Revistaelectrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácteroficial
Comunicados

 

 

 

Factores de riesgo de la Mina El Tambor Progreso VII Derivada
Por Nelton Rivera- Guatemala, 13 de febrero de 2013

El día martes 12 de febrero en la ciudad capital, se realizó la presentación del análisis del Estudio de Impacto Ambiental - EIA realizado por Robert H. Robinson Ingeniero en minería y ambiente, PE y Steve Laudeman, Ingeniero en Geotécnica, PE apoyada y organizada por La Puya en resistencia y el Colectivo Madre Selva.

En ella estuvieron presentes representantes de las comunidades afectadas por el proyecto minero conocido como Mina El Tambor PROGRESO VII DERIVADA en el departamento de Guatemala. Este proyecto de extracción de oro se ubica a 20 kilómetros de la ciudad de Guatemala en los municipios de San Pedro Ayampuc y San José del Golfo.

Éstas comunidades mantienen la resistencia pacífica por más de un año en contra de dicho proyecto por atentar contra los bienes naturales, la salud y la vida de las personas de estos municipios.

El objetivo de éste estudio es: “revisar los planes de ingeniera ambiental del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto El Tambor propiedad de la empresa Exploraciones Mineras de Guatemala -EXMINGUA- subsidiaria de la transnacional Kappes, Cassiday & Associates, empresa con sede en Reno, Nevada. EEUU.”[1]

En este análisis realizado por expertos se evidencia las serias anomalías e inconsistencias del estudio de impacto ambiental presentado por empresarios canadienses y guatemaltecos para obtener los permisos o licencias de exploración y explotación.

Es evidente que el Estado Guatemalteco es complaciente con empresas Canadienses y Norteamericanas al no garantizar las mínimas condiciones de seguridad y observancia de los requisitos dentro de las normativas para otorgar licencias de exploración y explotación minera en el país.

Además se evidencia la irresponsabilidad de funcionarios públicos al frente de ministerios como el Ministerio de Energía y Minas –MEM-, Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales –MARN- entre otros, al aprobar este tipo de estudios incompletos, ya que como lo expresa el Ingeniero Robinson “no profundiza los riesgos de las aguas ácidas ni los riesgos que supone”

Uno de los factores de riesgo es la alta presencia de arsénico y otros contaminantes en el territorio de San Pedro Ayampuc y San José del Golfo, por lo que la empresa minera en el EIA carece totalmente de información, planificación y garantías de recuperación del ambiente. Lo grave es que “no menciona los otros contaminantes que seguramente existen como el plomo, mercurio, aluminio, zinc etc.…”

Concluyen los expertos que la empresa minera no tiene la capacidad de proteger la salud de las personas y la protección de los bienes naturales, especialmente el agua, aire y tierra.

Julio González médico expresa que los riesgos para la salud pueden ser sumamente graves entre ellos “la intoxicación aguda y crónica, esto implica un daño mulitiorgánico que puede terminar en cáncer como el carcinoma basal y el carcinoma epidermoide, puede tener otros efectos como infartos, aumento en la incidencia de diabetes, además de daños a cualquiera de los órganos en donde se acumule el arsénico”

Desde la experiencia comunitaria manifestó Yolanda Oquelí lideresa que otro de los factores de riesgo que han vivido las comunidades a partir de la presencia de las empresa mineras en su territorio es la división comunitaria, la violencia que generan los personeros de EXMINGUA, atentados, amenazas de muerte y fundamentalmente el rompimiento de la paz y la tranquilidad de miles de personas.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.