Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Activistas rodean la casa de Donaldo Alvarez; piden que México lo mande a España
Por Ana Chavez,Rosa Rojas y Gustavo Castillo - 11 de diciembre de 2004

Descubren en Tlalnepantla a ex ministro guatemalteco acusado de genocidio

La hermana de Rigoberta Menchú, en la valla; está implicado en la muerte de Alaíde Foppa

Integrantes de la Fundación Rigoberta Menchú, entre ellas la hermana de la premio Nobel, Ana Menchú Tum, además de decenas de exiliados y defensores de derechos humanos, montaron guardia ayer frente al domicilio del ex ministro del Interior de Guatemala, Donaldo Alvarez Ruiz, en Tlalnepantla, uno de los ocho presuntos responsables de genocidio en ese país centroamericano y contra quien un juez de la audiencia española emitió una orden de detención internacional.

El ex funcionario está acusado por el juez Fernando Grande-Marlaska de participar en la ocupación violenta de la embajada española en Guatemala en 1980, donde se había refugiado un grupo de indígenas, asalto en el que murieron 37 personas, entre ellas el padre de la premio Nobel de la Paz, Vicente Menchú, además de ciudadanos españoles.

"La esperanza de justicia que guardamos durante mucho tiempo se está cumpliendo", expresó anoche Ana Menchú Tum, quien permaneció fuera del fraccionamiento Jacarandas, en el municipio de Tlalnepantla, donde se localizó a Alvarez Ruiz, en espera de que personal de la Procuraduría General de la República (PGR) cumpliera la orden de detención internacional contra quien fuera el encargado de la política interna durante los regímenes militares de Kjell Eugenio Laugerud y Lucas García.

A su vez, el presidente de la Fundación Rigoberta Menchú, Gustavo Meoño Brenner, dijo que tienen información de que la orden internacional de detención llegó ayer mismo a la PGR.

Por ello y en espera de que un juez mexicano gire la orden de detención contra Alvarez Ruiz, con base en el tratado de extradición con España, decenas de exiliados guatemaltecos, argentinos, chilenos, así como activistas mexicanos de derechos humanos se movilizaron para rodear la casa en Tlalnepantla, con el propósito de evitar que el indiciado pudiera darse a la fuga y evadir la causa de la justicia internacional.

"Esperamos que la detención de Alvarez Ruiz se produzca en las próximas horas" comentó Meoño Brenner.

Sin embargo, por la noche la PGR informó que no tiene conocimiento formal de la petición del juez español para detener a Alvarez Ruiz y precisó que no podrá actuar hasta que tenga el documento con que el Poder Judicial del reino de España lo solicita.

Horas antes, la audiencia española dio a conocer la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de ordenar la detención del ex ministro guatemalteco. En un principio, el tribunal desechó la petición de Rigoberta Menchú de que se iniciara una investigación por genocidio, al argumentar que no tenía potestad para hacerlo, pero lo admitió finalmente por las víctimas españolas que hubo durante el allanamiento a la sede diplomática ibérica.

"Lo estuvimos investigando y rastreando, hace poco obtuvimos en Estados Unidos una pista que nos condujo a México y aquí lo logramos localizar. Esa no fue acción de ningún gobierno ni de ninguna entidad", explicó el director de la Fundación Rigoberta Menchú Tum, Gustavo Meoño Brenner.

Se trata, recalcó, de uno de los ocho presuntos responsables de genocidio en Guatemala, quien ha residido en México y Estados Unidos durante cerca de 22 años.

Entre los casos emblemáticos de represión y terror cuya autoría intelectual y/o material se le atribuyen a Alvarez Ruiz entre 1978 y 1981 se encuentran: el citado asalto y quema de la embajada de España el 31 de enero de 1980; el secuestro de Alaíde Foppa, el 19 de diciembre de 1980; el secuestro masivo de sindicalistas de la Central Nacional de Trabajadores, el 21 de junio de 1980; secuestro masivo de estudiantes y sindicalistas en el centro Emaús, agosto de 1980; ametrallamiento de estudiantes universitarios en las cercanías de Ciudad Universitaria en Guatemala; ejecución extrajudicial de Oliverio Castañeda de León, secretario de la AEU, y las ejecuciones extrajudiciales de Alberto Fuentes Mohr y Manuel Colom Argueta.

La orden de detención internacional emitida por el citado juez Grande-Marlaska contra Alvarez Ruiz es el primer resultado "concreto y trascendental" de la denuncia por genocidio contra ocho presuntos implicados en masacres, torturas y desapariciones que hace cinco años -el 2 de diciembre de 1999- presentara ante la Audiencia Nacional española Rigoberta Menchú Tum, apuntó Meoño Brenner.

Información de la Fundación Menchú señala que el 23 de marzo de 1982, cuando ocurrió el golpe de Estado que derrocó al general Romeo Lucas, una muchedumbre ocupó la casa de Alvarez Ruiz en la zona 6 de la ciudad de Guatemala. El ministro del Interior ya se había dado a la fuga y se encontraba fuera del país. "Los testimonios de los primeros periodistas que acudieron al lugar mencionaron que en dicha residencia fueron encontrados numerosos archivos con datos y fotografías de personas secuestradas, armas y locales clandestinos con evidencias de haber sido utilizados para la retención y tortura de prisioneros. Nuevamente se mencionó con insistencia el nombre de Alaíde Foppa como víctima de Alvarez Ruiz".

Aproximadamente a las 11 de la noche de ayer Ana Menchú Tum se retiró del lugar y dijo confiar en la eficiencia y solidaridad de las autoridades mexicanas para que se efectúe la detención del ex ministro guatemalteco.

Horas antes, arribó al lugar Marilene Bustamante, hermana del doctor Emil Bustamante, desaparecido por el gobierno guatemalteco, y pidió a las autoridades que México no sea un refugio de delincuentes.

Una vecina dijo que vieron al ex ministro hace aproximadamente dos semanas y que al parecer le dio un infarto.

El ex ministro de Gobernación guatemalteco huyó de su país, al cual no ha vuelto de manera pública desde hace poco más de 18 años, aunque circulan rumores de que ha realizado breves estancias clandestinas, ya que enfrentaría sentencias por la muerte de familias acaudaladas que sufrieron secuestros y extorsiones de manos de los escuadrones de la muerte a su mando.

Anoche, en Tlalnepantla, un joven que dijo ser hijo de Donaldo Alvarez Ruiz aseguró que su padre no se encontraba en casa y que desde hacía varios meses no sabía de él. Sin embargo, quienes desde temprana hora montaron guardia en el lugar testificaron haber visto al ex funcionario salir del domicilio en un auto negro.

Informaron, asimismo, que hasta entrada la noche la Secretaría de Relaciones Exteriores no había recibido el documento que pedía el apoyo para detener al ex funcionario guatemalteco.

Tomado de www.jornada.unam.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.