Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Habrá muerto el padre de Ricky Méndez Ruíz?
Por J. Russel - Guatemala, 4 de febrero de 2016

Dicen que se debería respetar a los muertos, pero la historia está repleta de enterrados que no merecen respeto y que tampoco deberían descansar en paz.

A principios de Enero del 2016, Ricardo Méndez Ruíz nos informó que su padre, el General Ricardo Méndez Ruiz Rohrmoser había fallecido. Este evento fue reportado por los medios sin ser cuestionado o verificado por alguien competente.

Ciertamente hubo un velorio en una funeraria. Entre llantos y las acostumbradas expresiones de tristeza, llegaron muchas personas a expresar sus condolencias, un escenario muy común en Guatemala.

Tampoco hay alguna duda que un ataúd haya sido enterrado en el mausoleo familiar o en alguna cripta reservada para militares de alto rango. En fin, donde haya terminado el féretro no es importante.

Lo que si sería mucho más interesante saber, es si el ataúd del General Ricardo Méndez Ruiz Rohrmoser contenía su cuerpo.

Hay varias razones por la cual cuestionamos la muerte oportuna del General.

Conforme reportes mediáticos, el nombre del general estaba incluido entre la lista de militares que fueron capturados unos días después y ligados a crímenes perpetrados durante la guerra interna.

Con su muerte oportuna apenas unos días antes de la redada, el padre de Ricky se salvó de ser incluido en la lista de militares capturados y ligados.

Como representante de la Fundación contra el Terrorismo, Ricky no podía permitir que su padre fuera enjuiciado con los otros.

Es posible que Ricky se percató de la inminente redada planeada por el MP y la CICIG y decidió salvar a su padre de la vergüenza, pero dejó que los demás militares fueran capturados.

También es posible que con la cooperación del Sastre de Guatemala y fugitivo Luis Mendizábal, Ricky armó un plan para fingir la muerte de Ricardo Méndez Ruiz Rohrmoser.

El general ya estaba viejo y nadie sospecharía que su muerte fuera otra cosa que mala suerte, no solo para su familia, pero también para la justicia Guatemalteca.

De esta manera . . . Como defensor de los militares, Ricky podía seguir defendiéndolos en público a capa y espada, desviando toda sospecha en su contra.

Por si acaso el general Ricardo Méndez Ruiz Rohrmoser resulta no estar en su tumba, puede que esté viviendo en la misma finca donde la Fundación contra el Terrorísmo tiene a Luis Mendizábal, protegido del alcance de Interpol, la CICIG y el MP (Ministerio Público).

Nuestra opinión es especulativa. Sin embargo, no sería una mala idea que el MP obtenga una orden del Juez Gálvez para exhumar el cadáver del General y ordene al INACIF que se hagan pruebas de ADN, para que así no permanezca alguna duda sobre la oportuna y supuesta muerte del General Ricardo Méndez Ruiz Rohrmoser.

Por el otro lado . . . si resulta que el contenido del ataúd no es el cadáver del general y el cuerpo resulta ser de un peregrino desconocido, o peor todavía, solo contiene unas piedras para darle peso, sería interesante oír la explicación de Ricky.

Mientras tanto . . . la CC (Corte de Constitucionalidad) ha confirmado la condena emitida por la PDH (Procaduría de Derechos Humanos) contra Ricardo Méndez Ruiz y su Fundación contra el Terrorismo, por difundir mensajes de odio contra defensores de los derechos humanos.

Al conocer la decisión, Méndez Ruiz respondió en su cuenta de Twiter: “No retrocedo en lo que haya escrito o dicho. No es necesario incitar el odio hacia ellos, ya la gente los odia”.

Para los que no están al tanto de las actividades de Ricky y su Fundación contra el Terrorismo, el 6 de Enero de 2016, el Guatemala Chronicle publicó este artículo titulado Ricardo Méndez Ruiz – ¿Un secuestro fantasma?

Fuente: guatemalachronicle.wordpress.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.