San Miguel Las Flores, el estudio cita que “Potencialmente, los pobladores que puedan ir a pescar al río, aguas abajo de la futura ubicación de la planta de generación. El proyecto requiere descargar aguas residuales tratadas en el río como parte de su operación. Jaguar Energy está llevando a cabo estudios complementarios a los ya realizados para determinar las condiciones hidrobiológicas del ecosistema acuático y el uso de este por la población, a fin identificar impactos potenciales adicionales, así como para definir las medidas de mitigación apropiadas.”

jaguar

Fuente: Estudio de evaluación de impacto ambiental y social de la Planta de Generación Térmica Jaguar Energy, 300 MW, municipio de Masagua, departamento de Escuintla, Guatemala. Julio 2008.

De acuerdo con lo descrito por el EIA, hay un reconocimiento de la importancia del río La Mora para la población, pero al mismo tiempo se establece que será el afluente donde se desecharán las aguas residuales. Si bien habla de “aguas tratadas”, no queda claro qué significa ese término y cuánta contaminación llevarán consigo. A sabiendas de las limitaciones y debilidades de la legislación ambiental y técnicas de las instituciones estatales que velan por el cumplimiento de las regulaciones ambientales, difícilmente se supervisa y comprueba si se cumplen los compromisos de las empresas. Queda en manos del MP y el INACIF confirmar y comprobar lo dicho.

En la gráfica siguiente se observa las instalaciones de la planta de Jaguar Energy. Con el número 8 aparece señalizada la chimenea de la planta. Detrás de la chimenea corre el río La Mora.

jaguar

Centro de Medios Independientes - CMI


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.