Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Continúan en ecos de tributo a revolución de 1944
Por la redacción de Granma - Guatemala, 21 de octubre de 2004

A gritos de "viva la revolución del 44" y "mientras haya pueblo, habrá revolución", miles de guatemaltecos y guatemaltecas salieron a las calles para condenar la persistencia de la política injerencista de Washington en Latinoamérica, informó PL.

Actos, foros de debate y protestas callejeras organizados en el interior del país y en esta capital por el Comité de Unidad Campesina (CUC), la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (CONIC) y la Asociación Maya Mam, sirvieron para exaltar el legado de los ex presidentes Juan José Arévalo y Jacobo Arbenz.

Las agrupaciones campesinas e indígenas recordaron la década del Gobierno revolucionario como la "auténtica reivindicación de los sectores sociales del país", principalmente de los labriegos, que fueron beneficiados con la reforma agraria, entre otros logros.

Jóvenes de la organización Hijos e Hijas por la Identidad por la Justicia, contra el Olvido y el Silencio (HIJOS) cubrieron de pintura roja la entrada del Palacio de la Policía Nacional Civil (PNC), en esta capital, simulando el derramamiento de sangre ocurrido en la Finca Nueva Linda, en Retalhuleu, el pasado 31 de agosto, durante un desalojo de campesinos sin tierras.

Con diversos discursos, los manifestantes coincidieron en que el actual Gobierno debe solucionar el problema de la falta de seguridad, la violencia, la educación, la pobreza, la tenencia de la tierra y la falta de fuentes de empleo digno.

Para el historiador Jorge Luján Muñoz, el inicio de la guerrilla (1960) y del proceso de represión militar que duró hasta 1996 fueron "producto y reacción generadas por la contrarrevolución autodenominada liberacionista, que interrumpió el proceso democratizador iniciado en 1944".

El catedrático de la Universidad del Valle de Guatemala afirmó que en pocos pasajes registrados por la historia nacional, confluyen a la vez mito y frustración, pues muchos recuerdan o valoran la década de 1944 al 1954 con matices de exaltación mítica y de impotencia.

Tomado de www.granma.cubaweb.cu


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.