Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Reencuentran a familiares tras 23 años
Por Rodolfo Zelada/AFP - Guatemala, 11 de abril de 2005

Tres hermanos cuyos padres fueron asesinados en 1982, durante la guerra civil que vivió Guatemala entre 1960 y 1996, reencontraron a algunos de sus familiares en una zona de Quiché, al noroeste del país, informó ayer una fuente humanitaria.

Los hermanos Jacinto, Tomás y Pedro, los tres de apellido Raymundo Rivera, llegaron el sábado al poblado de Vijolón II, en el municipio de Nevaj, unos 250 km al noroeste de la capital, y se reunieron con familiares que los habían dado por desaparecidos.

“Los hermanos Raymundo fueron recibidos con bombos y platillos, los estudiantes de la escuela pública del lugar los esperaban agitando banderitas y lo más emotivo fue cuando encontraron a su abuelo, Jacinto Raymundo, pues ninguno de los cuatro pudo impedir que las lágrimas rodaran por sus mejillas”, relató a la AFP Oscar Reyes, de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODAH).

“Fue algo muy emotivo, pues Jacinto, Tomás y Pedro quedaron huérfanos en 1982, cuando una patrulla militar irrumpió en la comunidad donde vivían y asesinó a la mayoría de los pobladores, ellos lograron escapar porque su mamá los sacó de la vivienda y los internó en la selva”, explicó Reyes.

Los niños tenían entonces edades de entre 2 y 7 años y vieron cómo los soldados asesinaban a sus padres y a otro hermano que intentó escapar con ellos.

Ese mismo día, después de caminar 45 minutos, los niños fueron alcanzados por la misma patrulla militar, que los llevó con ellos una semana y luego los trasladó a una base militar de Huehuetenango, 280 km al noroeste de la capital, de donde fueron enviados a un orfanato.

El delegado de la ODAH aseguró que los hermanos permanecerán unos días con su abuelo, tíos y primos y luego regresarán a la capital donde están establecidos y tienen sus empleos, aunque sostuvo que los tres manifestaron su deseo de visitar periódicamente a sus familiares para tratar de afianzar la relación interrumpida por más de 20 años.

“Algo interesante también es que lograron mantenerse unidos en el orfanato, pues cuando alguien tenía la intención de adoptarlos, Jacinto, el más grande explicaba su situación y decía que los tenían que adoptar a los tres, por lo que en ese lugar recibieron educación y ahora trabajan en diferentes áreas”, precisó Reyes.

Guatemala vivió entre 1960 y 1996 un conflicto armado que dejó unos 50,000 desaparecidos, según un informe de las Naciones Unidas presentado en 1999.

Según el informe de la Comsión del Esclarecimiento Histórico (CEH), ausipiciado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), la guerra interna que duró 36 años y que concluyó el 29 de diciembre de 1996, dejó una estela de 200,000 víctimas entre muertos y desaparecidos.

Tomado de www.eldiariony.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.