Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Aclararán asalto a embajada en Guatemala
Por la redacción del El Diario de Nueva York/AFP - Madrid, 2 de febrero de 2005

España hará “lo impensable” para aclarar y acabar con la impunidad que rodea al asalto de su embajada en Guatemala del 31 de enero de 1980 en el que murieron 37 personas, entre ellos tres españoles, dijo ayer el canciller español, Miguel Angel Moratinos.

El gobierno español “va a hacer lo impensable para conocer exactamente quiénes fueron los responsables y quiénes fueron los culpables”, afirmó Moratinos al cumplirse 25 años de la matanza, en la que también pereció el primer secretario de la legación diplomática, Jaime Ruiz del Arbol.

El canciller español depositó, en presencia de la viuda y los dos hijos de Ruíz del Arbol, una corona de laurel ante la placa que recuerda en el palacio de Santa Cruz, sede del ministerio de Asuntos Exteriores español, al diplomático muerto en el asalto llevado a cabo por el ejército guatemalteco después de que la embajada fuera ocupada pacíficamente un grupo de campesinos.

“Es inaceptable que no hagamos una investigación transparente y contundente de lo que ocurrió ese día”, dijo el ministro. “Esa impunidad no puede permanecer”, sentenció Moratinos.

El “régimen político guatemalteco se permitió nada más y nada menos que asaltar una embajada, denigrar al embajador y manipular la información”, añadió

Moratinos, llamando a todas las fuerzas políticas españolas a articular una política exterior “que no permita más que este tipo de actos se reproduzca”.

El asalto a la embajada española, del que sólo se salvaron el embajador, Máximo Cajal, y el campesino Gregorio Yujá, posteriormente secuestrado y asesinado, fue también objeto de una demanda ante la justicia española por parte de la premio Nobel de la Paz guatemalteca, Rigoberta Menchú, cuyo padre murió en ese asalto.

Tomado de www.eldiariony.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.