Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Sierra del Lacandón agoniza: Más de 136 kilómetros deforestados
Por Equipo de investigación de El Periodico - Guatemala, 15 de abril de 2008

Deforestan extensa área similar al territorio de las cabeceras de San Marcos, Quetzaltenango o Sololá. Oficialmente no se encuentran registros de quiénes podrían ser los supuestos propietarios de esta finca. Lugareños dan cuenta que las tierras son utilizadas en su mayoría para la ganadería.

Las imágenes de la depredación de la selva petenera son evidentes. Basta con accesar a Google Earth para comprobar que más de 136.8 kilómetros cuadrados o 13 mil 600 hectáreas se encuentran totalmente deforestadas.

El área no pasa inadvertida, el tamaño de esta finca es similar a la extensión de terreno que tienen las cabeceras departamentales de San Marcos, Quetzaltenango o Sololá.

“Una parte de la misma es área protegida y la depredación a la que la han sometido los invasores es similar a la extensión de los municipios de Pachalum, Quiché y San Rafael Pie de la Cuesta, San Marcos; es un terreno tan grande que también se equipara a San Miguel Dueñas, Sacatépequez”, según autoridades del Consejo Nacional de Áreas Protegidas(Conap) y del Ministerio de Agricultura (Maga).

La tercera parte de la zona devastada es parte del área protegida y pertenece al Parque Nacional Sierra del Lacandón, son 4 mil 200 hectáreas o 4 kilómetros cuadrados los que han sido usurpados y deforestados.

El resto de la tierra se ubica en la zona de amortiguamiento del área protegida. El asentamiento humano donde se encuentra la extensa finca es parte de la comunidad Tierra Linda Zapotal. Los pobladores indicaron que los terratenientes se han apropiado de cientos de héctareas y las autoridades no hacen nada.

La finca de “los Mendoza”

Esta extensa propiedad deforestada que se observa desde los satélites, no tiene un nombre oficial, ni tampoco aparecen propietarios en los registros de la propiedad por ser tierras usurpadas. Pero los lugareños la conocen como la finca de Los Mendoza.

El lugar colinda con las comunidades de Las Victorias, La Llorona y Tierra Linda Zapotal, municipo de La Libertad, ubicados a 600 kilómetros de la ciudad capital y enclavado en la selva petenera entre caminos de lodo y terracería.

Los vecinos de La Libertad aseguran que el lugar es tierra “sin ley”. “En ese lugar los terratenientes y los invasores están acabando con la poca selva que va quedando”, dice Rómulo Mejía un petenero de nacimiento.

“Invasiones de campesinos, ganaderos y narcotraficantes han hecho de Petén su territorio. Además, la presencia de las autoridades es casi nula, todos los días hay tráfico de ilegales y paso de droga”, comentan los propios lugareños.

Los pobladores de las aldeas aledañas, que han sido jornaleros de la finca Los Mendoza aseguran que allí se cultiva papaya y palma africana, el resto de las tierras son utilizadas para crear ganado, comentan.

Aunque con hermetismo algunos campesinos han dicho que existen pistas de aterrizaje y producción de amapola y marihuana, extremo que no pudo ser comprobado pues es imposible accesar al área por los custodios armados que se desplazan por toda la propiedad.

Terrenos usurpados custodiados con Mini Uzis y fusiles de asalto

Además de la deforestación, la finca que se observa por satélite puede ser localizada por la “Laguna Mendoza”. Esta laguna, según los mapas del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y del Archivo de Centroamérica de 1930, se llamaba Laguna de Santa Cruz; sin embargo, no se tiene registro de cuándo cambió al nombre actual.

Actualmente, las cuencas de la Laguna Mendoza se encuentran deforestada casi en su totalida. Incluso, una parte es utilizada como potreros durante el verano. Esa laguna junto a Repasto Norte y Repasto Sur son las únicas tres de la reserva, el resto son cenotes y lagunetas que han desaparecido.

Dos de las entradas principales a dichas propiedades son resguardadas celosamente las 24 horas por hombres con armas cortas y subametralladoras mini UZIS. Una garita de dos pisos se encuentra en construcción.

Dar con el origen de los guardianes de “la propiedad” es cuestión de oído. Su tono de voz es como el del acento de quienes viven en el oriente del país, Jutiapa principalmente. No se tiene un número exacto de cuántos hombres custodian el área, pero se pudo observa más de diez solo en la entrada.
Con prepotencia preguntan a las personas que se acercan a los portones de estos extensos terrenos “qué buscan en el lugar”, y refieren que la propiedad es privada y es prohibido ingresar.

¿Privada?, pero al tratar de obtener los documentos en las instituciones, donde deberían estar registradas estas propiedades, no hay explicación de los propietarios ni existen documentos que los acrediten.

¿Quiénes son los dueños de las tierras?

Se consultó al Registro de Información Catastral (RIC) de La Libertad, pero en los archivos de esa institución no se tienen datos sobre la extensión o quiénes administran esas tierras. Funcionarios del RIC, que por temor a represalias no dieron sus nombres, indicaron que se habla de la familia “Mendoza” de Izabal, como la dueña, cuyos integrantes han sido sindicados de formar una poderosa banda de narcotráfico.

El RIC aún no hace la medición de esa tierra, pues por falta de presupuesto no han podido llegar al lugar y aseguran que será dificil realizarlo por la cantidad de hombres armados qu resguardan el área.

En la alcaldía de ese municipio tampoco existe ningún registro.

En la oficinas centrales del Fondo de Tierras (Fontierra), tampoco proporcionaron el nombre de los supuestros propietarios.

Claudia Santizo, directora del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), reconoció que la finca tiene gran parte de su extensión dentro del área protegida del Parque Nacional Sierra de Lacandón, pero que no se puede hacer nada para sacar a los invasores y muchos menos hacerlos pagar por los daños ocasionados al patrimonio nacional.

Santizo, dice que no conoce el área invadida ni quiénes son los supuestos dueños, se justifica aduciendo que asumió el cargo en enero pasado.

Un informe de Defensores de la Naturaleza da cuenta que entre los supuestos propietarios del área se encuentran:Arcadio Oliveri Sandoval Sandoval, Casta Albert Pinto L. de Sandoval, Hilton Harry Papa Palencia, Silvia Lucrecia Martínez Sandoval, Argelia Yolanda Martínez Sandoval, así como Gustavo Israel Martínez Díaz, Abelardo Martínez Bonilla, Edgar de Jesús Lima Quiñónez, Marco Vinicio Cuéllar Martínez y Francisca Elvira Briz Barillas.

La mayor parte de ellos son originarios de Jalapa y de la ciudad capital.

Empleados de la Municipalidad de La Libertad, con preocupación aseguran, que dicha propiedad es de la familia Mendoza, oriunda de Morales, Izabal; aunque no aparezcan en registros.

Las primeras pistas de la investigación

El lector de “elPeriódico”, Alejandro Ruano, fue quien descubrió en el sistema Google Earth la enorme área deforestada en Petén. Gracias a la información que él proporcionó a “miPeriódico”, el equipo de investigación pudo ir en busca de más información periodística. Si usted también quiere explorar el área puede acceder a http://earth.google.com y posicionarse en el departamento de Petén.

Erosión y devastación

Cuando se ingresa a través del sitio Google Earth, se observa que dicha finca pareciera que tuviera grandes construcciones de cemento, pero al acercarse un poco más al punto se puede apreciar que son tierras erosionadas a consecuencia de la quema de los bosques, luego campesinos siembran maíz y pasto.

Dos rectángulos de más de un kilómetro cuadrado se observa dentro del área a través de los satélites, cada uno cuenta con dos círculos perfectamente bien realizados.

“elPeriódico” trató de ingresar a la finca, pero hombres armados negaron el acceso. Sin embargo, se tuvo acceso a fotografías áreas que dan cuenta de la devastación del área. Expertos del Ministerio de Agricultura (MAGA) opinan que esta erosión deja a la tierra infértil. “Se debe esperar por lo menos 40 años para que de nuevo sea productiva”.

De acuerdo al Sistema Nacional de Prevención y Control de Incendios Forestales (Sipecif) se han quemado 600 mil hectáreas de bosque a consecuencia de incendios forestales en los últimos nueve años, provocados por los invasores. De estos datos, el 35 por ciento de la deforestación se evidencia en el departamento de Petén, quien pierde 45 mil hectáreas cada año.


La selva en agonía, Conap de brazos cruzados

La directora del Conap, Claudia Santizo, se justificó aduciendo que es nueva en el cargo y que no tiene información sobre la depredación del área protegida. Además asegura que la falta de fondos no les permite detener el crecimiento de la frontera agrícola.

A criterio de ambientalistas, las tierras de Petén fueron repartidas en la década de los sesenta por las entidades Fomento y Desarrollo de Petén (FYDEP) y el Instituto Nacional para la Transformación Agraria (INTA).

El parque Nacional Sierra del Lacandón fue reconocido como tal, el 30 de enero de 1990 mediante el decreto 5-90, durante el Gobierno de Vinicio Cerezo. La finalidad de realizar este documento fue para rescatar sus 290 kilómetros. Sin embargo, antes que entrara en vigencia dicho decreto, las áreas ya estaban ocupadas y se convirtieron en zona de uso especial, es decir cualquier alteración a su ecosistema tendría que ser regulado por el CONAP.

A pesar de esta legislación que obliga al CONAP a proteger las áreas, el sitio de Google Earth muestra que el CONAP no ha cumplido con su labor.

Óscar Melinia, director del Instituto de Incidencia Ambiental, dice que “la finca es enorme y que se debería investigar a quién pertenece ya que se encuentra en un área protegida”.

Noé López, jefe de la Unidad de Delitos contra el Medio Ambiente, indicó que aún no tienen ninguna querella del caso. Pero que al tener la denuncia por parte del Conap sobre usurpación de la Sierra del Lacandón, procederán a los desalojos en forma inmediata.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - 140408


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.