Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Radiografía de los delitos contra la vida en Guatemala
Por Claudia Acuña - Guatemala, 19 de enero de 2008

Estudio del Instituto Interamericano de Derechos Humanos devela el desempeño del sistema de justicia en el país al momento de investigar un asesinato.

El grado de violencia en el país ha cobrado varios miles de vidas. De acuerdo con los registros de la Policía Nacional Civil entre 2003 y 2005, los homicidios se incrementaron en el país en un 26 por ciento.

Este aumento generó el primer estudio de delitos contra la vida que ocurren en el territorio nacional, el cual fue realizado por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), patrocinado por Suecia, y concluyó en octubre de 2007.

Se firmaron cartas de entendimiento entre el Ministerio de Gobernación, el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia para estudiar las características de 478 casos ocurridos entre 2005 y 2006 (asesinato, homicidio, parricidio, homicidios en estado de emoción violenta e infanticidio) en los departamentos de Guatemala, Escuintla y Jutiapa; ya que en esos lugares, se concentra el mayor número de los homicidios que ocurren en el país.

Las razones que, según el informe, causan que en estos departamentos sean elevadas las cifras de asesinatos, se debe a que son los sitios donde se concentran las actividades comerciales del país y hay mayor densidad de personas que, generalmente, no cuentan con los servicios básicos ni con empleo.

Dentro del contexto del informe se enfatiza que la violencia tiene impacto socioeconómico en la sociedad porque genera costos en los sistemas de salud, justicia y seguridad; pero también en la economía, la inversión y la convivencia familiar, social, laboral y de esparcimiento.

De acuerdo con el estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo El costo económico de la violencia en Guatemala, publicado en 2006, cada persona muerta de manera violenta representa un costo para el país de US$64 mil.

Otro de los puntos medulares del estudio del IIDH es la falta de coordinación entre las instituciones del sector justicia desde el momento en el que se conoce un asesinato. Cuestiones como las estadísticas y procedimientos no son seguidos por el personal policial y de la Fiscalía.

El documento indica que, en la mayoría de casos, los expedientes cuentan solo con la hoja de levantamiento del cadáver y en pocas ocasiones se le sumó el informe policial. Se considera que después de un mes de que ocurre un hecho, es difícil ubicar al o los responsables e individualizarlos, además de identificar un móvil, pues generalmente se menciona la venganza, conflictos entre pandillas o el crimen pasional a manera de justificación.

Según el estudio, es evidente la falta de voluntad para esclarecer los homicidios cuando no se agotan las investigaciones en la escena del crimen. Por ejemplo, si una persona es herida en la vía pública, el Ministerio Público (MP) no llega al sitio sino hasta que la persona muere en el hospital. Cuando regresa a la escena primaria, ya se han perdido las evidencias.

Se enfatiza que los fiscales adoptan una actitud “de escritorio” y dejan en manos de los detectives policiales la investigación, sin dictar los lineamientos. Agrega que, en muchas ocasiones, estos dejan de accionar por temor a represalias. Se señala que existe descoordinación entre las instituciones por desconfianza o celo profesional, puntualiza el estudio. También se dejan de realizar varios análisis que podrían permitir aclarar un homicidio.

El 60 por ciento de los expedientes fueron revisados en agosto de 2007, ocho meses después de que ocurrieron los asesinatos, y establecieron que los avances fueron muy pocos.

El estudio recomienda buscar mecanismos que permitan la creación de estrategias de planificación operativa, organización y coordinación interinstitucional, para mejorar el manejo de la escena del delito, así como procedimientos para una adecuada investigación criminal, encaminada a la búsqueda de la prueba científica por sobre la testimonial.

Consideran necesaria la capacitación en manejo de escena y en técnicas de investigación criminal orientadas a utilizar metodologías apropiadas para obtener información y esclarecer los hechos, lo que debe incluir un trabajo en el cambio de actitud del personal que investiga homicidios en Guatemala.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.