Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Campesinos de CNOC reclaman al gobierno una política agraria
Por Abner Guoz - 18 de Marzo 2004

Otto Pérez Molina, comisionado de Seguridad: “¿ Qué pasará si un juez nos ordena desalojar una finca? Lo tendremos que hacer”.

Se anuncian dos manifestaciones contra el desalojo de fincas y orden de captura contra 50 líderes. Una de ellas coincide con la visita del mandatario Vicente Fox.

Los campesinos se quejan de que con la nueva administración sólo se reportan desalojos.

Campesinos a las calles

El Centro Histórico será escenario de marchas de protesta organizadas por la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (Conic). Gilberto Ajcz anuncia la primera actividad para el 23 de marzo, fecha que coincide con la visita del mandatario mexicano, Vicente Fox, mientras que la segunda será el 30 de marzo, luego de que esta organización considerara que el gobierno no se ha preocupado por ofrecer una salida a la crisis en el sistema agrario del país.

Juan Tiney, director de Conic, anuncia que la marcha del 30 de marzo será el primer recordatorio a Berger de que no ha cumplido y que existe riesgo en el interior del país de que la crisis alimentaria cobre más vidas.

Han pasado más de 60 días desde que Óscar Berger tomó posesión, lapso en que se reportan 5 desalojos en fincas con saldo de 200 familias en el abandono y 50 órdenes de captura contra campesinos. Esto en contraste con los últimos dos años del gobierno de Alfonso Portillo, cuando no se realizaron desalojos.

En tal sentido, Daniel Pascual, dirigente de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC), dice que luego de 60 días de trabajo de la nueva administración no se visualiza una estrategia agraria y a cambio sólo se reportan desalojos.

Esto no es compartido por Jafeth Cabrera, secretario de Asuntos Agrarios, quien dice que ha sostenido reuniones con diferentes organizaciones campesinas a fin de conocer los problemas y luego tomar las acciones adecuadas.

El funcionario recuerda que Berger ya se comprometió a no propiciar más desalojos, pero también ha solicitado a las organizaciones campesinas que no ocupen más fincas. Todo ello, mientras se instalan dos mesas de diálogo que a su juicio serán el génesis de la solución al problema de la tenencia de la tierra.

La primera mesa es la de conflictividad. En ella, explica Cabrera, se tocarán todos los temas relacionados con las invasiones, desalojos y, a su juicio, no es algo que deba consumir mucho tiempo ni energía. “Es cuestión de voluntad política, y nosotros la tenemos, subraya”.

La segunda es la que consumirá más etapas y jornadas de trabajo, pues toca el tema de la Reforma Agraria “o como quieran llamarla”, dice. Se convocará al gobierno, sociedad civil y los propietarios de tierras. Cabrera cree que el desarrollo rural sólo se puede propiciar si los actores ceden y manifiestan su intención de alcanzar acuerdos.

Sin respuesta

Miguel Ángel Sandoval, dirigente de la Plataforma Agraria, dice que los sectores indígenas ya manifestaron esa voluntad política al reunirse con el vicepresidente Eduardo Stein, con los viceministros de Agricultura y los jefes de bloque de los partidos representados en el Congreso. Pero, a pesar de ello, no existe una respuesta al plan de los cien días que firmó Berger y que contempla, entre otras cosas, atender la crisis cafetalera, propiciar el acceso a la tierra y acompañar a los campesinos con proyectos productivos.

Otto Pérez, comisionado presidencial de Seguridad, manifiesta que el gobierno de Berger se ha comprometido a no realizar más desalojos. Pero se pregunta “¿qué pasará si un juez nos ordena desalojar una finca?” “Lo tendremos que hacer”, responde.

Tomado de www.elperiodico.com.gt

 

 


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.