Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 7 - 2010

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

26,994 armas salieron del almacén del Ejército ilegalmente
Por el Equipo de investigación de elPeriodico - Guatemala, 19 de febrero de 2010

En la transacción ilegal 26 mil armas ofensivas (fusiles, ametralladoras, rifles), 226 pistolas, 38 mil 789 tolvas y 10 millones de cartuchos salieron del Almacén de Guerra en 22 contenedores. La transacción ha permanecido oculta en el Ejército.

Un total de 26 mil 994 armas fueron sacadas ilegalmente del almacén de guerra del Ejército de Guatemala, y se presume que la mayor parte de ellas fueron vendidas a la empresa Century Arms Inc y otras al traficante internacional de armas Monzer Al Kassar, entre mayo de 2006 y mayo de 2007. Oficiales de alto rango de la institución armada, entre los que se encuentran los ex ministros de la Defensa, Francisco Bermúdez Amado y Cecilio Leiva Rodríguez, se encuentran involucrados, según documentos internos del Ejército en manos de elPeriódico.

La mayoría de las armas son exclusivamente de uso militar y consideradas como material bélico y, de acuerdo al Artículo 16 de la Ley de Armas y Municiones, su venta o distribución es ilegal.

El armamento y las municiones fueron trasladadas desde el Almacén General del Servicio de Guerra del Ejército, ubicado en la zona 13 de la capital, en varios contenedores y sin que los altos mandos del Ejército hayan dado explicaciones de la supuesta venta.

En agosto de 2007, elPeriódico dio a conocer una investigación en la cual se detalla que el traficante internacional de armas, Monzer Al Kassar, habría comprado las armas al Ejército, que fingieron ser chatarra, para venderlas a grupos guerrilleros colombianos. Según la investigación, uno de los principales responsables fue el coronel Otto Guillermo Spiegler, quien fungía como Director de Finanzas del Ejército en esa época.

Ahora, un documento interno del Ministerio de la Defensa en manos de elPeriódico da cuenta que en la transacción se enviaron 13 mil armas ofensivas (fusiles, ametralladoras, rifles), 226 pistolas, 38 mil 789 tolvas y 10 millones de cartuchos (balas).

De acuerdo con expertos consultados, los fusiles y las ametralladoras oscilan en el mercado en unos US$1,250 cada uno, las carabinas y rifles US$500, las pistolas US$300 y los cartuchos a US$0.50 cada uno. Aunque los precios también dependen de la cantidad que se adquiera. Pero se considera que el monto de lo vendido puede rebasar los Q300 millones.

Una fuente militar que participó en el traslado indicó que los datos habían permanecido ocultos “por órdenes superiores”. Además, relata que los traslados se hicieron con fuerte custodia y por medio de una empresa privada.

De hecho, el MP ya citó al ministro de la Defensa, Abraham Valenzuela González, para que explique la dudosa transacción, que se dio cuando ocupaba ese cargo Francisco Bermúdez Amado, ministro hasta el 28 de diciembre de 2006 y sustituido por Ronaldo Cecilio Leiva Rodríguez.

“El armamento en mención se movilizó del Almacén General del Servicio de Material de Guerra hacia el Puerto Santo Tomás de Castilla, Izabal”, resalta el informe.

El documento Certificación de armamento y munición permutadas entre el Ministerio de la Defensa Nacional y la compañía Century Armas Inc., resalta que todo traslado se dio por ese puerto.

El lote de armas salió en 22 contenedores rumbo a Estados Unidos y posteriormente a la sede de la compañía Century Arms, en el Estado de Vermont, EE.UU.

La empresa en su sitio de internet resalta que son los importadores y exportadores de armas más grandes de América del Norte.

Los embarques de armas ilegales

De acuerdo al documento interno del Ejército, el primer embarque de armas se dio el 21 de junio, el segundo el 23 de agosto, el tercero el 4 de septiembre, el cuarto el 16 de noviembre todos de 2006 y el último el 25 de mayo de 2007.

Aunque el documento no lo especifica claramente, fuentes del Ejército señalan que la institución armada recibió otras armas a cambio del arsenal enviado a la compañía en mención. En una parte del informe resalta que fue una permutación y otra que fue una venta.

Desde el martes se envió un correo al vocero del Departamento de Información y Divulgación del Ejército (DIDE), Byron Gutiérrez, para solicitar una entrevista con el actual Ministro de la Defensa, pero no ha respondido las interrogantes.

Mario Polanco, del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), resaltó que es un tema que tiene muchas aristas y que el MP debe investigar a fondo “las armas pueden estar en manos de delincuentes y alguien se benefició con el negocio millonario”, destacó.

“Hay mucha debilidad en el mando de armas por parte del Estado y en el Ejército hay grupos del crimen organizado que utilizan el armamento para cometer actos ilegales”, agregó Polanco.

Fusiles vendidos podrían armar a un ejército de 50 mil

Militares retirados consultados señalan que fusiles que fueron retirados del Almacén General del Servicio de Material de Guerra, como los Mausser calibre 7.62 mm de origen alemán también son codiciados por coleccionistas y otros como el M1 calibre 30 mm estadounidense son de gran demanda.

También ven con preocupación que armas como los 13 mil 68 fusiles Galil de fabricación israelí que fueron sacados del Almacén Militar pueden ser utilizados ilegalmente. Con esta cantidad de pertrechos de guerra se podría dar armas a un ejército de 50 mil soldados, ya que también vendieron 32 mil tolvas de ese calibre y 7.8 millones de cartuchos.

El verdadero destino de las armas es desconocido. Un oficial retirado indica que el armamento pudo haberse destinado a países africanos que viven en conflicto. Detalla que fusiles como el Galil su registro es inalterable por lo que se podrían rastrear más fácilmente.

Dentro del lote también se encuentran Galiles de origen israelita y M-16 y M1 de Estados Unidos y que por su poder son codiciadas por grupos criminales de Guatemala y otros países.

En el 2007 cuando elPeriódico publicó el primer reportaje no se tenía los datos exactos de todas las armas y que ahora sale a la luz pública.

Los responsables

Según el documento en manos de “elPeriódico”, quienes habrían estado implicados en este trasiego de armas son:

Los ex ministros de la Defensa:

Francisco Bermúdez Amado: Ministro de la Defensa del Gobierno de Óscar Berger y luego designado embajador de Guatemala en Argentina, pero sus credenciales no fueron aceptadas por la oposición de grupos de derechos humanos, por lo cual fue enviado a Taiwán, actualmente trabaja en la Embajada de Guatemala en México.

Ronaldo Cecilio Leiva Rodríguez: Ex Ministro de la Defensa. Comandó las zonas militares de Quiché y Huehuetenango. Fue Inspector General del Ejército y Viceministro de la Defensa. Participó en un intento de golpe de Estado en contra de Vinicio Cerezo.

Otto Guillermo Spiegler: Fungía como Director de Finanzas del Ejército en esa época y se le sindica de haber dado la orden para que las armas salieran del Almacén de Guerra en contenedores.

Coroneles:
>Vidal Alejandro de León Fernández
>José Alfredo Cotzojay Chacón
>Francisco Roberto Pérez Samayoa

Tenientes coroneles:
>Hugo Rogelio Larios López
>Byron Manuel Santos Galindo
>Rulder Gustavo Rivera Moscoso
>Carlos Eduardo Guevara Zelon
>Carlos Suárez Ortiz
>Marlon Palencia Bocaletti

Mayores
>Edwin Heriberto González Esteban
>Carlos Ernesto Estrada Ruano
>Sergio Arnoldo Tuyuc Abaj
>Julio Roberto Barrientos
>Jorge Mario López Ramos
>Miguel Ángel Secaira Santandrea
>Carlos González Navarro
>Carlos Noé Ávila Marroquín
>Mynor Israel Rivera Acuña

De la Auditoría Militar:
>Gerson Leonel Castañeda Vargas

Teniente de Infantería:
>Byron Requena Gómez

Capitán de Infantería:
>Efrén Rodolfo Farfán Lemus

Sargentos Mayores:
>Gustavo Adolfo Escalante Rodríguez
>Byron Requena Gómez

Capitán de Intendencia:
>Óscar Suárez Ortiz

Century Arms Inc.

Traficantes internacionales habrían comprado armas del Ejército.

>Una investigación publicada por “elPeriódico” el 6 de agosto de 2007 resalta que traficantes internacionales compraron armas a la institución armada.

>La nota resalta que el 15 de agosto de 2006 el Ejército de Guatemala y Century International Arms realizaron negocios de un lote de armamento chatarra.

>Sin embargo, los registros del Servicio de Material de Guerra del Ejército de Guatemala, no dan cuenta que se trata de armas inservibles.

>El intermediario en la negociación fue la empresa guatemalteca Grupo de Representaciones Internacionales S.A. (Girsa).

>En la publicación se detalla que las armas se intentaron vender a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), por medio del traficante de armamento sirio, Monzer Al Kassar, quien se encuentra detenido en Madrid, España desde el 8 de junio de 2007.

>Los involucrados fueron: los ex ministros de la Defensa, Francisco Bermúdez y Cecilio Leiva, así como Juan Carlos Leal Medina, ex titular de la SAAS, y Otto Guillermo Spiegler.

Preguntas sin resolver

1. ¿Con qué objetivo vendieron 13 mil fusiles Galil y 7.8 millones de cartuchos calibre 5.56 y 32 mil tolvas?

2. ¿En manos de quiénes se encuentra todo el arsenal?

3. ¿Por qué se mantuvo en secreto el negocio?

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.