Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La impunidad, un desafío
Por Francisco Cuevas - Guatemala, 15 de junio de 2008

La ineficiencia del Ministerio Público en Guatemala se convierte en aliada de los delincuentes

Con un promedio de quince asesinatos diarios, Guatemala se ha convertido en uno de los países donde la inseguridad ciudadana alcanza niveles alarmantes.

Aun cuando las autoridades intentan implementar acciones para detener la criminalidad, el país se enfrenta a un mal que todos conocen y muchos ignoran, la impunidad.

El Ministerio Público guatemalteco es una institución que no alcanza a cuajar en un proceso para fortalecer el Estado de Derecho. Su alto nivel de ineficiencia se convierte en el mejor aliado de los delincuentes.

Guatemala, ya sea en campo financiero, con el narcotráfico, con el crimen organizado o con simples robacarteras, no puede presumir de contar con un organismo eficiente en la persecución penal.

Por ejemplo: Ya han pasado tres años y los máximos responsables de la quiebra de dos bancos, que provocaron efectos negativos en al menos dos millones de guatemaltecos, continúan en libertad; se sabe que ingresan por cualquier frontera sin que autoridad alguna pretenda su captura y menos al Ministerio Público.

En el campo del narcotráfico y el crimen organizado, hasta hoy las condenas que logran los fiscales se circunscriben a aquellas personas que son detenidas por distribuir drogas al menudeo o por robar un celular.

La trata de personas continúa creciendo, las adopciones ilegales que se han cometido en los últimos cuatro años, que superan las dos mil quinientas, no han concluido con condenas para los responsables.

En el país se conoce el listado de notarios, médicos, hoteles, hospitales y casa cuna que se involucran en estas transacciones que cada año les generan alrededor de doscientos millones de dólares y el Ministerio Público exige que se entreguen pruebas cuando es a sus investigadores y fiscales a quienes corresponde encontrarlas.

La pérdida de procesos penales es una práctica común en los tribunales de justicia, un mal que también arrastra el mismo Ministerio Público, inclusive aquellos de alto impacto, con los cuales se pretendió en algún momento castigar a ex funcionarios de Gobierno.

En medio de ese desesperante ambiente de impunidad, los ciudadanos deben unir sus fuerzas para que, de manera conjunta, enfrentar como un desafío el vencer la impunidad, para lo que debe exigir cambios radicales desde el Mismo Ministerio Público en la actuación de los jueces, y obligar que las fuerzas de seguridad a que sean eficientes.

Fuente: www.esmas.com - 140608 - Ref.: Noticieros Televisa


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.